George Lazenby llora a Diana Rigg y niega los rumores de su enemistad

El James Bond de '007 al servicio de su Majestad' (1969) recuerda a Diana Rigg, su elogiada compañera, negando los rumores de tensión detrás de las cámaras.

Por
11 de septiembre de 2020

Diana Rigg, fallecida a los 82 años, fue la mejor espía de la televisión como Emma Peel en Los vengadores. Normal que también destacara en la mayor saga del cine de espías, la de James Bond. Su Tracy di Vicenzo de 007 al servicio de su Majestad (1969) siempre estará en lo más alto de las listas de las ‘chicas Bond’.

La actriz británica llegó a la saga Bond en un momento delicado. 007 al servicio de su Majestad era la primera película oficial de la franquicia que no protagonizaba Sean Connery. Después de mucho buscar, Eon Productions apostó por el modelo australiano George Lazenby como sustituto y el público no quedó muy convencido. Lo que sí triunfó fue contar con Diana Rigg como compañera de 007.

Rigg, que llegó a Los vengadores para sustituir a Honor Blackman cuando ella se fue a hacer historia como chica Bond en Goldfinger (1964), volvía a seguir sus pasos con impecable elegancia. Incluso derrotó a Bond en el escarpado terreno de los sentimientos.

Sin embargo, durante años proliferaron los rumores de cierta enemistad entre Lazenby y Rigg durante el rodaje de la película de Peter R. Hunt. La anécdota más extendida afirmaba que Diana Rigg se había afanado a comer ajo crudo antes de rodar sus besos con el actor.

Algo que el Lazenby, en su recuerdo de la fallecida, ha querido volver a zanjar como embustes sensacionalistas.

View this post on Instagram

I'm so sad to hear of the death of Diana Rigg. She undoubtedly raised my acting game when we made On Her Majesty's Secret Service together in 1968-9. I remember the press conference at the Dorchester in London, knowing she was going to play my wife. We had fun together on the set of the movie in Switzerland and Portugal. Her depth of experience really helped me. We were good friends on set. Much was made of our supposed differences but that was the Press looking for a news story. I was sorry to have lost my wife in the film at the end. The death of Contessa Teresa di Vincenzo Draco created a memorable cinema moment over 50 years ago. As my new bride, Tracy Bond, I wept for her loss. Now, upon hearing of Dame Diana's death, I weep again. My deepest condolences for her family. Love George xx

A post shared by George Lazenby (@georgelazenbyofficial) on

“Me entristece enterarme de la muerte de Diana Rigg. Sin ninguna duda, ella mejoró mi actuación cuando hicimos 007 al servicio de su Majestad. Recuerdo la rueda de prensa en el Dorchester de Londres, sabiendo que iba a interpretar a mi mujer. Y lo bien que lo pasamos rodando la película en Suiza y Portugal. Su gran experiencia me ayudó mucho. Éramos buenos amigos en el set. Se ha dicho mucho sobre nuestras supuestas diferencias, pero solo eran los medios buscando cosas que decir. Lamenté la muerte de mi mujer al final de la película: la muerte de la condesa Teressa di Vincenzo fue un momento cinematográfico memorable. Como mi nueva novia, Tracy Bond, lloré su pérdida. Ahora, tras enterarme de la muerte de Diana, lloro de nuevo. Condolencias para su familia”, escribe Lazenby.

 

La guerra del ajo

El asunto del ajo dio muchas vueltas en la prensa en el momento de estrenarse 007 al servicio de su Majestad. Hasta el punto de que en 1970 una enfadada Diana Rigg escribió en la publicación Daily Sketch acusando a Lazenby de extender el rumor, según recuerda The Independent.

“Estoy cansada de leer esas declaraciones paranoicas en la prensa donde dices que estabas rodeado de personas hostiles”, escribía la actriz en referencia a declaraciones de Lazenby sobre su mala experiencia en la película. “Estoy de acuerdo de que al terminar el rodaje la mayor parte del equipo era hostil, pero solo debido a tu comportamiento exagerado. ¿Por qué si no iba a amenazar con su dimisión tu ayudante de camerino? ¿Por qué si no te dejaron tres conductores distintos en una semana? ¿Por qué si no un miembro del equipo se contuvo para no darte un puñetazo después de cierto comentario que hiciste sobre una de las chicas de la película? No, George, no comía ajo a propósito. No, George, no estaba bebiendo champán en algún bar cuando discutimos”.

En cambio, en 1981 George Lazenby aportó otra visión de la historia en 007 Magazine. “Un día estábamos comiendo antes de rodar una escena de amor. Era un día que había prensa invitada al rodaje y Diana Rigg estaba almorzando cuatro o cinco mesas lejos de mí. Entonces empezó a gritarme desde su sitio: ‘Hoy estoy comiendo ajo, George, espero que tú también”.

Con todo, dándole un tono mucho más afable y conciliador de lo que podría parecer. “Ya sabes, simplemente era una broma”, aclara el actor. “Se interpretó como si estuviera comiendo ajo para molestarme, pero no recuerdo haberlo olido en su aliento. Lo pasaba bien con ella, era una chica brillante”.

Dossier ‘SPECTRE’: 10 cosas que debes saber sobre los peores enemigos de James Bond

En 2015, James Bond se enfrentará de nuevo con Blofeld y sus esbirros. Aquí te ponemos al día sobre su historia.