En recuerdo de Heath Ledger: 5 actuaciones olvidadas

Había mucho más aparte de Joker y Ennis Del Mar en la carrera truncada del actor australiano. Este es un repaso a sus mejores interpretaciones menos recordadas.

Por
22 de enero de 2018

ETIQUETAS:

  • Heath Ledger murió el 22 de enero de 2008 por una sobredosis de antidepresivos. Tenía 28 años y estaba a punto de llevarse el aplauso unánime de todos los aficionados al cine por su interpretación del Joker en El caballero oscuro (papel que le valió un Oscar póstumo). La suya fue una carrera corta, pero asombrosamente prometedora y, pese a lo magnificada que se ha visto la figura de Ledger debido a su desaparición, se puede decir que en apenas una veintena de papeles consiguió destacar como un notable actor, lleno de creatividad y fuerza.

    En recuerdo de una de las carreras truncadas más prometedoras del Hollywood reciente, vamos a centrarnos precisamente en esas otras actuaciones que suelen pasar más desapercibidas al recordar a Heath Ledger. Aunque no acumularan los premios del Ennis Del Mar de Brokeback Mountain o el Joker de El caballero oscuro, o tuvieran detrás a un director tan talentoso como Terry Gilliam en El secreto de los hermanos Grimm y El imaginario del doctor Parnassus, también son dignas de aplauso y claves para entender la versatilidad y carisma del intérprete australiano.

    Two Hands (1999)

    El mismo año en el que cantó Can’t Take My Eyes Off You en 10 razones para odiarte también protagonizó esta historia criminal con ciertos toques de humor y ambientada a las afueras de Sidney. Todavía sin haber cumplido los 20 años, Ledger derrocha carisma como Jimmy, el joven protagonista que está en deuda con el gran mafioso local (Bryan Brown) después de haber perdido una cantidad importante de su dinero. Si bien la película, opera prima de Gregor Jordan, no destaca por su originalidad, los puntos de idiosincrasia australiana la convierten en un thriller interesante; la relación que surge entre Ledger y una Rose Byrne también antes de la veintena debe considerarse como otro plus.

    Ned Kelly (2003)

    Gregor Jordan estuvo mucho más inspirado en su segunda colaboración con el actor. Intentando hacer la película “definitiva” sobre la historia del bandolero Ned Kelly (un forajido o bushranger de origen irlandés que ya fue objeto de la primera película australiana de la Historia: The Story of Kelly Gang, de 1906), consiguió un western aussie contundente y polvoriento. Ledger brilla decidido y sardónico por encima de sus compañeros de reparto Naomi Watts, Geoffrey Rush y (éste era fácil) Orlando Bloom en una de las actuaciones más profundas y genuinas de su carrera.

    Los amos de Dogtown (2005)

    Escenas como la de ahí arriba, con el diseñador de skates Skip Engblom enfrentándose a sus demonios mientras limpia una tabla de surf y suena Rod Stewart, son las que dan valor a la película de Catherine Hardwicke por encima de sus cansimas cabriolas visuales al intentar registrar la velocidad y los deslizamientos de los Z-Boys. Menos mal que andaba Ledger por ahí. 

    Candy (2006)

    Una vez más, como en casi todos los ejemplos de este reportaje, la actuación de Heath Ledger se sitúa unos cuantos escalones por encima de una película que, con todo, merece mucho la pena. De nuevo en Australia, el actor apoyó el debut de otro cineasta, Neil Armfield, protagonizando esta adaptación de la novela homónima de Luke Davies sobre una pareja de estudiantes de arte adictos a la heroína (a ella la interpreta Abbie Cornish). Pese al argumento de telefilme, la estructura de la película en tres segmentos (Cielo, Tierra e Infierno) de escasas escenas y la cruda naturalidad de las interpretaciones de los protagonistas hacen que Candy pueda ser vista como una versión de Requiem por un sueño seca y despojada; todavía más áspera, que ya es decir.

    I’m Not There (2007)

     

    Tanto tardó I’m Not There en estrenarse en España (no llegó hasta 2010) que, cuando lo hizo, hasta el ímpetu por las exequias de Ledger ya se había apagado. La película de Todd Haynes sobre Bob Dylan es una obra maestra por sí misma, en la que el músico de Minnesota aparece retratado a través de diversos alter ego con distintos intérpretes. En el caso del australiano, toma la figura de Dylan durante los años 70 como si fuera un actor en el biopic del cantautor folk que encarnó Christian Bale en un momento anterior de la película. Greenwich Village, manifestaciones contra la guerra de Vietnam… Junto a Charlotte Gainsbourg reimagina la relación de Dylan con Suze Rotolo y la que fue su primera mujer, Sara Lownds.

    ‘El caballero oscuro’: Warner Bros. quería incluir la historia sobre el origen del Joker

    La película de Christopher Nolan podría haber sido muy diferente, como confesaba su coguionista David S. Goyer en una charla virtual para la Comic-Con.

    Heath Ledger se negó a hacer chistes de ‘Brokeback Mountain’ en los Oscar

    'Heath dijo: 'No es una broma para mí, no quiero hacer chistes sobre eso'. Jake Gyllenhaal recuerda cómo su amigo no quiso participar en los Oscar de 2007.

    Así se preparan los actores para ser EL JOKER

    La historia del Payaso del Crimen y de su relación con el cine ya era apasionante antes de que Todd Phillips cogiera el timón.

    [Encuesta] ¿Quién ha sido el mejor Joker?

    Joaquin Phoenix podría convertirse en una de las mejores apariciones del villano de DC en la gran pantalla, gracias a la película de Todd Philipps .