Entre llamas y escamas: 10 dragones de cine

Smaug ('El Hobbit') es más grande y tiene la voz de Benedict Cumberbatch, pero estos reptiles alados llegaron antes a la pantalla. Por YAGO GARCÍA

12 de diciembre de 2013

ETIQUETAS:

  • Sus dientes son como espadas, sus garras son como lanzas y tiene la voz de Benedict Cumberbatch: justo lo que hace falta para ser lo más en un gremio tan competitivo como el suyo. Desde mañana, cuando El Hobbit: La desolación de Smaug llegue a las salas de cine, Smaug el Dorado quedará seguramente como el dragón de cine más impactante y malvado de la historia. Eso sí, por más que el actor de Sherlock (haciéndole una visita a su compadre Martin Freeman) le haya prestado sus cuerdas vocales, que el equipo de WETA Digital se haya empleado a fondo en su animación y que su fortuna ascienda a 44.000 millones de euros (según la revista Forbes) este reptil ideado por J. R. R. Tolkien no es el primero de su especie en asomarse a una pantalla: a continuación te presentamos a otras criaturas más veteranas, pero igual de escamosas.

    Draco

    dragonheart

    Escupió fuego (y vozarrón) en… Dragonheart (Rob Cohen, 1996)

    Y le recordamos por… Su voz, que en inglés suena como la de Sean Connery y en nuestro idioma como la de todo un Paco Rabal. Ah, y también por ser uno de los primeros personajes digitales que no cantaban a distancia en cuanto se asomaban a la pantalla. Este sabio y anciano reptil, para colmo, se aliaba con un caballero (Dennis Quaid) junto al cual (antes de la batalla épica de rigor, claro) timaba a incautos campesinos de una forma similar a la de Clint Eastwood y Eli Wallach en El bueno, el feo y el malo.

    Vermithrax Pejorative

    dragon_lago_fuego

    Escupió fuego (faltaría más) en… El dragón del lago de fuego (Matthew Robbins, 1981)

    Y le recordamos por… Esta película, hoy en día de culto, fue uno de los primeros intentos serios por plasmar un relato medieval-fantástico en el cine. Seguramente por eso se dio un batacazo monumental en taquilla, lo cual es una lástima: además de un guión bastante currado y un bilioso sentido del humor, El dragón del lago de fuego se beneficia de la bestia homónima, dotada con un nombre muy señorial y con un paladar exquisito para devorar doncellas vírgenes.

    Norbert (o Norberta)

    Escupió fuego (poco) en… Harry Potter y la piedra filosofal (Chris Columbus, 2001)

    Y le recordamos por… Básicamente, porque nos ayudó a comprobar que Rubeus Hagrid está como una cabra, de las grandes. Mientras unos pasmados Daniel Radcliffe, Rupert Grint y Emma Watson hacen esfuerzos por creerse lo que están viendo, el orondo guardabosques se emociona viendo como este pequeño engendro de las tinieblas sale del huevo, lo cual acaba costándole una barba chamuscada. Además de la criaturita (que, para colmo, acabó resultando ser una hembra), recordemos a otros dragones potterianos como el Colacuerno húngaro de El cáliz de fuego y ese desdichado albino que custodiaba la bóveda del banco Gringott’s (Las reliquias de la Muerte).

    Desdentado

    Escupió fuego (bueno, en realidad no) en… Cómo entrenar a tu dragón (D. DeBlois, C. Sanders, 2010)

    Y le recordamos por… Aquello de no fiarse de las apariencias también se aplica a los reptiles gigantes con alas. Sin ir más lejos, Desdentado puede parecer un indefenso cachorrito (con mucho tonelaje, eso sí), pero en realidad es un soberbio ejemplar de la variedad Furia Nocturna. Y, pese a la mala fama de su especie, no sólo entabla una relación de lo más tierna con el buenazo del protagonista Hipo, sino que también se convierte en el puntal de una de las mejores películas de Dreamworks. Habrá que ver cómo se porta en la secuela…

    Elliott

    Escupió fuego (y jugó a las tres en raya) en… Pedro y el dragón Elliott (D. Chaffey, D. Bluth, 1977)

    Y le recordamos por… ¿Existe Elliott de verdad, o es sólo el amigo imaginario de un niño maltratado y fugitivo? Bueno, tratándose de un filme Disney, asumamos que se trata de lo primero, que el bicho puede hacerse invisible a voluntad y que sus correrías por el pueblo pesquero de Passamaquoddy no tienen un origen siniestro. Lo que sí huele a cuerno quemado es la intención del Doctor Términus y su esbirro Hoagy de descuartizar al pobre dragón para usar sus órganos como medicinas. ¿Una inspiración para el Ron Perlman de Pacific Rim?

