‘El techo del mundo’: La mejor heroína del año

La película de animación del francés Rémy Chayé es una joya de cine de aventuras, viajes en alta mar y paisajes helados. Pero, sobre todo, tiene una protagonista magnífica.

Por
06 de octubre de 2016

ETIQUETAS:

  • Vivimos en una época de esplendor dentro del género de animación, como resulta evidente para cualquiera que mire más allá de las armas de dominación mundial de Illumination Entertainment (Los Minions, Mascotas). Hollywood se ha dado cuenta de que las películas de dibujos animados son un producto extraordinariamente rentable y fácil de exportar (no hace falta nada más que ver cómo se cuelan varios títulos en los top 10 de taquilla cada año; en 2016, Buscando a Dory va en cabeza), propiciando una bienvenida segmentación del mercado que, por ejemplo, deja sitio a propuestas como La fiesta de las salchichas. 

    Y, si los grandes estudios cada vez producen más animación con ambición rompetaquillas, luego están las auténticas obras de arte que, como El techo del mundo, tardan más en llegar a las pantallas pero compensan la espera con su maestría. Galardonada con el premio del público del exigente Festival de Annecy, la primera película dirigida por el francés Rémy Chayé –colaborador de Tomm Moore en El secreto del libro de Kells (2009) y de Jean-François Laguionie en El lienzo (2011)– se estrena ahora en nuestro país, permitiéndonos conocer a la que probablemente sea la mejor heroína que veamos en cines este año: su protagonista Sasha.

    sasha

    Por mucho que Disney se empeñe en promocionar la próxima Vaiana subrayando como reclamo de venta que su personaje titular no tendrá interés amoroso ni cuerpo estilizado según cánones estéticos no realistas, en El techo del mundo esa clase de decisiones surgen de manera mucho más natural y orgánica respecto a Sasha. Simplemente, Chayé y sus guionistas Claire Paoletti, Patricia Valeix Fabrice de Costil han tratado a su protagonista como un personaje con agencia, que toma decisiones por sí misma y resuelve problemas con empeño y la ayuda de quienes la rodean. Sasha se convierte en la heroína de la historia por sus propios méritos y no como complemento a nadie más.

    Sasha es una chica de 14 años, hija de una familia aristócrata de San Petersburgo a finales del siglo XIX. Por supuesto, sus padres esperan que se convierta en una dama de alta sociedad, pero en ella ha echado raíces el espíritu aventurero de su abuelo, un explorador marinero que desapareció cuando comandaba una expedición en el Polo Norte. Un día, Sasha decide huir de los corsés de su vida cotidiana y crear, por sí misma, una improvisada misión de rescate a la búsqueda de su abuelo. Con su coraje y decisión irá ganando adeptos con los que navegará hasta el Polo Norte, superando percances grandes y pequeños en la mejor tradición de la literatura de aventuras.

    No es de extrañar que el tratamiento de Sasha como personaje, con sus debilidades y temores propios de la edad pero una determinación a prueba de contratiempos, recuerde a las mayores heroínas de Hayao Miyazaki: Nausicaä, Sheeta, Kiki, Chihiro, Sophie… Todas ellas laten en el espíritu de Sasha mucho más que, por ejemplo, la Elsa de Frozen, a pesar de que compartan piel nacarada, pelo soleado y ambientación helada. La adolescente rusa modula sus habilidades según los desafíos a los que debe enfrentarse, aprende de los errores y engaños que sufre y nunca deja de creer en su propia capacidad, pero no tiene miedo de mostrar las grietas de su carácter en forma de tozudez, impaciencia o temeridad.

    Ya sea por la fuerza de su protagonista, la acción sin aliento o la increíble paleta de colores marinos y diversas capas de hielo que contienen sus imágenes –Chayé cita al tenso y vaporoso pintor ruso Iliá Repin como principal influencia plástica–, El techo del mundo no sólo es una de las mejores películas que puedes ver en el cine con tus hijos o sobrinos esta temporada, sino que también será de las que más disfrutes como adulto esta temporada.

    10 películas heladas para combatir el calor

    ¿Harto de asarte en tu propio jugo? Deja que el cine te lleve a lugares donde las temperaturas están bajo cero

    ¿Qué película tienes que ver con niños este fin de semana?

    'Un monstruo viene a verme', 'El techo del mundo'... ¿Cuál es más recomendable para ir con tus hijos o sobrinos pequeños al cine? Desde luego, no 'La fiesta de las salchichas'.