[Crónica Festival Cine Gijón 2013] El cine español pierde otro ‘Blockbuster’

El regreso de Fernando Esteso al cine y la ganadora de Annecy, los puntos álgidos de la cuarta jornada del FICX, aunque por motivos diferentes. Por PABLO GONZÁLEZ TABOADA

Por
19 de noviembre de 2013

¿De qué se habla en el festival? Del clima cambiante, algo muy habitual de la ciudad, y de la buena sensación que deja el entrar al Centro Comercial San Agustín (epicentro del festival, ubicación de los Cines Centro) y encontrarse a un montón de gente haciendo cola, sacando entradas y ocupando las localidades de los cines. El lunes se notó no obstante una pequeña bajada del público asistente, pero no tanto como para preocuparse. También, de la triste noticia de que el gran Hong Sang-soo (homenajeado en un ciclo) no podrá acudir al festival por ‘motivos de salud’. Una pena, porque teníamos unas ganas enormes de intercambiar unas palabras con él.

¿Qué has visto? Dentro de la sección oficial, Gabrielle de Louise Archambault, una película sobre una chica discapacitada con un don para la música y la necesidad de sentirse libre de actuar como una persona “normal”. Sin acusar todos los vicios del cine independiente festivalero, tampoco consigue destacar más allá de la buena interpretación de su protagonista y de un tono amable, incluso sensible en momentos aislados. Blockbuster, de Tirso Calero, narra la historia de una vieja gloria del cine español y de un trabajador de un videoclub que aspira a rodar su primer corto; la vida les pondrá en el mismo camino. Lo que podría ser una exploración del oficio se transforma en un bochornoso quiero y no puedo que se ahoga en referencias pop (Clerks, Chuck Norris) y abusa de un humor que dejó de tener gracia hace más de dos décadas. Como curiosidad, Fernando Esteso se interpreta a sí mismo en un cameo tan gratuito como desaprovechado, buscando la complicidad del espectador con planos fijos de sus ojos llorosos. No lo logra.

Al margen, la sección Animaficx (dedicada a la animación mundial) sigue dejando trabajos de altura. La brasileña Uma História de Amor e Fúria de Luiz Bolognesi, ganadora del premio gordo en el Festival de Annecy, explora acontecimientos históricos del país añadiendo elementos mitológicos y fantásticos, dividiendo su historia en cuatro bloques de tiempo que van desde la llegada de los europeos hasta 2056. Un trabajo artesanal de belleza naturalista, que explora ideas muy interesantes y sabe cómo ponerlas en imágenes sin fisuras de ningún tipo, todo esto orientado al público adulto: no es para niños. Aya de Yopougon también estuvo en Annecy y sigue las vidas de tres mujeres de Costa de Marfil, residentes en la ciudad de Yopougon, en su intento por salir adelante. No es tanto un drama social al uso como una dramedia que juega con la liberación de la figura femenina, contraponiéndola a la estrechez de miras de según qué segmentos de población, con una mirada puesta en la picaresca. Nivel medio, sin excesos ni defectos graves. Se puede ver.

¿Qué te has perdido? La revelación del festival de Nocturna, I Am a Ghost, que se ha proyectado en la sección Géneros Mutantes. También la coreana The Fake; las recuperaremos en días venideros, eso sí.

¿Con quién has hablado? Con Luiz Bolognesi, director de Uma História de Amor e Fúria, que aclaraba cómo la violencia de la película llevó a varias productoras a tener cierto “miedo” a la hora de mover su película en las salas comerciales. También nos contaba su sorpresa ante la recepción que ha tenido la película: el premio en Annecy, las ventas internacionales, los coloquios y la variedad de los temas abordados en sus pases de Shangai, Tokio, Francia y claro, España. En sus propias palabras, “nunca fue un proyecto hecho para el extranjero, tenía una ambición local, para servir como apoyo a la Historia de Brasil.” 

¿Qué has comido? En Gijón se come de maravilla, y aunque la comida casera es la mejor nunca está de más acercarse a un restaurante y probar lo que tienen preparado para los asistentes al festival. En nuestro caso, una ración de jugosa paella de marisco para comer, con un solomillo al cabrales de segundo. La cena, más ligera: una ensalada mixta y y una pieza de fruta como postre.

Gijonmetro: La polaca Ida sigue siendo la película más comentada y que más de acuerdo ha puesto a la crítica, al menos de la Sección Oficial, así que atendiendo a razones coherentes no deberíamos desestimar sus candidaturas a mejor actriz, fotografía o dirección. Cuidado también con Gabrielle: la interpretación principal de Gabrielle Marion-Rivard puede llevarse el premio bajo el brazo. En el segundo bloque competitivo, Animaficx, hay mucha calidad pero nuestra favorita es Cheatin’: enormemente imaginativa, de incuestionable perfección técnica y demostrando un gran conocimiento del medio animado. Es hilarante, y dura justo lo que necesita para contar su historia.

Más de CINEMANÍA en Gijón 2013:

Crónica 2: Ida, la película hecha en fotografías en blanco y negro

Crónica 1: Entrega de premios y Una promesa, de Patrice Leconte