En marcha ‘Horrorstör’, la película de terror ambientada en un IKEA

Se basa en una novela publicada por Grady Hendrix en el año 2013, cuyos derechos acaba de conseguir New Republic Pictures.

Por
17 de junio de 2020

ETIQUETAS:

  • Ya en 1999 David Fincher pudo explorar las connotaciones perturbadoras de los IKEA en su adaptación de El club de la lucha, pero desde entonces se echaba de menos una mayor profundización en este fenómeno y en todo lo que puede decir de nosotros como consumidores. En 2013 a Grady Hendrix le dio por preguntárselo, y publicó con Quirk Books su novela de terror y humor Horrorstör. Donde por derechos no pudo utilizar el nombre de IKEA sino de ORSK, pero quedaba bastante clarito.

    El libro fue todo un éxito y al poco tiempo empezó a circular por los despachos de varios estudios, explorándose la posibilidad de que diera lugar a una serie de televisión. Primero Fox estuvo a punto de sacarla adelante con un equipo del que formaban parte Charlie Kaufman y Josh Schwartz, y luego AMC tomó el relevo. Finalmente, según recoge DeadlineHorrorstör será una película. Y el mismo Hendrix estará a cargo del guion.

    “Tener la oportunidad de adaptar mi novela a una película es un sueño hecho realidad”, declaraba Hendrix. “No podría emocionarme más atrapar a la audiencia conmigo en ese infierno que es ORSK. Es la casa encantada definitiva, llena de pasillos infinitos, fantasmas asesinos y palabras escandinavas incomprensibles”. El film estará financiado por New Republic, una de las productoras que estuvieron detrás del éxito (y los Oscar) de 1917.

    Al margen de que la editorial Quirk Books también estará involucrada, se desconocen más detalles del proyecto. La historia de Horrorstör se centra en una tienda ORSK, situada en Cleveland (Ohio), que experimenta una serie de fenómenos sobrenaturales que tendrá que investigar un grupo de tres empleados a través de un turno intensivo de nueve horas.

    IKEA quiere que los cines tengan camas

    Un cine de Moscú se alía con la multinacional sueca para reemplazar su patio de butacas por lechos con mesita de noche. ¿Irías a ver una película así?