Cine comercial, publicidad de autor

Los directores más prestigiosos también se marcan un 'spot' de vez en cuando

Por
18 de mayo de 2010

INGMAR BERGMAN (1951 – 53)

La marca: Jabones Bris.

A Ingmar Bergman le corresponde el honor de ser el primer director de cine establecido en pasarse al bando publicitario. Otra cosa es que a él le agradase esa conexión, motivada por una crisis en la industria sueca del celuloide y por su deber de mantener a dos familias (sí, dos). “Las películas de Bris nacieron para salvarme la vida a mí y a mis familias. Pero ése era un problema secundario. Lo principal era que podía disponer libremente de los recursos económicos y hacer exactamente lo que quisiese con el mensaje comercial”. Así hablaba el maestro sueco sobre los nueve spots que dirigió para una marca de jabones: durante el rodaje del último de ellos conoció a su futura actriz fetiche, Bibi Andersson.

FEDERICO FELLINI

Las marcas: Barilla, Campari…

El autor de Amarcord, que comenzó su carrera como dibujante publicitario, sabía compaginar los requisitos comerciales de sus empleadores con su estilo personal. Como aficionado que era a la buena mesa, ese arte se percibe sobre todo en sus trabajos para el vermut Campari (arriba) y para una popular empresa de pastas alimenticias. El video que verás más abajo (con la guapísima Anna Falchi) es un ejemplo de esto último.

AKIRA KUROSAWA (1979)

La marca: Suntory

Por más que sus amigos Spielberg, Lucas y Coppola le echasen una mano, ‘El Emperador’ del cine japonés tuvo que echar mano de una compañía nipona de bebidas para propulsar el rodaje de Kagemusha. Su encuentro con el autor de Apocalypse Now, junto a quien acabaría rodando un spot, inspiró años más tarde a Sofia Coppola la historia de Bill Murray en Lost in Translation.

RIDLEY SCOTT (1984)

La marca: Apple

“La publicidad fue mi escuela de cine”, reconoce el director de Robin Hood. Y prosigue: “Le debo mi visión del mundo y mi concepto de la vida”. Por eso, tras el tremendo batacazo que supusoBlade Runner, Ridley Scott recurrió a su primer amor para salir del bache, proporcionando de paso una poderosa arma (evocadoramente orwelliana) a la compañía de Steve Jobs, en guerra por entonces con IBM y su sistema PC. “Cuando me llegó el momento de hacer películas había rodado 2.700 spots, sabía muy bien lo que quería”, decía Scott por entonces. Se nota: según el publicista Lluis Bassats, este es el mejor anuncio televisivo de la historia.

DAVID FINCHER (1984)

La marca: Asociación americana contra el cáncer

Antes de Seven y de El club de la lucha (y antes, pero menos, de sus videoclips paraMadonna), David Fincher ya sabía suscitar el interés del público a base de inquietud y mala leche. Este contundente anuncio sobre los peligros de fumar durante el embarazo, con un feto más precoz que Benjamin Button como protagonista, fue su pasaporte a Hollywood.

SPIKE LEE (1991)

La marca: Nike

Su metro sesenta y ocho de estatura no impidió al director afroamericano, y consumado publicista, alternar con el mismísimo Michael Jordan. Lee sacó partido a la comicidad de Mars Blacmon, personaje que había interpretado en su debut en largo, Nola Darling. En 2006 repetiría para la misma marca de ropa deportiva, esta vez sin el baloncestista.

MICHEL GONDRY (1994)

La marca: Levi’s

Un argumento (picarón, por lo demás) atribuído nada menos que a Billy Wilder, una fotografía en blanco y negro crudo, sin contrastes que valgan, y una anacrónica superposición de música tecno e imaginería de los años treinta. Esas fueron las herramientas que el futuro director deOlvídate de mi empleó para convencernos de las bondades del bolsillo secundario en los jeans…Y para llevarse el León de Oro en el Festival de Publicidad de Cannes.

MICHAEL BAY (1995)

La leche es la piedra angular de todo nutritivo desayuno, como nos recuerda el director deTransformers en esta colección de spots breves. Bay, que estrenaba ese mismo año su debutDos policías rebeldes, logró él solito disparar el consumo del lácteo líquido en EE UU y ser aclamado como mejor director publicitario del país. Está claro que a este chico le gusta hacer las cosas a lo grande.

TERRY GILLIAM (2002)

La marca: Nike

Con Eric Cantona como maestro de ceremonias, un auténtico ‘quién es quién’ del fútbol internacional se encierra en una jaula para dirimir de una vez por todas quién es el pichichi, a ritmo de un Elvis Presley technificado. Extrañamente, tratándose del director de Doce monos,no hubo lesionados… Pero sí un espectacular partido de vuelta.

ISABEL COIXET (2008)

La marca: Evax

Licenciada en Historia y formada en el mundo publicitario, la autora de Mapa de los sonidos de Tokio ha dirigido spots por todo el mundo. “Permite trabajar con los mejores profesionales, de operadores a decoradores, de ahí que sea un excelente campo de prácticas”, explica Coixet, cuya productora Miss Wasabi es responsable de piezas tan chispeantes como este anuncio de compresas.

El ‘Bolero’ de Ravel en ocho escenas de cine

De Bo Derek a Kurosawa, pasando por Cantinflas (y Lola Flores): la pieza más célebre del compositor francés ha sonado en películas de todo tipo.

Muere Haruo Nakajima, el hombre que fue Godzilla

El actor japonés, cuyo fallecimiento se ha hecho público hoy, fue una figura imprescindible del fantástico japonés, y un secundario habitual en los filmes de Kurosawa

10 películas sin las que ‘Star Wars’ nunca hubiera existido

Para crear su saga galáctica, George Lucas se inspiró en todas estas películas. ¿Quieres descubrir a los ancestros de los caballeros Jedi?

¿Se pasa el cine de Kurosawa a los videojuegos?

Una compañía china de videojuegos, Jinke Entertainment, anuncia la compra de nueve historias inéditas firmadas por Akira Kurosawa