La censura del desnudo de Daryl Hannah en Disney+ recuerda a los sujetadores CGI de ‘Showgirls’

Cada vez que un espectador descubre la versión modificada de 'Un, dos, tres... Splash' que ofrece la plataforma de Disney, el debate se reaviva.

Por
13 de abril de 2020

ETIQUETAS:

  • Cualquiera que se asome a la comedia romántica Un, dos, tres… Splash, dirigida por Ron Howard en 1984, puede constatar que se trata de una película de tono bastante familiar. Prácticamente diríamos que apta para todos los públicos, o tanto como pueda serlo el romance interespecies entre un empresario humano (Tom Hanks) y una sirena (Daryl Hannah) del océano Atlántico.

    Pues lo curioso es que no todo el mundo piensa así. Ya desde el estreno en cines de Un, dos, tres… Splash, el proyecto estaba orientado hacia públicos más adultos de los que buscaba por aquella época Walt Disney Pictures. De ahí que la película se estrenara como filme inaugural del sello Touchstone Films (que unos años después se convertiría en Touchstone Pictures), bajo el que posteriormente se producirían títulos como Pretty Woman, Sister Act, Con Air, Armageddon El protegido. Como ves, un tono variadito.

    En el caso de Un, dos, tres… Splash ese alejamiento del público infantil se concretó en alguna que otra palabra malsonante y mostrar el cuerpo humano. No precisamente un desnudo integral de Daryl Hannah en su papel de criatura marina de fantasía, sino en concreto de sus nalgas cuando se da la vuelta.

    Así pues, de cara a la explotación doméstica de Un, dos, tres… Splash en Disney se afanaron en eliminar esos pequeños atrevimientos de tal modo que, irónicamente, el filme volviera a los recatados cauces de los que se le quiso distanciar a la hora de concebirlo. Cualquiera lo entiende, pero las convergencias entre capitalismo salvaje y puritanismo cerril tienen estas cosas.

    Ya que Disney+ se anuncia a los cuatro vientos como plataforma familiar (y por eso unas cuantas películas del catálogo de Disney y Fox ni están ni se las espera, al menos hasta que Hulu llegue a España), la versión del filme de Ron Howard que ofrece el servicio es precisamente esa versión alterada para la televisión generalista de EE UU. 

    En el delicado arte censor de borrar el culo desnudo de Daryl Hannah de cada fotograma de Un, dos, tres… Splash que lo contenga, se ha recurrido a diversas técnicas. Todas ellas abiertamente calamitosas, pero menos para quienes ven las películas poniéndolas de fondo durante otras actividades como consultar el móvil.

    Eso sí, de vez en cuando salta la alarma y las redes sociales reaccionan en consecuencia. ¿Cómo es que han hecho un macrozoom de postproducción que destroza todo el encuadre y pixela de manera aberrante la imagen solo para evitar que el trasero de Daryl Hannah aparezca en la pantalla?

    Pero, en otra escena, la técnica requerida ha sido un poco más elaborada: la creación de un coqueto bañador digital.

    Esta muestra de ropa de baño CGI para tapar piel que antes estaba descubierta no es ninguna extravagancia inusual (extravagancia sí, inusual no). Práctica habitual para conseguir versiones broadcast (para los referidos canales de televisión generalista en EE UU) de películas de tono adulto, la lencería digital alcanzó su Capilla Sixtina con la versión para todos los públicos de Showgirls.

    Sí, Showgirls. La incomprendida reinterpretación que se marcó Paul Verhoeven de Eva al desnudo en los locales de striptease de Las Vegas. El filme protagonizado por Elizabeth Berkley no escatimaba en desnudos de su protagonista y, cuando una Carolco Pictures calcinada por su fracaso en taquilla vendió su licencia de emisión a las televisiones, adquirió toda una nueva línea de ropa interior CGI para sus actrices que, obviamente, no aparecía en la versión original.

    ¿Le está funcionando a Disney la jugada de mandar ‘Mulan’ al streaming?

    El lanzamiento de su último remake en acción real en Disney+ (y en cines seleccionados) ha enfurecido al sector, y aún no están claras las cifras.

    De ‘El diablo a todas horas’ a ‘We are who we are’, recomendaciones de series y películas de la semana

    Comienza la temporada de fresquito nocturno y con ella las mejores ficciones para ver debajo de la manta.

    El acceso premium a ‘Mulán’ en Disney+ durará hasta el 4 de diciembre

    A partir de esa fecha, el remake en acción real de Niki Caro quedará disponible en el catálogo general de la plataforma para todos sus suscriptores.

    ‘Mulán’ costará 21,99 euros en Disney+ España

    El nuevo live action de la Casa del Ratón se estrenará de forma exclusiva en la plataforma el próximo 4 de septiembre.