‘El rey león’ y otras seis películas con lindos y enormes felinos

Simba, Nala, Mufasa o Scar puede que sean ahora mismo los más conocidos, pero no son los únicos que han rugido en la gran pantalla.

Por
22 de julio de 2019

Disney lo ha vuelto a hacer: taquillazo y una película-remake capaz de emocionar, a grandes y pequeños. El rey león se convirtió en un clásico desde el mismo momento de su estreno, hace 25 años, en junio de 1994. Y quién mejor que Jon Favreau, el director que contra todo pronóstico sorprendió con la adaptación de El libro de la selva, para acometer esta versión en acción real para las nuevas, y pasadas, generaciones.

Puede que en el camino haya perdido capacidad de sorpresa, pero al menos Simba, Nala, Mufasa, Scar, Rafiki, Timón y Pumba lucen más realistas que nunca. Y por mucho que El rey león versión 2019 sea la sensación cinematográfica del momento, no está de más recordar que antes hubo películas en auténtico live-action, y otras con leones de pega o generados por CGI (y es que Disney ya experimentó con ello hace más de una década). Todas dejando huella, por diferentes motivos.

Esta sería una selección de media docena de estos títulos imprescindibles para cualquiera que desee adentrarse en aventuras rodeado de los majestuosos y fieros reyes de la selva.

Mia y el león blanco (Mia et le lion blanc, 2018)

Mia y el león blanco

¿Qué puede haber más dulce como mascota que un amistoso y travieso cachorro de león albino? Esta producción francesa, dirigida por Gilles de Maistre, y destinada al público familiar recupera el espíritu del gran clásico sobre el tema, Nacida libre estrenada en 1966. Aquí con la amistad entre una muchacha y una fierecilla domada, nacida en una granja de cría en Sudáfrica. Una mascota que no tardará en crecer rápidamente hasta hacerse todo un león hecho y derecho.

Destila amor por la naturaleza y por los animales, pero también es una denuncia al lado más oscuro de estas granjas. Los animales deberían destinarse exclusivamente a la protección de sus especies, o a venderse en zoos y reservas naturales. Sin embargo, poderoso dinero es don dinero. Con el beneplácito de las autoridades, siempre hay cazadores dispuestos a pagar grandes sumas para hacerse con una de sus codiciadas piezas.

Para disfrutar, entretenerse, arrancar sonrisas y también más de una lagrimilla. Estrenada en nuestras pantallas este mismo año ha sido uno de los éxitos sorpresa de la cartelera.

Las crónicas de Narnia (The Chronicles of Narnia, 2005 – 2010)

Las crónicas de Narnia

Hace ya casi catorce años (sí, ¡el tiempo pasa deprisa!) Disney se apuntó un taquillazo totalmente inesperado con Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario, adaptación de la novela de la saga literaria del británico C.S. Lewis.

Una fabulosa fantasía en un reino mágico plagado de criaturas fantásticas pero en el que no podía faltar la lucha entre tiranos y oprimidos. Cuatro hermanos llegaban, por arte de magia, a este mundo en el que la malvada bruja Blanca era la villana y Aslan un león que debería erigirse en el justo soberano de Narnia. Y es en este personaje donde Disney centró gran parte de sus esfuerzos, en efectos visuales, para recrearlo con las técnicas digitales más avanzadas.

Todo funcionó muy bien, pero las siguientes entregas, El príncipe Caspian (2008) y La travesía del viajero del Alba (2010), no causaron el mismo interés en taquilla. Actualmente los derechos de adaptación de la obra de C.S. Lewis los posee Netflix y su plan es recuperar la saga con varias películas y series.

El fantasma y la oscuridad (The Ghost and the Darkness, 1996)

Los demonios de la noche

Michael Douglas y Val Kilmer (que pronto, el año que viene, podremos ver de nuevo en Top Gun 2: Maverick) fueron los dos grandes cazadores blancos de esta historia inspirada en hechos reales. Uno era un experto, el otro un ingeniero. Juntos se aliaron para dar caza y muerte a “los devoradores de hombres de Tsavo”.

Dos leones, apodados Fantasma y Oscuridad, que en 1898 mataron y se comieron al menos a casi un centenar de trabajadores que participaban en la construcción de la línea de ferrocarril entre Kenia y Uganda. Los restos de los leones, disecados, aún pueden verse en exposición en el Museo Field de Historia Natural de Chicago.

La película dirigida por Stephen Hopkins (y que había dirigido títulos como Depredador 2 o Pesadilla en Elm Street 5), aunque tomándose sus lógicas licencias cinematográficas, no salió nada mal.

