El guionista de ‘Fences’ podría recibir el Oscar 12 años después de su muerte

August Wilson escribió la adaptación de su obra al cine en 1987, pero esta no se ha estrenado hasta dos décadas más tarde. Te contamos su historia

Por
25 de enero de 2017

Algunos Oscar llegan tarde: eso es un hecho. Martin Scorsese, sin ir más lejos, se llevó su estatuilla a Mejor Director 40 años después de Taxi Driver, que ya es decir. Pero no es tan habitual que, entre los candidatos a los Premios de la Academia, se encuentre una persona que falleció 12 años antes de ser nominada. Ese es el caso de August Wilson: el guionista de Fencesque falleció en 2005, podría un Oscar 2017 a título póstumo por un libreto que escribió en 1987, pero que no ha llegado a la pantalla hasta ahora.

¿A qué se debe esto? Pues a que, en realidad, los intentos por llevar Fences al cine comenzaron en 1983, cuando la obra de Wilson cosechó un éxito arrasador en Broadway y, de propina, un Pulitzer. Entusiasmado con la obra, y ansioso de encontrar un proyecto que le procurase el respeto de los críticos, Eddie Murphy animó a Paramount a que comprase los derechos para una adaptación al cine. La jugada salió por un millón de dólares de la época… y no llevó a ninguna parte: el posible filme hubiera tenido como protagonistas a James Earl Jones (la voz en inglés de Darth Vader, quien había estrenado Fences en teatro) y al propio Murphy, pero el estudio quería como director a Barry Levinson (Rain Man), algo que a Wilson no le hacía ninguna gracia. El dramaturgo sólo estaba dispuesto a dar luz verde a una adaptación si esta corría a cargo de un director afroamericano.

En lugar de buscar a un cineasta de piel oscura, pues, Paramount decidió poner Fences en una vía muerta. En 1991, Wilson creyó haber encontrado a un director para su guión en John Singleton, quien, por entonces, triunfaba con Los chicos del barrio: aquello también terminó en agua de borrajas. En 1997, cuando el productor Scott Rudin se hizo con los derechos de la obra, parecía que el proyecto iba a despegar por fin, pero esa tentativa también quedó en nada. La clave para poner la película en marcha se llamó Denzel Washington: en 2015, el actor protagonizó una reposición de Fences en Broadway junto a Viola Davis. Y, al darse cuenta de que su edad era la misma que la del personaje protagonista, decidió encargarse él mismo de la película antes (según bromea) de que se le pasara el arroz.

Así pues, August Wilson podría incorporarse a una lista en la que también están Larry Russell (el compositor de la BSO de Candilejas, fallecido en 1954 y oscarizado en 1972) y el cineasta francés Albert Lamorisse, que murió ocho años antes de que su Le vent des amoreux fuese nominada a Mejor Documental. En el caso de Russell, esto se debió a cuestiones políticas: el estreno original de Candilejas en 1952 había sido boicoteado en EE UU por las simpatías comunistas de Charles Chaplin, y el Oscar fue una compensación tardía que aprovechó un reestreno del filme. En el caso de Wilson, se debió a algo más sencillo: pese a todo su poder, los estudios no pudieron (o, más bien, no quisieron) poner un proyecto en manos de un director negro.

‘Training Day’ va a tener una precuela ambientada en los años 90

Warner Bros. prepara una expansión de la historia que Antoine Fuqua llevó al cine en 2001 junto a Denzel Washington y Ethan Hawke.

‘The Equalizer 2’: Denzel Washington cree en la justicia silenciosa

Denzel Washington y el director Antoine Fuqua nos hablan de su cuarta colaboración en cine, una película que supone la primera secuela en la carrera del actor estadounidense.

Primer tráiler de ‘The Equalizer 2’: Denzel Washington vuelve a la acción

Peleas en trenes, desapariciones, viejos conocidos y mucha acción. Antoine Fuqua regresa al frente de esta secuela con Washington en la piel de Robert McCall.

¿Quién le pagó a Black Panther sus clases de arte dramático?

Hasta los reyes de Wakanda necesitan ayuda: el actor de 'Malcolm X' sufragó un curso en Oxford para la futura estrella de Marvel