‘Chicas Almodóvar’: El casting definitivo

Celebramos el estreno de 'Julieta' recordando a las 25 mujeres del manchego universal, desde Alaska a Penélope Cruz pasando por Carmen Maura y Victoria Abril.

Por
01 de septiembre de 2011

“Director de actrices”: qué descripción más tópica, pero qué bien que le sienta al trabajo de Pedro Almodóvar. Al igual que muchos de sus ídolos (Douglas Sirk, George Cukor, el Mankiewicz de Eva al desnudo), el cineasta de Calzada de Calatrava participa de esta categoría, que presupone un cierto gusto por la sofisticación, amor por el melodrama y, claro está, recurrir a féminas como intérpretes de cabecera. De hecho, Almodóvar ha suscitado un término propio para describir a las mujeres de su universo: la expresión “chica Almodóvar” es la más importante contribución del manchego a nuestra habla popular, además del adjetivo “almodovariano” y de la frase “¿Existe alguna posibilidad, por pequeña que sea, de salvar lo nuestro?”.

Ahora que Julieta nos devuelve a un Almodóvar en plena forma femenina, celebramos la incorporación de Emma Suárez Adriana Ugarte al Universo Almodóvar recuperando este cásting de las 25 actrices que más huella han dejado en su cine publicado en 2011. Recordaremos dónde estaban antes de que Pedro se fijara en ellas, cómo intervinieron en sus películas y qué tal les fue después. Y, si echas de menos a alguna, recuerda: el cine de Almodóvar está tan lleno de mujeres fuertes y con carisma que es (casi) imposible reunirlas a todas.

  • Carmen Maura

    La vimos en… Folle… Folle… ¡Fólleme Tim! (corto, 1978), Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón (1980), Entre tinieblas (1984), ¡Qué hecho yo para merecer esto! (1984), Matador (1986), La ley del deseo (1987), Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988), Volver (2006)

    Antes de Pedro: Cuando Maura coincidió con Almodóvar por primera vez, ambos eran miembros de la compañía teatral Goliardos, en la que -según el manchego- “ella era la estrella y yo lo que en teatro se llama un mindundi”. Además, la actriz llevaba mucha carrera a cuestas desde su debut en 1969, participando en series de TV, innumerables cortos y largometrajes tan influyentes como Tigres de papel, de Fernando Colomo.

    Con Pedro: Si hay un rostro femenino que identifiquemos con la obra de Almodóvar, ese es el de Maura: protagonista de su primer largometraje, y de su primera obra maestra absoluta (¡Qué he hecho yo…!), esta madrileña no fue sólo la actriz fetiche del manchego, sino también el rostro de una cierta mujer española con la cabeza muy bien amueblada y el corazón en estado de guerra, aunque (como en La ley del deseo) hubiese nacido con el sexo equivocado. Siempre especularemos cuánto influyó su trabajo en Mujeres al borde de un ataque de nervios en la primera nominación al Oscar de su director.

    Sin Pedro: Durante su etapa con Almodóvar, Maura no se libró de intervenir en epígonos del ‘destape’ como El Cid cabreador (1983, junto a Ángel Cristo Lola Flores). El director y ella partieron peras, de forma nada amistosa, tras el rodaje de Mujeres…, y ella aprovechó para cimentar una carrera que ha dado frutos tan contundentes como su interpretación en Sombras en una batalla La comunidad. Cuando se reencontraron en Volver mantuvieron prudentes distancias. En palabras de Maura“Nunca he quedado a tomar un café con él”.

  • Alaska

    La vimos en… Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón (1980)

    Antes de Pedro: Hija de un militar español exiliado en México, la joven Olvido Gara ya era una estrella underground de pleno derecho en 1980, gracias a su trabajo en los grupos Kaka de Luxe Alaska y los Pegamoides.

    Con Pedro: Colaboradora ya de Iván Zulueta en su Arrebato, Alaska desarrolló una trayectoria almodovariana breve, pero intensa: pocas actrices pueden alardear de haberse marcado una ‘lluvia dorada’ (sobre el rostro de Eva Siva) con 17 años recién cumplidos. En Laberinto de pasiones (1982), Almodóvar volvió a recurrir al cosmos de la ‘Movida’ con invitados como Santiago Auserón, Fabio McNamara Poch, pero prescindiendo en esa ocasión de su rostro más conocido.

    Sin Pedro: Según ella misma admite, Alaska es cantante, primero, y figura mediática y televisiva después (véase su carrera en tal medio, desde La bola de cristal hasta El ‘show’ de Alaska y Mario)“Tampoco me siento con un futuro enorme como actriz”, declaró en 2005.

