Un clásico de Disney+ para cada generación

La casa del ratón tiene películas para todas las edades, y en su plataforma de VOD están todas las que puedas imaginar: te ayudamos a elegir la tuya.

Por
01 de abril de 2020

Cada generación tiene al menos una película Disney que marcó su infancia. Ahora, con Disney+ ya en nuestras pantallas, podemos recuperar todos aquellos clásicos con los que crecimos y a los que irremediablemente siempre volveremos con una sonrisa en los labios. He aquí la lista de filmes que te marcaron de pequeño según tu edad.

Por Yago García y Janire Zurbano

De 15 a 20 años: Los descendientes

Disney solo ha tardado un siglo en darse cuenta de que lo mejor de su colección de princesas animadas son los villanos. Afortunadamente, todos aquellos en plena edad del pavo son hijos de la Maléfica de Angelina Jolie y los protagonistas de Los descendientes (no confundir con la película de George Clooney).

Kenny Ortega reúne a los hijos de Cruella, Maléfica, Jafar y la Reina Malvada de Blancanieves, algo más cuerdos que sus progenitores (tampoco mucho), pero con el mismo ingenio para hacer travesuras. Si queréis desconectar un rato de la EBAU, ya sabéis.

J. Z. 

De 20 a 25 años: High School Musical

Chica nueva conoce a chico popular en un karaoke. Cantan (muy bien) juntos, se gustan, pero, al final de la noche, se separan. Como esto es una película, en unos minutos (cosas del destino) vuelven a coincidir en el instituto, donde pertenecen a dos clases sociales diferentes. Cambiemos las chupas y la gomina por los balones de baloncesto y los flequillos a un lado, y tendremos la Grease que conquistó a quienes ahora se estrenan en la veintena.

Los pasos de baile de Kenny Ortega, el carisma del ‘niño bonito americano’ Zac Efron y, sobre todo, el poderío de la “fabulosa” Ashley Tisdale (eterna Sharpay Evans) han dado para dos pelis más, conciertos, una nueva serie y hasta espectáculos sobre hielo. De cuarentena, conviene recordar que estamos juntos en esto.   

J. Z. 

De 25 a 30: Tú a Londres y yo a California

Si naciste a principios de los 90, no solo eres un millennial de pura cepa, sino también un espectador curtido que ha crecido viendo a sus ídolos de la infancia, las llamadas ‘niñas Disney’, entrar y salir de rehabilitación como si de la panadería se tratase.

Entre ellos, la más precoz fue Lindsay Lohan, esa niña pelirroja y pecosa a la que conociste haciendo trastadas por partida doble en la adaptación del clásico de David Swift (también disponible en Disney+). Con ella probaste las oreos con mantequilla de cacahuete y deseaste tener mayordomo solo para poder crear tu propio saludo bailongo con él.

J. Z. 

De 30 a 35: Solo en casa

Si naciste en los 90, es muy probable que tu primera experiencia cinéfila tenga un nombre (Kevin McAllister) y un rostro: el de Macaulay Culkin. Tras haber arrasado en las navidades de 1990, Solo en casa se convirtió en un clásico del cine ‘familiar’ en TV y vídeo doméstico, para desesperación de muchos padres y alegría de sus retoños.

Por raro que parezca, esta película les enseñó a los treintañeros de hoy muchas cosas, aparte del método para convertir sus casas en fortalezas. Para empezar, la chavalada aprendió aquí a reconocer el rostro de Joe Pesci mucho antes de tener edad para acercarse a las películas de Martin Scorsese. Por otra parte, la película está dirigida por Chris Columbus (el hombre que puso en marcha la saga de Harry Potter en cines) y escrita por John Hughes (El club de los cinco), dos nombres ilustres con los que muchos espectadores tuvieron su primer contacto aquí. Por último, no olvidemos que la carrera posterior de Macaulay habrá disuadido a muchos de darse a la mala vida durante su adolescencia.

Y. G. 

De 35 a 40: La pandilla 


Todos tenemos un pasado. Incluso Christian Bale: antes de mudarse a Gotham City, y después de recibir la alternativa como estrella teen de la mano de Spielberg en El Imperio del sol, el galés más fibroso tuvo tiempo para hacer películas de todo tipo, hasta un musical sobre una huelga de repartidores de periódicos en el Nueva York de 1899.

Dirigida por un Kenny Ortega que por entonces era solo “el coreógrafo de Dirty Dancing”, La pandilla fue uno de esos proyectos disparatados que salen bien milagrosamente. Tal vez eso se debiera a su reparto (incluyendo a Robert Duvall como un perverso Joseph Pulitzer), a sus llamadas a la conciencia de clase… o al hecho de que, con la edad adecuada, enamorarse un poco de Christian era inevitable.

