‘Disclosure’: Netflix visibiliza la falta de representación trans en Hollywood

Laverne Cox, Chaz Bono o Lilly Wachowski, entre otros, denuncian la mala praxis de películas como 'La chica danesa' o 'Dallas Buyers Club'.

Por
01 de julio de 2020

La representación de personajes transexuales en el celuloide siempre ha sido un asunto complejo. En España, la presencia de directores como Pedro Almodóvar quebraban todos los arquetipos impuestos por una sociedad tradicional, para visibilizar al colectivo de la forma más natural posible. Algo a lo que siempre tendremos que estar agradecidos al manchego. Sin embargo, la falta de visibilidad en la industria del cine norteamericano es desde sus inicios un problema grave, el cual en los últimos meses está teniendo un fuerte impulso (y algunas medidas de dudoso carácter). Es por ello que el documental de Netflix Disclosure: Ser trans en Hollywood llega en el momento oportuno.

Personas traicionadas al descubrir la gran revelación de que su pareja es transgénero, muchos vómitos y reacciones violentas, así ha postergado Hollywood la presencia trans. Disclosure recoge las impresiones de una serie de profesionales transgénero de la industria cinematográfica, sobre las películas y las series con las que han crecido en su proceso de transición, entre los que destaca la aparición de intérpretes como Laverne Cox (Orange is the new black), Bianca Leigh (Transamérica), Jen Richards (La señora Fletcher), Candis Cayne (The magicians),  Chaz Bono (Reborn) o Elliot Fletcher (Shameless), así como de la realizadora Lilly Wachowski (Matrix).

Un paseo por la historia del colectivo en la pantalla

Desde el mismo nacimiento del lenguaje cinematográfico, cineastas como D.W. Griffith incluyeron en sus filmes personajes transgénero, con un equivocado acercamiento trasladado a lo largo de las décadas. Películas como Juego de lágrimas, Virgen a los 40 o El beso de la mujer araña han continuado la estela de una imagen distorsionada sobre su figura. Algo aupado por series como CSI, Anatomía de Grey o Ley y orden, donde el colectivo siempre ha estado ligado a la prostitución a los problemas hormonales.

“Cuando eres miembro de una comunidad marginada, la mayoría de películas y series no se hacen pensando en ti. Así que si eres una persona de color y LGBTIQ, una persona inmigrante o con discapacidad, desarrollas una conciencia crítica porque entiendes que las imágenes que ves no son tu vida“, señala Cox en el documental.

En 1990, Paris is burning se convertía de esta forma en un documental pionero en el que se mostraba el panorama neoyorquino del voguing y el colectivo LGBTIQ. La película arrasaba por su paso en los festivales de todo el mundo, algo que no cambió nada la representación en el cine. La presencia de Candis Cayne en Sexy Money (2007-2009) también intentaría abrir camino a las personas transgénero en la televisión, algo que quedaba empañado una vez más por la deformación de la realidad.

Actores cisgénero interpretando a mujeres trans

Es cierto que en los últimos años películas como La chica danesa, Dallas Buyers Club o Los chicos no lloran han exhibido con éxito (y reconocimiento) a las personas trans. No obstante, estos papeles siempre han sido realizados por personas que no lo son, a pesar de que hay intérpretes trans con mucho talento buscando trabajo en la industria. “Tener a hombres cisgénero interpretando a mujeres trans en mi mente está relacionado directamente con la violencia hacia las mujeres transgénero. Creo que esto es parte de la razón por la que los hombres terminan matando a las mujeres trans, por el miedo a que otros crean que son gays por haber estados con mujeres trans”, critica duramente la actriz, guionista y productora Jen Richards, quien debería de ser una institución por sus sabias palabras.

En 2016, Eddie Redmayne fue nominado al Oscar a mejor interpretación MASCULINA por su papel en La chica danesa. “Admito que Eddie Redmayne hace una gran actuación como chica trans, lo que es destacable de su actuación como transgénero es la forma en la que puede manifestar las partes femeninas de sí mismo en una actuación convincente, pero eso reduce a esta persona, en este caso alguien que fue real, a una actuación de transgénero, a una actuación de la feminidad, más que a una persona transgénero que no solo lo parece“. De esta forma, el documental deja patente la importancia de los referentes en las películas y las series, especialmente para las personas trans negras, que sufren una doble discriminación.

Una apertura hacia la diversidad

Hasta el 80% de los estadounidenses nunca ha conocido a una persona trans, quienes sufren una alta tasa de desempleo y de violencia hacia sus personas, según datos de la GLAAD. Si bien es cierto, la existencia de personajes transexuales femeninos cada vez es mayor en la industria, mientras que la de los trans masculinos no despega. Esto está directamente relacionado con la mayor facilidad en la inclusión del hombre trans en la sociedad.

Afortunadamente, una nueva oleada de producciones valientes están creando una apertura en términos de diversidad. De esta forma, la chilena Una mujer fantástica conseguía el Oscar para una mujer trans, y series como Transparent y Orange is the new black han abierto la puerta a una mayor representación del colectivo trans. Es curioso que el documental de Netflix hace alusión a las producciones de series de la competencia con importantes personajes transgénero como Euphoria o Pose (ambas de HBO), y es que la importancia de que el sector audiovisual se una en esta lucha es fundamental. Es hora de que la industria del cine y las plataformas tomen nota de lo que sucede acerca de la falta de pluralidad.

“El mundo aún no estaba preparado”: Lilly Wachowski habla sobre la alegoría trans de ‘Matrix’

20 años después, una de sus directoras ha reflexionado vía Netflix sobre el significado de la saga y cómo ha evolucionado la conversación pública.

“Me llevaron al límite”: Lilly Wachowski explica por qué se alejó del cine

La coautora de 'Matrix' se retiró de los platós durante seis años debido al acoso de los medios y las intromisiones de los ejecutivos.

Hollywood arremete contra Trump tras su veto a las personas transgénero en el ejército

Mark Hamill, Laverne Cox y otras figuras del cine y la TV protestan por la decisión transfóbica del presidente de EE UU

‘The Rocky Horror Picture Show’: Laverne Cox es la nueva Frank-N-Furter

La actriz de 'Orange Is the New Black' interpretará el papel de dulce transexual transilvano inmortalizado por Tim Curry en la película de 1975 para el 'remake' de Kenny Ortega.