El cambio climático desahucia a Nemo

La Gran Barrera Australiana, el hogar de los personajes de Pixar, en serio peligro debido al calentamiento global.

Por
30 de mayo de 2016

De por sí, no es nada malo que el medio ambiente sea noticia. El problema es que, siempre que eso ocurre, es debido a una catástrofe: hoy, sin ir más lejos, hemos leído en los titulares que el cambio climático ha matado al 35% del coral que forma la Gran Barrera australiana, el arrecife más grande del mundo. Algo que no sólo revalida las previsiones más sombrías acerca del calentamiento global, sino que también viene a resultar una sentencia de muerte para la mayor estructura de nuestro planeta formada por organismos vivos, y para un ecosistema que alberga multitud de especies, muchas de ellas endémicas y algunas en extinción. Como, sin ir más lejos, los protagonistas de Buscando a Nemo Buscando a Dory.

sub-buzz-7659-1464579061-1

Como seguramente recordarás, los peces payaso Nemo Marlin tienen en propiedad una bonita anémona en el fondo de la Gran Barrera. Y, debido a esto, la web Buzzfeed ha realizado estos fotomontajes en los cuales los héroes de Pixar aparecen en lo que sería su hogar si existieran en la vida real: un paisaje cada vez más yermo, en el que la blancura de los corales indica que estos están condenados a muerte, y donde todo resulta más similar a un Mad Max subacuático (por citar una joya del cine australiano) que a una amable aventura para todas las edades.

sub-buzz-10931-1464578807-1

sub-buzz-28078-1464579324-1

sub-buzz-29371-1464579899-1

‘Rogue One’ ya es la película más taquillera de las Navidades

La operación de Disney-Lucasfilm ha necesitado de sólo tres semanas para convertirse en el segundo título más taquillero de 2016 en EE UU

‘Buscando a Dory’ supera los mil millones de dólares

La secuela de 'Buscando a Nemo' se consolida como uno de los mayores éxitos de Pixar sobrepasando la barrera de los mil millones de dólares en recaudación mundial.

Vídeo del día: Woody y Dory, juntos en el crossover definitivo

Bueno, ellos no, más bien sus voces, la de Tom Hanks y la de Ellen Degeneres.

El cine de 2016 es una animalada

Mientras las noticias se ponen más y más oscuras, el público estadounidense (y mundial) se refugia en el cine de animación con criaturitas parlantes