‘Detroit’: la película de Kathryn Bigelow que explica las protestas raciales de EE UU

John Boyega, Alge Smith y Will Poulter protagonizan el título disponible en Filmin.

Por
01 de junio de 2020

En 2017, la oscarizada realizadora Kathryn Bigelow (La noche más oscura, En tierra hostil) trasladaba al cine una historia real ocurrida en los Estados Unidos de los años 60. Detroit es el reflejo de la violencia de las fuerzas de seguridad norteamericanas contra la comunidad afroamericana. Un relato repleto de tensión y rabia, que nos instaba a comprender e investigar sobre los conflictos raciales causados en el seno de la sociedad del país.

Décadas después de los hechos verídicos acontecidos en el título, la situación continúa postergándose. Un legado xenófobo, proveniente de un pasado esclavista y de intolerancia hacia las etnias, que los gobiernos alternativos en el poder han auspiciado. El tema retratado por la cineasta en Detroit demostraba estar de suma actualidad y vuelve a convertirse en un gran ejemplo estos días, en los que el asesinato de George Floyd ha hecho que la gente vuelva a manifestar su descontento.

La rabia inunda las calles

Las principales ciudades de Estados Unidos salen a las calles para apoyar el movimiento Black Lives Matter, denunciando los constantes abusos de la policía hacia la comunidad afroamericana. Detroit se centraba de esta forma en la violencia de la justicia hacia estos a través de la narración de una redada a un bar nocturno sin licencia y el asalto al motel Algiers en 1967, los cuales causaron una serie de graves disturbios raciales en la ciudad del estado de Michigan.

El altercado en un bar clandestino inicia en el título las protestas en la ciudad de Detroit, las cuales desembocan en actos vandálicos. La cólera de una minoría acostumbrada al apaleamiento, y agotada de ponerse de rodillas, se reflejaba en la violencia hacia los establecimientos, los incendios, el saqueo… Una ira sin control que tan solo exigía algo muy simple: que todos fueran iguales ante la ley. Unos hechos que el gobierno aprovechaba para reducir las quejas de los manifestantes a simples delincuentes. El tema no podría ser más actual. Sin embargo, el intento de invisibilizar las manifestaciones pacíficas, la base de las quejas de estas concentraciones, siempre chocaban contra el resto de la sociedad.

Alge Smith interpreta en la película a uno de los vocalistas de un grupo musical que se ve inmiscuido inesperadamente en el conflicto en uno de los moteles de la ciudad. Un arma de fogueo atraerá la atención de las autoridades hacia el emplazamiento, lo que hará que vuelquen toda la violencia contra sus huéspedes, entre los que se encuentran otros intérpretes negros como Jacob Latimore, Anthony Mackie o Jason Mitchell. Además, la presencia de dos jóvenes blancas entre ellos (Hannah Murray y Kaitlyn Dever), complicará la situación aún más. Hay que señalar que las relaciones interraciales en los 60 eran inadmisibles en Estados Unidos para gran parte de su sociedad.

Actuaciones policiales desmesuradas

Del otro lado, Will Poulter, Jack Reynor y Ben O’Toole se meten en la piel de tres policías sin escrúpulos del estado de Michigan, que forman parte de un sistema judicial podrido y están bajo el amparo de la protección de su propio color de piel. Su mezquindad disparando a quemarropa a la gente, propinando palizas a doquier o engañando a un guarda de seguridad negro (John Boyega) para que no se inmiscuía en la situación, visualizan las cloacas en las que nadie quiere mirar, y que de vez en cuando son necesarias revisitar. Unas acciones que siempre han quedado impunes.

La reconstrucción de Bigelow  de una historia que existió de verdad, junto a otros títulos ficticios que han traído a colación esta denuncia constante (Selma, Criadas y señoras, If Beale Street Could Talk...) o documentales de gran reconocimiento como No soy tu negro, nos hacen entender un poco mejor los sucesos que tienen lugar estos días en Estados Unidos. Un tema que viene de muy lejos, y que necesita un cambio real.

 

 

Jason Blum, estas 9 mujeres hacen cine de terror

De Karyn Kusama a Barbara Peeters, te traemos nueve nombres de mujeres que han firmado algunas de las pesadillas con más terror del cine reciente.

Detroit y otras 8 películas para enfurecernos

Lo último de Kathryn Bigelow es un peliculón de esos que te hacen replantearte el asco de mundo en el que vivimos… Sí, el cine también sirve para enfurecernos.

Taquilla 2017: Los mayores batacazos del verano

De los robots gigantes y los socorristas cachas a los agentes espacio-temporales: ninguno de estos filmes se ha librado de sufrir una canícula llena de fracasos

Taquilla EE UU: ‘La Torre Oscura’ encabeza el fin de semana más flojo del verano

Mientras 'Detroit' se hunde, la adaptación de Stephen King salva la papeleta, convirtiéndose en número uno pese a una recaudación del montón