Dan Scanlon: “Con ‘Onward’, los pequeños entenderán el duelo y la pérdida”

La nueva película de Pixar es una fábula fraternal sobre dos elfos en lucha por recuperar a su padre muerto. Una historia ¿real? como la vida misma.

Por
05 de marzo de 2020

ETIQUETAS:

  • Dan Scanlon no tiene la piel azul, ni el cabello malva, ni orejas picudas, pero su historia se parece mucho a la de Ian Lightfoot, el elfo coprotagonista de Onward, la película número 22 de la factoría Pixar. Con apenas un año de edad, Scanlon perdió a su padre. Sin memoria, sin recuerdos, un buen día dio con un cassette que recogía su voz. De ahí nació Onward, la historia de dos hermanos en un mundo en el que se ha perdido la magia.

    Frente al escéptico Ian, su hermano Barley todavía cree en los hechizos… e Ian tendrá que creer cuando, el día de su 16 aniversario, su madre le entregue un báculo y una gema. Gracias a ella pueden hacer revivir a su padre durante 24 horas. Como son unos centennials un poco desastre, la cosa sale mal y solo lo consiguen a medias –en la media de cintura para abajo, concretamente. Los dos hermanos se verán enfrascados en una aventura por conseguir que su padre sea algo más que unos pantalones… en menos de 24 horas.

    Como Coco, la película habla del duelo y de la pérdida. ¿Por qué le interesa a Pixar tanto este tema?

    Superar una pérdida es muy, muy difícil. Es el precio que pagamos por amar tanto. Si no amáramos no sufriríamos. Es duro, pero es ley de vida. Es muy peliagudo hablar de este tema con los pequeños, y creo que a través de la película lo pueden entender.

    Otra cosa en la que Pixar siempre ha destacado ha sido en la representación de familias no tradicionales. En este caso, tenemos a una viuda que es feliz con una nueva pareja y, sobre todo, a la Agente Specter, una oficial cíclope lesbiana, primer personaje abiertamente gay del estudio. ¿Hay una intención política? ¿Es algo deliberado?

    Queríamos que fuera una película realista y reflejar lo que pasa en la vida real. Y esto es lo que pasa en el mundo que nos rodea. De hecho, el personaje de la madre es como la mía, una mujer muy cariñosa, muy protectora y muy divertida.

    Los protagonistas son dos chicos. Se ha dicho de Onward que es la versión masculina de Frozen

    Los protagonistas son dos hermanos porque la historia está inspirada en mi vida. Tanto a los niños como los adultos les gusta verse reflejados en una pantalla, y si tienen hermanos, lo harán. Pero esta película en concreto no es sobre dos hermanos, si no sobre la gente que te ayuda en la vida. Aquí es un familiar, pero bien podría ser también un amigo o un profesor. Espero que al acabar la película la gente salga del cine y piense: “Oh, conozco a alguien así que me ayudó mucho cuando estaba mal. Voy a llamarle para darle las gracias”.

    Háblanos de ese componente autobiográfico. ¿Cómo ha sido el proceso emocional de realizar Onward?

    Ha sido una experiencia muy positiva. Hemos trabajado en la película durante seis años. Levantarme cada mañana y cuestionarme acerca de mí mismo y de mi relación con mi familia ha sido maravilloso. También ha sido muy gratificante sentir el apoyo del estudio y del resto del equipo, que me han animado a profundizar más en mis sentimientos y han aportado sus historias personales.

    Si la historia surge de la relación entre tu hermano y tú… ¿ocurre lo mismo con la personalidad y la apariencia de los protagonistas?

    He intentado apartarme lo más posible del diseño de los personajes. Estoy muy feliz con cómo han quedado. Ian se parece a mí en que a los dos nos gusta llevar camisas de cuadros… y ya. Mi hermano no se parece en nada a Barley: es un tío muy inteligente, aunque sí se parece en su manera de manifestar cariño y apoyo. Cuando vio la película se emocionó mucho. Desde entonces hemos hablado mucho más. Nos hemos abierto mucho el uno al otro, confesando nuestra vulnerabilidad de una manera que habría sido imposible sin la película.

    ¿No hay algo contradictorio en que recreéis un mundo en el que se ha perdido la magia por culpa de la tecnología… a través de una de las empresas punteras en tecnología como Pixar?

    Es que nosotros usamos la tecnología a diario y es realmente mágica. En Onward queríamos dejar claro que la tecnología no es mala. El filme sí critica el uso que hacemos de la tecnología y lanza el mensaje de que tenemos que encontrar un equilibrio y usarla con mesura. No debemos conformarnos, sino esforzarnos y explorar nuestro potencial. Debemos seguir siendo capaces de aprender y crecer.

    Cuando os pusisteis a hacer magia con la tecnología, ¿cuál fue la escena más difícil de recrear?

    Sin contar spoilers, la gigantesca batalla final. Era muy complicada desde el punto de visa del guion, porque una buena escena de pelea no la puedes basar solo en los puñetazos, tienes que introducir el componente emocional. Trabajamos con ocho o nueve departamentos simultáneamente para pasar de la emoción a la acción y de nuevo a la emoción. Nos costó mucho, pero estamos muy satisfechos.

    Onward se estrena el 6 de marzo. 

    Después de ‘Mulán’: estos son los proyectos en acción real que prepara Disney

    Desde Cruella de Vil a Pinocho o La sirenita, se han anunciado nada menos que una quincena de películas que, esperemos,esta vez sí puedan verse en cines.

    ¿Por qué Mushu no aparece en ‘Mulán’? Su directora explica la sonada ausencia

    Niki Caro ha querido justificar ante los espectadores la desaparición en el 'live action' del queridísimo personaje de animación de Disney.

    Primeras críticas de ‘Mulán’: “Menos un remake que una nueva interpretación”

    La nueva versión de la heroína china de Disney se lleva opiniones positivas gracias a sus escenas de acción y su espectacularidad visual.

    Marvel y Disney no sabían que Chadwick Boseman tenía cáncer

    Un reportaje de The Hollywood Reporter desvela que el actor esperaba recuperarse a tiempo para el rodaje de 'Black Panther 2'.