Christopher Tolkien y su gran legado, una vida repleta de luces y sombras

El hijo del creador de 'El señor de los anillos' y 'El Hobbit' fallecía a los 95 años, dejando tras de sí una complicada relación con las adaptaciones cinematográficas.

Por
17 de enero de 2020

Huraño, antipático e irascible son algunos de los adjetivos con los que la prensa de todo el mundo presentó durante décadas a Christopher Tolkien, el hijo del reconocido escritor J.R.R. Tolkien. Lo cierto es que gestionar un patrimonio como el que dejó su padre es una tarea ardua. El británico fallecía ayer a los 95 años dejando tras de sí un gran legado, después de ser responsable de recopilar y publicar los contenidos inéditos que Tolkien padre no lanzó al mercado en vida.

Todo surgía en su propia infancia cuando su padre creaba relatos para entretener a sus cuatro vástagos: John, Michael, Christopher y Priscilla. Los niños eran unos apasionados de las historias creadas por él, lo que hizo que germinara un espíritu constantemente creativo.

Christopher fue el tercer hijo de la familia y probablemente el que quedó más prendado de todo este imaginario. De hecho, fue el encargado de revisar los capítulos de la novela El anillo (nombre inicial de la gran obra), que J.R.R. escribía y enviaba a su hijo, el cual se encontraba en ese momento de piloto en Sudáfrica cuando la familia ya se había instalado en Reino Unido. Unos borradores que llegaban con el objetivo de que controlara y corrigiera los manuscritos.

Un gran legado

La fama del escritor sudafricano otorgada por el lanzamiento de El señor de los anillos y El Hobbit animaría a que el hijo también comenzara a trabajar junto a su padre en la universidad de Oxford, donde ayudaba a este a gestionar todo lo que iba escribiendo. Era de esperar pues que Christopher se quedara con los derechos de los libros de su padre tras su muerte.

Como si de un rompecabezas se tratara, Christopher unió las piezas que su padre dejó inconclusas para lanzar reconocibles libros basados en Arda. Nacían así  obras como El Silmarillion, Los hijos de Húrin y La historia de la Tierra Media. A lo largo de los siguientes años, su figura sería amada y odiada a partes iguales por los seguidores de su padre. Algunos adoraban que continuara dando a conocer nuevas partes de la historia épico-fantástica, y otros, sin embargo, creían que pervertía el canon creado por Tolkien. Más de 15 relatos relacionados con la narración original serían lanzados durante su vida, siendo el último el de Beren y Lúthien (2017).

La tensión con el mundo del cine

Es indudable que la trilogía cinematográfica creada por el realizador neozelandés Peter Jackson hizo que la novela (ya universalmente popular) se convirtiera en un boom en todo el mundo y que, a día de hoy, no haya nadie que no haya escuchado hablar de Frodo, el Anillo o la Tierra Media. Si bien es cierto, la relación entre Jackson y Cristopher no fue nada fácil. El vástago de Tolkien criticó en todo momento estos títulos, a los que acusaba de destruir la obra de su padre, convirtiéndose en ‘films de acción para jóvenes’ y con ‘poca seriedad’. Algo que podría haber tenido relación con que la familia no tuviera ningún tipo de control en las decisiones de la franquicia, al no poseer los derechos cinematográficos. La trilogía de El Hobbit volvería a sufrir el mismo odio años después.

J.R.R. Tolkien vendió los derechos cinematográficos en vida de El señor de los anillos y de El Hobbit por un precio irrisorio, ante el miedo del elevado pago del impuesto de sucesiones por parte de sus descendientes cuando muriera. Un buen acto que hizo que en la actualidad la familia no tenga poder de decisión sobre las adaptaciones. Esto permitiría que, en 1978, Ralph Bakshi creara una película de animación sobre la obra.

El enfado de la familia Tolkien

La polémica con Jackson no sería la única. En 2019, volverían a tener otra sonado escándalo por el film biográfico Tolkien. Su director, Dome Karukoski, se lamentaba ante la publicación de un crítico comunicado de los Tolkien, pese a que la familia no la había visto siquiera, y aludía a su constante consideración hacia el autor como gran fan. El señor de los anillos tendrá próximamente una adaptación seriéfila para Amazon Prime Video, por lo que sospechamos que los descendientes del autor tampoco estarán muy de acuerdo con esta.

A pesar de estas polémicas, Christopher siempre intentó mantener con el mayor respeto la obra de su padre, mostrándose cercano para homenajear en todo momento a Tolkien y gestionando la obra inconclusa del mismo, más allá de los rumores que hablan sobre que él fuera el encargado de escribir gran parte de lo publicado tras El Silmarillion.

Pese a sus constantes zancadillas a las adaptaciones cinematográficas y seriéfilas, puesto que hay que entender su cabreo hacia las mismas por no dejarle formar parte de aquello que su propio padre le dejó en herencia, siempre estaremos agradecidos por su aportación a la obra de su progenitor. Los elfos, los enanos y los hobbits están de luto.

Andy Serkis te lee ‘El hobbit’

El actor, eterno Gollum para los fans del universo creado por J.R.R. Tolkien, se ha aliado con HarperCollins para lanzar un audiolibro de 'El hobbit'.

“Mi querido Bilbo”: Peter Jackson recuerda a Ian Holm

El director contrató al prestigioso actor inglés para encarnar a Bilbo Bolsón en 'El señor de los anillos' (y para una pequeña aparición en 'El hobbit').

Gollum vuelve: Andy Serkis lee ‘El Hobbit’ en directo para luchar contra el coronavirus

¿Quieres volver a oír al actor diciendo 'mi tesssssoro'? Date prisa y conéctate con el actor y director en su viaje por la novela de Tolkien.

Cate Blanchett se quedó con las dagas de Evangeline Lilly en ‘El hobbit’

La australiana aprovechó el rodaje de 'El hobbit' para birlarle las armas a su compañera, y el de 'Thor: Ragnarok' para llevarse un Mjölnir a casa.