  • Eva Siva

    La vimos en… Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón (1980), Laberinto de pasiones (1982), Entre tinieblas (1984), Matador (1986)

    Antes de Pedro: Nacida Mercedes Guillamón, esta compañera de Almodóvar y Maura en los Goliardos debutó en cine con Pepi, Luci, Bom… 

    Con Pedro: Eva Siva quedó que ni pintada como la maruja masoca atrapada en el vicio de la Movida. Sus siguientes intervenciones fueron cada vez más breves, y en Matador apenas se marca un cameo.

    Sin Pedro: Ya no actúa, pero sigue vinculada a la escena en tareas administrativas. Tras un largo proceso, su cese como directora del Teatro Calderón de Valladolid fue considerado procedente por el Tribunal Supremo en marzo de este año.

  • Kiti Manver

    La vimos en… Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón (1980), ¡Qué hecho yo para merecer esto! (1984), Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988), La flor de mi secreto (1995), Los abrazos rotos (2009)

    Antes de Pedro: Manver fue un rostro muy reconocible de la llamada ‘Comedia Madrileña’ desde ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este? y De fresa, limón y menta, en las que coincidió con Carmen Maura y Cecilia Roth.

    Con Pedro: La conocimos como una insoportable aspirante a actriz y modelo (“¡Pero no puta!”) en Pepi, Luci, Bom…, y desde entonces siempre fue ‘la mala’, la tía borde y agresiva que no te deja ni respirar. Bien como madre maltratadora de una niña telequinética (¡Qué he hecho yo…!), bien como amante de Fernando Guillén en Mujeres…, aprendimos a apreciarla.

    Sin Pedro: Durante los últimos años 80 y los 90, la actriz desarrolló su actividad principalmente en TV (La huella del crímen, Chicas de hoy en día). Los espectadores jóvenes la conocieron, de la mano de Borja Cobeaga, en Pagafantas.

  • Cecilia Roth

    La vimos en… Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón (1980), Laberinto de pasiones (1982), Entre tinieblas (1984), ¡Qué hecho yo para merecer esto! (1984), Todo sobre mi madre (1999)

    Antes de Pedro: La hermana de Ariel Roth, del grupo Tequila, debutó en cines en su argentina natal con No toques a la nena (1976). Coincidió con Carmen Maura en De fresa, limón y menta (1978) y en 1980 Arrebato nos la presentó como la novia yonqui de Eusebio Poncela.

    Con Pedro: Si Carmen Maura es la mujer dura de clase obrera, el papel de la Roth en el mundo Almodóvar es el de una mujer no menos voluntariosa, pero mucho más sofisticada y marcada por un atractivo a veces fatal. Todos lloramos viendo sus desventuras en Todo sobre mi madre, pero no está de mas recordar que en Laberinto… encarnó a una ninfómana enamorada de Imanol Arias (príncipe iraní bisexual e impotente), y que su cameo en Pepi, Luci, Bom… (la chica del anuncio de Ponte Bragas) es delirantemente divertido.

    Sin Pedro: Actriz de largo recorrido (65 películas en su filmografía, según iMDB), Cecilia Roth nos ha regalado interpretaciones tan escalofriantes como la de Martín (Hache) (1997) y Kamchatka (2002).

  • Cristina Sánchez Pascual

    La vimos en… Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón (1980), Laberinto de pasiones (1982), Entre tinieblas (1984)

    Antes de Pedro: La más efímera de todas las ‘chicas Almodóvar’ coincidió con Roth y Maura en De fresa, limón y menta, y con Roth en Best Seller (1982). También trabajó en Cuentos eróticos, Mis relaciones con Ana Paco el Seguro.

    Con Pedro: Antes de refugiarse en el convento de las Redentoras Humilladas, la bolerista de Entre tinieblas actuó en los primeros filmes de Almodóvar en papeles menores. Según algunas fuentes, fue su condición de esposa del productor Luis Calvo la que le consiguió su único papel protagonista.

    Sin Pedro: Un título, y nada más, en su filmografía: la cinta estadounidense de serie B Escarabajos asesinos (1984).

  • Chus Lampreave

    La vimos en… ¡Qué he hecho yo para merecer esto! (1984), Entre tinieblas (1984), Matador (1986), Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988), La flor de mi secreto (1995), Hable con ella (2002), Volver (2006), Los abrazos rotos (2009)

    Antes de Pedro: Nacida en 1930, Chus Lampreave se dejó ver en títulos capitales del cine español como El pisito, Epílogo y la trilogía La escopeta nacional de Luis García Berlanga.

    Con Pedro: En el Universo Almodóvar, si se abre una garita de portería, hay 99 probabilidades sobre 100 de que la abuela de ¡Qué he hecho yo para merecer esto! salga de ella. Eso, si no se halla amansando a un tigre a golpes de percusión africana. Aunque breves, las intervenciones de Lampreave suelen suponer una ventana hacia una cierta ternura demente, cuando no una emanación de los efluvios de la España más antipática y rancia.