El gran rugido (Roar, 1981)

El gran rugido (Roar)

Alguna extraña conjunción astrológica debió ocurrir en 1981 porque en ese año se estrenaron dos filmes con fieros leones y argumentos muy parecidos (familias de occidentales asediadas y atacadas por fieras salvajes en sus propiedades en África). Uno de ellos fue Cosecha salvaje (Savage Harvest) y la otra El gran rugido (Roar). Pero el merecedor de figurar en esta lista es el segundo, considerado uno de los rodajes más peligrosos de la historia.

¿La razón? Filmar rodeado de decenas de animales salvajes y a pelo, es decir, sin las más estrictas precauciones. Se les ocurrió a Noel Marshall (director, coguionista y uno de los protagonistas) y a su esposa Tippi Hedren (la protagonista de Los pájaros), en una idea que venían rumiando desde hacia más de una década. La hija de Tippi, una por entonces pequeña Melanie Griffith, también formaba parte del elenco.

La película fue un rotundo fracaso, pero pasaría a los anales del cine. Años más tarde, la distribuidora Drafthouse Films la reestrenó en 2015, en Estados Unidos, con una frase publicitaria contundente: “Ningún animal resultó herido en la realización de esta película. 70 miembros del reparto y equipo técnico sí”. Uno de los carteles mostraba al director de fotografía, el neerlandés Jan de Bont (que luego dirigiría títulos como Speed, Twister o La guarida), de perfil y con más de 120 puntos de sutura en la cabeza tras recibir el zarpazo de un león (el póster lo podéis ver en este enlace o al final de la entrada).

Nacida libre (Born Free, 1966)

Nacida libre (1966)

Y llegamos al gran clásico. La película capaz de enternecer al corazón más duro. Recogía las vivencias de la austriaca Joy Adamson en Kenia para salvar la vida de su leona, Elsa. La había acogido junto a su esposo cuando esta era un indefenso cachorrillo (junto a sus dos hermanos). Con el paso del tiempo sus esfuerzos se centraron en evitar que fuera a parar a un zoológico. Deseaba que se quedara en su hábitat natural.

Pero la leona no estaba acostumbrada a tener que matar para alimentarse, así que tampoco lo estaba para sobrevivir en libertad y en compañía de otros animales salvajes. Joy plasmaría sus experiencias en una novela que dio lugar a la película. Dirigida por el británico James Hill, y protagonizada por Virginia McKenna y Bill Travers, inspiraría también una famosa serie televisiva de los 70.

Merece seguir permaneciendo en el recuerdo por Elsa y las increíbles escenas de interacciones de leones con humanos (al igual que Mia y el león blanco), o también por la celeberríma música y canción original (ambas ganarían el Oscar) compuesta por John Barry.

El mago de Oz (The Wizard of Oz, 1939)

El mago de Oz

Y siguiendo el camino de baldosas amarillas, pasamos de un gran clásico a otro, aún más reconocido. El de las aventuras de la joven huérfana Dorothy (Judy Garland) y su perrito Totó arrastrados por un tornado desde la granja de Texas, en la que viven junto a sus tíos, hasta el fantástico mundo de Oz.

Allí se encontrarían con el Hombre de hojalata que anhela tener un corazón, el Espantapájaros que quiere tener un cerebro, y el león cobarde (Bert Lahr) que desearía adquirir valor y coraje.

En cuanto a las canciones, no estaba Hakuna Matata pero sí la mágica e inolvidable Over the Rainbow.

Extra: Póster de ‘El gran rugido’ con “las heridas de guerra” de Jan de Bont.

El gran rugido (Roar) poster con Jan de Bont

El FBI recupera los zapatos de ‘El mago de Oz’, robados en 2005

Los legendarios chapines de rubíes fueron sustraídos del museo dedicado a Judy Garland en Minnesota, y llevaban 13 años desaparecidos.

Las secuelas más tardonas de la historia

Con 'La última bandera', Richard Linklater prolonga la historia del clásico 'El último deber' 44 años después de su estreno. Estas películas también prolongaron mitos del cine.

‘Wicked’ llegará al cine en 2019

El exitoso musical de Stephen Schwartz sobre las brujas de 'El mago de Oz' se convertirá en película bajo dirección de Stephen Daldry ('Billy Elliot').

‘El gran rugido’: Ningún animal sufrió daños en el rodaje; 70 humanos, sí

Tippi Hedren, Melanie Griffit, Noel Marshall y gran parte del equipo técnico salieron (muy) heridos de la experiencia de rodar este filme rodeados de animales salvajes.