El videojuego de X-Men que nunca conociste

Mucho antes de que los mutantes protagonizaran su saga cinematográfica, este rudimentario videojuego hubiese hecho que los X-Men aparecieran por vez primera en tu televisor.

Por
02 de marzo de 2018

A finales de los años 70, el universo de los videojuegos estaba su propia Edad del Hierro, con pioneros de todo tipo dando los primeros pasos de lo que hoy día es una industria millonaria. Uno de esos adelantados a su tiempo, Scott Adams, fundó en 1978 una empresa llamada Adventure Industries para poder explotar Adventureland, la primera aventura de la informática doméstica y que, según cuenta la historia, estuvo a punto de no llegar a existir puesto que la mujer de Adams, harta de las interminables sesiones de programación de su marido, decidió meter los diskettes con el código fuente dentro del horno de la cocina.

Scott Adams

La fórmula de Adams para desarrollar sus aventuras conversacionales era sencilla pero muy efectiva, ya que tecleando un verbo y un sustantivo el jugador daba una orden al programa, diciéndole lo que quería que hiciera el personaje protagonista. Gracias a este motor de juego, a Adventureland fueron siguiéndole varios programas similares (entre ellos, lanzarían uno basado en la película de W.D. Richter, Las aventuras de Buckaroo Banzai), que convirtieron a su empresa en la primera factoría de videoaventuras interactivas y a Scott Adams en el primer diseñador de videojuegos cuyos guiones tenían alguna aspiración novelística.

En 1982, Adams había dado un paso más, comenzado a implementar rudimentarios gráficos en sus aventuras y de hecho, reformuló su Adventureland para que pudiera disfrutar de gráficos y dejara de ser un juego solamente compuesto por texto. La compañía estaba en el momento cumbre del negocio y se permitía sortear el crash del videojuego, nombre con el que se conoce al hundimiento que muchas empresas experimentaron en ese año 82. Adventure Industries tenía una plantilla de 50 empleados, facturaba 3 millones de dólares anuales y a su creador se le desbocaba el ego haciéndose llamar Mr. Adventure y yéndose a vivir a una casa con un torreón que parecía sacado de una de sus fantasías interactivas.

Marvel vio el potencial de la empresa de Adams y de su capacidad como contador de historias, de modo que el vicepresidente de la compañía de cómics, Joseph Calamari, le propuso lanzar un total de 12 aventuras interactivas enmarcadas bajo una cabecera común llamada Questprobe –propiedad conjunta de Marvel y Adventures Industries– en la que cada una de las entregas estaría basada en un superhéroe diferente.

Entre Adams, Bob Budiansky y John Byrne (uno de los responsables del éxito de X-Men), crearon una saga común para unificar las historias de los videojuegos, siendo supervisadas en última instancia por el propio Stan Lee; lo que demuestra lo muy en serio que la compañía se tomó estas experiencias interactivas. Como terminaría siendo habitual en los juegos basados en cómics, cada uno de esos juegos incluiría un tebeo en el que se ampliaban las historias, unidas entre sí por un personaje llamado El Examinador Jefe que era un extraterrestre que llegaba a la Tierra para estudiar los poderes de los superhéroes (y cuyo rostro estaba basado en el propio Adams).

comic

Así, en 1984, la compañía lanzó el primer videojuego para ordenadores basado en un cómic Marvel, Questprobe featuring The Hulk (lo de ser el primer juego con superhéroe Marvel, independientemente del sistema, es un honor que ya había recaído años antes en el Spider-Man para la consola Atari). Al juego sobre Hulk le seguirían Questprobe featuring Spider-Man y un año después, Questprobe featuring Human Torch and The Thing, en el que aumentaba la complejidad y la ambición narrativa, ya que en él había que controlar a dos superhéroes diferentes.

Cajas

Esos juegos –comercializados en sistemas como ZX Spectrum, Commodore 64, Apple IIe, Atari 8-bit o incluso MS-DOS– fueron los tres primeros lanzamientos de la esperada colección de doce programas basados en personajes Marvel. Pero para cuando el equipo de Adventure Industries estaba trabajando en una aventura de los X-Men contada en punto de vista de Magneto que debía ser el cuarto videojuego, la compañía entró en bancarrota y con ello, el juego quedó abandonado a solamente un 35% de su programación.

Ese porcentaje de programa quedó inútil ya que no llegó a hacerse la conexión entre las diferentes pantallas y ni siquiera dio tiempo a crearle gráficos que acompañaran a la experiencia de juego. Al menos, la historia –en la que Magneto descubre que los X-Men han sido convertidos en estatuas piedra– fue rescatada y publicada en el número 33 de la colección Marvel Fanfarre (en España, Cómics Forum nos la incluyó en el Especial Verano de 1988 de la Patrulla X) y aunque esa aventura, traducida aquí como Sombras en el alma, ya se planteaba como trágico y prematuro cierre de la saga, se intentó recuperar al Examinador Jefe dándole espacio más de diez años después dentro de las páginas de Quasar.

Hoy día, los restos de este programa se han ganado a pulso la fama de ser uno de los Santos Griales del mundo de los videojuegos, ya que en su interior, aunque sin gráficos, están la historia y los mimbres de la primera de la muchísimas veces que los mutantes de Marvel iban a salir en la televisión de las casas (o en el monitor del ordenador familiar).

restos de Questprobe featuring X-Men

Es cierto que solamente habría que esperar unos años para que apareciera el The Uncanny X-Men de NES, que sería el primer juego oficial de los mutantes, o también es verdad que ha habido otros famosísimos juegos de X-Men que nunca vieron la luz, como el creado para Sega 32X, y cuyo prototipo fue subastado por 600 Euros hace unos años.

De modo que, ya sabes, si en la boardilla de tu casa tienes unos diskettes en los que pone Questprobe featuring X-Men, quizá puedas venderlos en Internet sacándole un buen dinero. De lo contrario, siempre puedes jugar a las otras aventuras de superhéroes diseñadas por Scott Adams, y entre eso y leer Sombras en el alma, intentar imaginar cómo hubiese sido el juego de X-Men de haber sido terminado.

Aquí te dejamos el primero de los videojuegos, Questprobe featuring The Hulk, y te damos una pista… Empieza diciéndole BITE LIP al bueno de Brucce Banner la primera vez que te pregunte qué debe hacer…

Revelada una escena adicional de ‘Iron Man’ con Nick Fury hablando de Spider-Man y los X-Men

Se trata de una versión alternativa del momento poscréditos en el que el líder de S.H.I.E.L.D. le hablaba a Tony Stark de la iniciativa Vengadores.

[RUMOR] ¿Quiere Marvel cambiar la raza de Xavier y Magneto en su reboot de ‘X-Men’?

Jamie Foxx y Giancarlo Esposito ('Breaking Bad'), posibles candidatos a interpretar al mentor mutante y al Amo del Magnetismo.

‘X-Men’: Así habría sido la trilogía que quería dirigir Matthew Vaughn (y donde Tom Hardy iba a ser Lobezno)

Al poco de que el director de 'Kick-Ass' se hiciera con las riendas de la saga 'X-Men', empezó a trabajar en un proyecto que no podría tener mejor pinta.

‘X-Men’: Taron Egerton se postula como el nuevo Lobezno

Y nada menos que Mark Millar, el famoso guionista de cómics, apuesta muy fuerte porque sea él quien acabe enfundándose las garras.