El director Simon Kinberg se responsabiliza del fracaso de ‘X-Men: Fénix Oscura’

La última aventura de los mutantes ha dejado frío tanto al público como a la taquilla, y su responsable no ha tardado en entonar el mea culpa.

Por
15 de junio de 2019

Dada la cantidad de problemas que había atravesado la saga X-Men, y que en concreto había experimentado Fénix Oscura durante su producción, nadie tenía mucha esperanza en que el film tuviera un gran recorrido en taquilla. Sin embargo, las previsiones no han hecho que el fracaso anunciado haya sido menos doloroso, recaudando hasta el momento unos escasos 33 millones de dólares en el mercado doméstico, y viéndose rodeada además de un agrio cruce de acusaciones entre algunos de sus responsables.

En lo que respecta a su director Simon Kinberg, sin embargo, no tiene muchas ganas de echar balones fuera. Por ello, durante una entrevista en The Business con Kim Masters, no ha dudado en responsabilizarse de la mala recepción de X-Men: Fénix Oscura. “Claramente la película no ha conectado lo suficiente con la audiencia, por lo que la culpa es mía”, revelaba sin empacho, y asegurando que no tenía problemas en decirlo porque a él le gusta genuinamente el film resultante. “Adoré hacer la película, y la gente con la que la hice”.

Kinberg lleva largo tiempo vinculado a la saga en calidad de productor y guionista, pero Fénix Oscura era su primera oportunidad de dirigir una vez los problemas de Bryan Singer con la justicia se hicieron insostenibles. La película que protagoniza Sophie Turner como Jean Grey atravesó numerosos reshoots y varios retrasos a lo largo de su producción, y según comenta Kinberg varios colegas de la industria han empatizado con él al hilo de todos estos problemas.

Uno de ellos fue Tim Miller, con quien Kinberg trabajó en Deadpool. “Me escribió un mail lamentando que la película no funcionara. Dijo que la gente podría verla de forma distinta con el tiempo, que con el tiempo la apreciaría, y que como fan a él le había gustado mucho”, revelaba, para a continuación afrontar su futuro más allá de X-Men. Entre sus planes inmediatos están los reshoots de la también largamente aplazada New Mutants (si tenemos fe, en abril de 2020 llegará finalmente a los cines), pero luego de eso abandonará la saga.

¿La razón? Obviamente, la compra de Fox a manos de Disney, que supondrá entre otras cosas que estos personajes pasen al control de Kevin Feige y, algún día, formen parte del Universo Cinematográfico de Marvel. Kinberg asegura por lo demás que echará de menos a los X-Men y, con mucha diplomacia, insiste en que “está deseando ver qué hace Marvel con ellos”.

Boy George quiere ser interpretado por Sophie Turner en la película sobre su vida

El cantante quiere unirse cuanto antes a la moda de los biopics musicales, y ha encontrado una candidata idónea para protagonizar el film.

‘Fénix Oscura’: El director Simon Kinberg trata de poner orden en la línea temporal de ‘X-Men’

Un objetivo sólo al alcance de unos pocos privilegiados (o gente que, como él, ha estado en todo momento tras las peculiares decisiones de la saga).

‘X-Men’: ¿Qué necesita Marvel para salvar la franquicia?

'Fénix Oscura' ha sido una despedida muy floja, pero a los 'mutis' todavía les queda adamántium que repartir… si Marvel sigue estas directrices.

Para habernos mutado: Fox quería un crossover de ‘X-Men’ y los Cuatro Fantásticos (¡y Deadpool!)

En 2010, el estudio trató de pararle los pies a Marvel juntando a los 4F, los mutantes, el mercenario bocazas y Daredevil en un solo filme.