CINEMANÍA visita al rodaje de ‘Lo imposible’, lo nuevo de J. A. Bayona

El director de 'El orfanato' dirige a Naomi Watts en una superproducción sobre el tsunami que arrasó Tailandia en 2004.

Por
16 de septiembre de 2010

No habrá ni un solo plano de la ola tomado desde el punto de vista de Dios. Esto, amigos, no es una de Roland Emmerich. Una disaster movie al uso. Pese a todo, las dimensiones de Lo imposible, el nuevo proyecto de J.A Bayona tras el sorprendente éxito de El orfanato, son tan grandes como el tsunami que arrasó con gran parte de la costa asiática en diciembre del 2004.

Los productores de Telecinco Cinema (responsables de éxitos como El laberinto del fauno, Ágora o Celda 211) se niegan a hablar de presupuestos, pero CINEMANÍA estuvimos el pasado martes 14 de septiembre en los estudios de cine Ciudad de La Luz de Alicante y lo que vimos nada tiene que envidiarle a cualquier superproducción de Hollywood. “No sabría definir el género. Ewan McGregor me dijo que no se parecía a nada de lo que había leído antes” nos cuenta Bayona en una pausa del rodaje (que en breve proseguirá en Tailandia). “Y creo eso es algo bueno. La peli va dictaminada por la realidad de la historia y enfrentarse a lo absoluto. A Lo imposible”.

THE IMPOSSIBLE

El cineasta se pasa el día en remojo dentro de un tanque que alberga 12 millones de litros de agua (a 29,3 grados por petición de Naomi Watts) y cuarenta bombas que generan una corriente similar a la de la catástrofe. Allí dirige a Naomi Watts y su hijo en la ficción, el debutante Tom Holland (que interpretó a Billy Elliot en el musical de Londres durante dos años).

“Cuando lees el guion parece más emocional peor una vez que estas en el  plató te das cuenta de que es una acción muy trepidante todo el rato. Quizá sea mi edad”, nos comenta la protagonista de King Kong, que se muestra feliz de rodar en España. “Me encanta trabajar con directores extranjeros porque sacan lo mejor de mí. Soy muy afortunada porque empecé trabajando con directores importantes como David Lynch, y esto hizo que los directores más imaginativos se fijen en mí y pueda elegir en función del director con el que voy a trabajar” apostilla. “Es ésta película, además, lloramos mucho, que creo que es una actividad muy española”.