¿Es creíble ‘Open Windows’ a nivel informático?

La película de Nacho Vigalondo llena de cabriolas tecnológicas su pantalla de ordenador. ¿Cuántas reales y cuántas fantasías peliculeras?

Por
11 de julio de 2014

Por lo general, cuando las películas deciden utilizar algún aspecto de tecnología informática o elementos relacionados con los ordenadores, sabemos que el desastre y la tendencia hacia el absurdo están asegurados. Los mayores errores tecnológicos de películas son una buena demostración, pero también hay otros casos: películas sobre informática que no dan vergüenza ajena. ¿En qué categoría de veracidad tecnológica encajaría Open Windows?

La película de Nacho Vigalondo se desarrolla exclusivamente dentro de una pantalla de ordenador y tiene un cúmulo creciente de malabarismos informáticos mientras cuenta cómo Elijah Wood es manipulado por un hacker misterioso para espiar a su actriz favorita, interpretada por Sasha Grey. Como buen thriller, Open Windows está cargada de giros que piden la suspensión de incredulidad del espectador para que la trama pueda avanzar de forma emocionante. ¿Pero cuántas licencias tecnológicas se toma por el camino? Lo hemos consultado con el experto informático Chema Alcérreca, que nos ha dado su visión y puntuado del 0 al 5 el nivel de veracidad de los momentos más llamativos del filme.

 

[SPOILERS DE ‘OPEN WINDOWS’ A PARTIR DE AQUÍ]

 

— El villano Chord accede al teléfono móvil de la actriz Jill Goddard y le pasa el acceso total (imagen de la cámara, contactos, mensajes, etc.) al protagonista con un link por mensajería instantánea.

1/5 – Posible pero muy, muy poco probable. Los virus y troyanos en el cine están espantosamente exagerados. Es verdad que antes era más fácil entrar en sistemas y modificarlos y, por ejemplo, en Juegos de guerra Matthew Broderick se dedica a escanear números de teléfono con un módem hasta que encuentra un ordenador al otro lado de la línea. Simplemente probando números de teléfono al azar era posible encontrar cosas interesantes… que te podían meter en un buen lío.

Hoy en día los sistemas operativos, programas, webs e incluso portátiles y móviles se diseñan con la seguridad como requisito imprescindible asumiendo que van a ser sometidos a un ataque en algún momento. Incluso en algunos casos se hace público el código para que la comunidad lo analice y detecte problemas. También existen herramientas que analizan ataques así que aunque existan errores normalmente se arreglan rápidamente. Esta paranoia hace que la tecnología sea cada vez más segura y hoy en día haya pocos problemas que afecten a usuarios finales. Esto no impide que alguien decida que 123456, su fecha de nacimiento o el nombre de su perro sea una contraseña segura. Se está trabajando mucho para hacer sistemas seguros a pesar de esto.

¿Cómo sabemos que ha modificado su móvil? Hay caminos mucho más sencillos, como en Ocean’s 13: regalar al sujeto un móvil que previamente tiene el sistema operativo modificado, con los troyanos instalados.

Niños, no aceptéis móviles o pendrives de extraños.

Open Windows

— Electronic Opacity Sync se llama un proceso en la cámara de Elijah Wood. Cuando termina, puede ver a través de las ventanas del edificio de enfrente como si fueran transparantes. ¿Cómo es esto?

3/5 – Posible, con un buen presupuesto. ¡Ja! Me recordó al dispositivo de El caballero oscuro que con un sónar es capaz de representar el espacio a su alrededor. ¡Tiene sentido! Te has gastado una millonada en poner cientos de cámaras en las habitaciones de un hotel, ¿por qué no invertir en un software que genere un mapa interno súper petón? Me imagino a Chord pensando “Ya que he estado dos años programando esta visualización se la voy a enseñar a Elijah para que flipe”.

 

— Más adelante, Elijah Wood entra en el ordenador de Sasha Grey con un simple drag and drop.

0/5 – Fanstasmada. Hacer una película en un escritorio de ordenador ha debido ser un reto tremendo y hackear (para hacer el bien o el mal) no es precisamente un show. La mayor parte del tiempo consiste en usar una o varias ventanas que sólo muestran letras y números, con comandos como  rm -rf ~/.pr0n ~/.h4ck && sudo shutdown now

Propongo un regla general: si en la película no sale nmap (una herramienta de análisis de redes informáticas) es una fantasmada.

Al menos han tirado por un diseño de ventanas realista y muy limpio, aunque insisten en enseñar un montón de números que cambian sin parar. Supongo que la culpa es de The Matrix.

 

— El trío de hackers Triops también se conecta al ordenador de Elijah Wood con gran facilidad, pero, además, lo geolocalizan a través de la cámara de vídeo ping-pong que lleva en el salpicadero del coche.

5/5 – Posible. Un sensor de GPS cuesta menos que un reloj Casio de pulsera y no consume mucha batería. Ya que fabricas algo así, le metes GPS y radio FM. Lo que me sorprende es que el trío de hackers pulsen un botón y sean capaces de conectar con la cámara de Chord. ¿No se supone que es un experto en seguridad? Si es que en casa de herrero…

 

— ¿Y ese modelo 3D en tiempo real que se crea combinando las imágenes de las 23 cámaras ping-pong en el maletero del coche?

4/5 – Posible. Hemos enviado robots a Marte y nos manda selfies por Twitter. Después de eso, todo lo que no desafíe las leyes de la física me parece viable…

 

— Como conclusión, ¿calificarías Open Windows como una película realista sobre las actuales tecnologías de vigilancia y comunicación a través de internet? 

Ofrece novedades interesantes y me enganchó bastante, pero insiste en tristes tópicos sobre hackers y tecnología que ya deberían considerarse casposos.

Eso sí, quizá Open Windows tenga un efecto positivo: ¿Recordáis cuando al salir de ver Contagio intentabais no tocar nada? Estaría bien que sirviera para que la gente revise las contraseñas, actualice su software y, si van para nota y el servicio lo permite, active la verificación en dos pasos para acceder a sus servicios (por ejemplo, usar el móvil además de la contraseña).

Más noticias de cine, próximos estrenos y series de televisión en CINEMANÍA.

‘Abro Hilo’: #Cero estrena el documental sobre el humor en Twitter

Movistar #Cero estrena #Abrohilo, un documental de Antonio J. García y Mikima Films en el que intervienen famosos usuarios de Twitter

Así me ayudó el cine a dejar el alcohol

'Colossal' es una película tan buena como para declarar a Nacho Vigalondo el tipo más listo del cine español, pero es que además sirve como guía básica para dejar el alcohol

Reto de chupitos ‘Colossal’ con Nacho Vigalondo: “Yo nunca…”

Retamos al director a un juego de chupitos con motivo del estreno de su kaiju eiga con Anne Hathaway. Si ha hecho todo lo que dicen por ahí... bebe.

Los 10 cortos más graciosos del cine español

Va en serio. Con estos cortometrajes te vas a partir de risa.