‘Ejecutivos agresivos’: el regreso caníbal de Demi Moore

La actriz de 'Ghost' vuelve con esta sátira gore producida por Ed Helms que se estrena en Movistar + y Filmin desde el 26 de junio

Por
27 de junio de 2020

Una amiga me contó que en su empresa solían hacer viajes con fines terapéuticos. Las excursiones consistían en invitar a los trabajadores a una casa rural donde todos, curritos y jefes, se sometían a terapia gestáltica. Durante un fin de semana, dramatizaban delante de todos los roles que habían asumido inconscientemente en sus relaciones en la oficina. Es decir, verbalizaban lo que cada uno pensaba del resto y cómo las acciones de los demás les hacían sentir.

Aunque siempre me ha gustado la psicología, hay pocas ideas que me parezcan tan malas como la del jefe de la empresa de mi amiga (afortunadamente la despidieron). Sin embargo, parece que a Patrick Brice (Noche infinita, Creep) se le ha ocurrido una mucho peor. Lo que para nosotros, espectadores, es una estupenda noticia.

Ejecutivos agresivos arranca con Lucy, la jefa de la compañía Incredible Edible –cubertería que se puede comer– obligando a sus empleados a levantar una piedra como parte del team bulding del viaje de empresa. Interpretada por Demi Moore –un regreso inmejorable–, esta CEO maligna es una fantástica mezcla entre Ricky Gervais en The Office, el personaje de Owen Wilson en Los Tenenbaums. Una familia de genios y los protagonistas reales de documentales tan recientes como The Inventor: Out for Blood in Silicon Valley o Fyre.

Su exagerada villanía sitúa enseguida al espectador en el tono del filme, de sátira del empalagoso corporativismo de las startups a comedia negra salpicada de gore. Para entendernos, un festín de ecologistas feministas y otros istas muy políticamente correctos comiéndose los unos a los otros.

Lucy se empeña en hacer espeleología con sus empleados pese a las reticencias del guía –Ed Helms, productor del filme– y el grupo se queda encerrado en una cueva sin salida. Es entonces cuando Brice, amparado por sus cuatro paredes rocosas y su bajo presupuesto, se permite explorar a fondo (con perdón) la palabrería vacua de los viajes motivacionales.

Gracias a su multicultural reparto de lujo –especialmente Jessica Williams, nuestra nueva actriz favorita tras caer rendidos a sus encantos de profesora de literatura molona fan de Las chicas Gilmore en Súper empollonas–, un festival caníbal que haría las delicias de Sitges y un fino guion escrito por el responsable de Four Lions, Ejecutivos agresivos alcanza cotas diametralmente opuestas a la profundidad de la cueva que encierra a los protagonistas.

Retén las siguientes palabras clave: heridas que cantan, Gary Sinise (CSI NY) y Britney Spears. Además, la película contiene el primer chiste sobre Weinstein que escucharás en una sala de cine: “She has been Weistening Me”, dice sobre Lucy uno de los empleados.

Pero la mejor máxima de esta parodia de los CEOS de startups salvamundos recae por supuesto en Demi Moore: “Team Work Makes the Dream Work” dice al comienzo de la película, mientras su equipo se desloma levantando una piedra. Un mantra que significará otra cosa muy distinta al final de la película.

Ejecutivos agresivos podrá verse desde el 26 de junio en Movistar + y desde el 29 de junio en Filmin.

Bruce Willis y Demi Moore pasan la cuarentena juntos

El actor de 'Jungla de cristal', su ex y sus tres hijas en común no se aburren durante el confinamiento: estos vídeos son la prueba.

Las polémicas memorias de Demi Moore: “Me estaba desmoronando. Ya no tenía carrera. Ni una relación”

Abusos, divismos y relaciones sentimentales malogradas: la verdadera (y desconocida) historia de la protagonista de 'Ghost'.

Demi Moore: “Ya no tengo dientes frontales”

La actriz ha contado cómo ha perdido dos dientes a causa del estrés, 'el mayor asesino de EE UU después de las enfermedades cardíacas'.

‘Vacaciones’: Nuevo tráiler explícito con Ed Helms

Secuela y reinicio de 'Las vacaciones de una chiflada familia americana' que cuenta con Ed Helms, Christina Applegate y Chris Hemsworth para un nuevo desfase vacacional.