Y. G. 

De 40 a 45: Tron 

A estas alturas, todos estamos un poco hartos de tanta nostalgia ochentera. Pero en todo hay clases, y puestos a llenar tu vida de colores flúor, pelos cardados y máquinas arcade, esta aventura de Jeff Bridges al otro lado de la pantalla sigue siendo un punto de referencia.

Es cierto que, vista con los ojos de un adulto, Tron peca de falta de ritmo y de un guion bastante precario. Pero sus efectos digitales (con esos diseños de Moebius) y su banda sonora a cargo de Wendy Carlos (La naranja mecánica) siguen siendo inapelables. Si quieres mostrarles a tus hijos o sobrinos cómo veíamos los ordenadores cuando la palabra “Google” solo salía en los diccionarios de inglés, esta es tu película.

Y. G. 

De 45 a 50: La bruja novata

La pobre Angela Lansbury lo pasó fatal rodando esta película, repleta de efectos especiales y con partes que combinan la animación con la acción real. Pero eso importa poco: lo que importa es que una generación de niños aprendió a asociar el buen rollo y la aventura con su rostro gracias al personaje de Eglantine Price.

Concebida como una secuela oficiosa de Mary Poppins (hasta el punto de que el papel principal le fue ofrecido a Julie Andrews), La bruja novata fue un último destello de genio para Robert Stevenson, el director por excelencia de Disney en acción real. Y también una buena representante de esos años 70 en los que el estudio abandonó las superproducciones en favor de películas más económicas, pero igual de entrañables (cuando salían bien).

Y. G. 

De 50 a 55: Mary Poppins 

Atención, porque estamos ante la película con más Oscar de toda la historia de Disney. Con sus cinco estatuillas (incluyendo la de Julie Andrews como Mejor actriz) y sus nominaciones a otras ocho categorías, Mary Poppins queda como el momento cumbre de una era en la que el estudio parecía dominar el mundo. Tanto como ahora, queremos decir, o incluso más.

Aunque la relación de la escritora P. L. Travers con Walt Disney fuese complicadilla (mucho más de lo que apunta Al encuentro de Mr. Banks) y el rodaje del filme estuviera lleno de altibajos, ‘tío Walt’ quedó tan satisfecho de esta película que la consideraba el mayor logro de su carrera. Y, si tú fuiste niño antes del auge del vídeo doméstico, seguro que anhelabas como agua de mayo sus reposiciones en pantalla grande.

Y. G. 

De 55 a 60: Fiel amigo

Aunque parezca raro, eso de meterse a los niños en el bolsillo exponiéndoles a los horrores de la pérdida y el duelo no se lo inventó Pixar. Si tienes la edad suficiente como para haber visto Fiel amigo en tu infancia, sabrás de lo que hablamos… y se te habrán humedecido los ojos solo de recordarlo.

A primera vista, esta película de Robert Stevenson (sí, otra vez él) ofrece un bonito y sencillo cuento sobre la amistad entre el hijo de un cowboy y el perrazo bonachón que da título a la cinta. Pero no te confíes, porque la cinta no obvia los sufrimientos que derivan de una relación así. Todo lo contrario: nos los frota por la cara con regodeo. ¿Que no sabes de lo que hablamos? Pues vela, y después nos cuentas.

Y. G. 

De 60 a 65: 20.000 leguas de viaje submarino

La historia da muchas vueltas, y la de Hollywood aún más. Por ejemplo, ¿quién iba a decir que una película firmada por el director de Los vikingos (y de Conan, el destructor: nadie es perfecto) con Kirk Douglas, James Mason y David Niven en su reparto iba a ser uno de los grandes triunfos artísticos de Disney?

Pues así es: adaptando la novela de Julio Verne con el respeto necesario (es decir, mucho, pero no todo), con Mason como un capitán Nemo tan siniestro como fascinante y con Douglas formando un maravilloso tándem interpretativo con una foca amaestrada, Richard Fleischer ofreció esta cumbre del cine fantástico y de aventuras, agraciado por momentos cumbres como la lucha contra el pulpo gigante.

Y. G.

‘La bella y la bestia’: Los directores del clásico animado no han ganado un céntimo por el remake

Kirk Wise y Gary Trousdale sí que aparecen en los créditos del remake como productores ejecutivos, pero no han recibido dinero por ello.

“DiCaprio quería quitarme ‘American Psycho”

Empeñado en interpretar a Patrick Bateman, 'Leo' expulsó del filme a Christian Bale y la directora Mary Harron… hasta que Oliver Stone y él tuvieron un choque de egos.

Christian Bale mostrará su lado más oscuro. Será el villano de ‘Thor: Love and Thunder’

Ya se venía rumoreando sobre su participación en la nueva entrega de 'Thor', y ahora lo confima Tessa Thompson.

David O. Russell (‘La gran estafa americana’) ficha a Margot Robbie y Christian Bale

El ex-Batman y la intérprete de Harley Quinn se encontrarán en un filme cuyos detalles están guardados con siete llaves.