    Los dragones de Londres

    imperio_fuego

    Escupieron fuego (al por mayor) en… El imperio del fuego (Rob Bowman, 2002)

    Y les recordamos por… Vale: estos dragones se pasan el filme dejando el Reino Unido como un solar a base de llamaradas. Pero nosotros les disculpamos, ya que gracias a ellos descubrimos el porqué de esa obsesión pirómana de su especie: resulta que su alimento principal son las cenizas. Además, resulta que la culpa de todo la tiene Christian Bale, que siendo un chaval les despertó de su secular letargo sin ni siquiera invitarles a un café con leche o un colacao.

    Maléfica

    Escupió fuego (verde) en… La Bella Durmiente (VV. AA., 1956)

    Y la recordamos por… Aquí no hay confusiones de género que valgan: desde el principio, sabemos que Maléfica es una dragona de armas tomar. ¿Por qué? Pues porque se trata de la bruja mala del cuento, que opta por una drástica metamorfosis a fin de que el príncipe de turno (que, por cierto, se llama Felipe) no le de el beso de amor verdadero a la dormilona titular. Considerada una de las mejores antagonistas de la historia de Disney, Maléfica tendrá en 2014 un biopic a su medida protagonizado por Angelina Jolie, que de cosas dragoniles sabe lo suyo…

    El hermanastro de Grendel

    Escupió fuego (nórdico) en… Beowulf (Robert Zemeckis, 2007)

    Y le recordamos por… Seguro que al profesor Tolkien, experto en épica anglosajona y conservador acérrimo, le hubiera dado un paralís al ver cómo esta película interpretaba el poema en el que tanto se inspiró. Porque, si ya mandaba narices que el héroe y rey de los geatos (Ray Winstone, pixelado hasta el colodrillo) copulase con la madre de su peor enemigo (la señora de Pitt, luciendo curvas exponenciales), que de dicha unión naciese una bestia como la que nos ocupa resultaba de lo más inquietante. Claro, uno deja a Neil Gaiman (Sandman) llenar el guión de simbolismos mitológicos, y luego pasa lo que pasa.

    Eborsisk

    Escupió fuego (por duplicado) en… Willow (Ron Howard, 1988)

    Y le recordamos por… Además de ser la prueba viviente de la que se arma cuando Warwick Davies quiere resolver una situación a golpes de varita mágica, este dragón demuestra que se puede ser a la vez un cachocarne bicéfalo más feo que pegarle a un padre y un refinado insulto. Resulta que el nombre de Eborsisk es un ‘homenaje’ a los críticos Gene Siskel y Roger Ebert, con los que tanto Ron Howard como el productor George Lucas tenían algunas cuentas por saldar. Peor lo llevó la pobre Pauline Kael, que prestó involuntariamente su apellido a un general con cara de cráneo…

    Haku

    viaje_chihiro

    Escupió fuego (bueno, él tampoco) en… El viaje de Chihiro (Hayao Miyazaki, 2001)

    Y le recordamos por… En este informe hemos procurado alternar a los dragones con buen fondo con aquellos que se portan como unos hijos de su lagarta madre. Y hay que reconocer que, de entre los primeros, Haku resulta el más entrañable, a la par que el más elegante con esas ondluantes formas de ryu nipón. Vale que al principio parece un poco estirado, incluso displicente, pero a la larga resulta el mejor aliado de la pequeña protagonista, además de compartir con ella un romance tan blanco como precoz. Vamos, todo un ejemplo de ternura sin sacarina, esa que tan bien se le daba al jubilado maestro.

    Todos los días, a todas horas, noticias de cine y series de televisión en CINEMANÍA.

    “¿Qué te has hecho en el pelo?”: 25 inenarrables ‘pelazos’ de película

    ¿Te gusta llevar a la peluquería fotos de películas y estrellas para copiar su corte? Con los horrores capilares de estos personajes no querrás hacerlo.

    Emma Watson apoya al colectivo transgénero frente a J. K. Rowling

    La intérprete de Hermione Granger es la nueva figura de la saga 'Harry Potter' que se sitúa frente a la escritora.

    30 veces en las que Emma Watson fue la mejor Hermione Granger posible

    Todas las ocasiones en las que la actriz estuvo perfecta en su papel como la bruja más valiente e inteligente del mundo mágico de J. K. Rowling.

    “Me quedo en casa por mi abuela y mi familia”: Emma Watson y Millie Bobby Brown contra el coronavirus

    'Mi abuela me ha protegido toda mi vida. Ahora es el momento de que yo la proteja a ella'. Ambas actrices se quedan en casa por los más vulnerables.