Cinco cosas que nos enseñó Antonio Ozores

En homenaje al cómico más 'absurdista' del cine español, presentamos sus momentos más descacharrantes, en cine y televisión

Por
12 de mayo de 2010

ETIQUETAS:

  • A DAR EL ‘TIMO DE LA ESTAMPITA’

    En 1959, la vida del español medio estaba muy achuchá. De ahí que hombres de recursos como Antonio y Tony Leblanc recurriesen al ancestral arte de la estafa para ir tirando. Para comprobarlo, revisa esta escena de Los tramposos (Pedro Lazaga) con la pareja dejando sin blanca al pueblerino Venancio Muro.

    A DAR UN DISCURSO

    La llegada de la Transición, además de abrir las pantallas a una invasión de escotes y sujes, facilitó la aparición de innumerables comedias políticas más o menos oportunistas. Además de en Que vienen los socialistas (1982), Ozores demostró sus aptitudes para la cosa pública en ¡No, hija, no! con esta brillante alocución. Si no se hubiera dedicado a las tablas, Antonio hubiese hecho un carrerón en el Congreso de los Diputados.

    A METER UN SOBRE EN UNA CARTA (¿O ERA AL REVÉS?)

    Para gustos están los colores, pero un sector de los fans de Antonio Ozores opina que éste daba lo mejor de sí en sus intervenciones televisivas, donde podía dar rienda suelta a sus recursos para la comedia sin que las suecas le estorbasen. Este argumento se ve reforzado consketchs como éste, del programa Un, dos, tres: una lección a la altura de las de Tip y Coll Miguel Gila.

    A SER UNOS LIBERTINOS

    “Yo soy el Marqués de Sade, y soy sádico”. Cuando quería, Antonio Ozores se expresaba muy claramente, como prueba esta intervención en Un, dos, tres en la que aprovecha un programa especial sobre el erotismo para encarnar al aristócrata francés: sus ideas como diseñador de parques temáticos (‘Sadelandia’) sólo rivalizan con sus investigaciones sobre el sexo de las pulgas.

    A REPARAR UNA MÁQUINA DE CAFÉ

    Los personajes de Cámera café se ven presos de una calenturienta ola de cachondez. ¿Qué es lo que les ocurre? Nosotros podríamos explicártelo, pero cedemos la palabra a Antonio Ozores, que lo expone mucho más claramente que nosotros en este sketch de 2007, su última intervención ante las cámaras.

    Ruiz-Mateos y el cine: de ‘La avispita Ruinasa’ a Mel Gibson

    ¿Sabías que el empresario jerezano apareció como personaje en tres películas? ¿O que trató de producir un filme sobre la Virgen con 'Mad Mel' de director?

    Los políticos más corruptos del cine y las series

    Mamandurrias, comisiones, sobres llenos de billetes... Una colección de personajes que haría las delicias del juez Eloy Velasco.

    La televisión es nutritiva

    Los 'protas' de 'La venganza de Ira Vamp' y 'Campamento Flipy' no son las primeras estrellas de la TV ibérica en asomarse a la gran pantalla. Ni tampoco las últimas... TEXTOS: Rubén Lardín