    Sin Pedro: Pese a su avanzada edad, la Lampreave no ha dejado nunca de actuar: su filmografía como actriz contiene la friolera de 80 títulos, y este año la vimos con un breve papel en Mami Blue. También fue la vecina de al lado de Torrente.

  • Verónica Forqué

    La vimos en… ¡Qué he hecho yo para merecer esto! (1984), Matador (1986), Kika (1993)

    Antes de Pedro: Hija del director José María Forqué (Atraco a las tres), Verónica ya se movía por los platós a la tierna edad de 16 años, cuando debutó a las órdenes de su padre en Una pareja… distinta. Su carrera posterior abarca desde el cine experimental (Las truchas) hasta la teleserie erótica El jardín de Venus.

    Con Pedro: “Mejor que debutes con la tita Cristal que con cualquier pelandusca”: si recuerdas esta frase, es que has visto ¡Qué he hecho yo para merecer esto!, película en la que Forqué encarnaba a una inolvidable prostituta de buen corazón. En Matador tuvo una intervención secundaria como periodista, mientras que en Kika le tocó sufrir una violación a manos del forzudo Santiago Lajusticia. Como protagonista, eso sí.

    Sin Pedro: La Forqué llegó a la cima de su popularidad con la camella de Bajarse al moro (1988), convirtiéndose acto seguido en el epítome del ama de casa española con la teleserie Pepa y Pepe (1995). Actualmente trabaja en la teleserie Dues dones divines de TV3.

  • Marisa Paredes

    La vimos en… Entre tinieblas (1984), Tacones lejanos (1991), La flor de mi secreto (1995), Todo sobre mi madre (1999), Hable con ella (2002, cameo)La piel que habito (2011)

    Antes de Pedro: Además de intervenir en películas como Los económicamente débiles, Marisa Paredes fue presencia fija en los espacios dramáticos de TVE como Estudio Uno, y una consumada actriz de teatro.

    Con Pedro: La conocimos como monja masoquista y confitera en Entre tinieblas,pero cuando regresó al cósmos almodovariano como madre de Victoria Abril en Tacones lejanos, todos adivinamos que Marisa Paredes encarna al ideal de mujer madura, pero aún con el corazón y el cuerpo en turbulencia, que llegarán a ser muchas heroínas de Almodóvar. En La flor de mi secreto salvó con su presencia una obra menor, en Todo sobre mi madre se dejó chantajear emocionalmente por Candela Peña, y en La piel que habito da un mal rollo descomunal. Próximamente la veremos como una de las protagonistas de Mina, el nuevo proyecto del manchego.

    Sin Pedro: Con trabajos para ilustres majaras como Agustí Villaronga (Tras el cristal), Gonzalo Suárez (La reina anónima) Arturo Ripstein (Profundo carmesí) en su filmografía, queda claro que a la Paredes le encanta el riesgo. Y a nosotros nos encanta que le encante.

  • Assumpta Serna

    La vimos en… Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón (1980), Matador (1986)

    Antes de Pedro: Con el nombre de Assumpta Rodes, esta actriz debutó a las órdenes de Francesc Bellmunt en La orgía (1978), desarrollando desde entonces una carrera de lo más hiperactiva e internacional. En 1984, los Siniestro Total cantaron a su belleza en una canción homónima.

    Con Pedro: Tras un mínimo cameo en Pepi, Luci, Bom…, Assumpta Serna se convirtió en la femme más fatale del Almodóvarverso con su papel en Matador: una aficionada a la tauromaquia que revive las corridas en la arena de su dormitorio. Lo malo: que el espectáculo también incluye la suerte de espadas, ejecutada con un alfiler para el pelo.

    Sin Pedro: Nominada al Goya en 1992 por El maestro de esgrima, la Serna tiene 108 títulos en su filmografía. Su carrera cuenta con numerosas intervenciones en el extranjero, tanto en TV (Falcon Crest) como en cine (Jóvenes y brujas).

  • Manuela Velasco

    La vimos en… La ley del deseo (1987)

    Antes de Pedro: Antes de actuar, con 12 años de edad, a las órdenes de Almodóvar, la futura heroína de [REC] (en la foto, a la izquierda) había intervenido en la serie goyesca Los desastres de la guerra.

    Con Pedro: Además de la interacción de Antonio Banderas con Eusebio Poncela, y del manguerazo Carmen Maura, una de las visiones más inquietantes de La ley del deseo fue la de esa niña sospechosamente cruel y aficionada a los símbolos religiosos. Toda una premonición.

    Sin Pedro: Muchos años después, volvimos a encontrarnos a esa niña, ya crecidita y hecha una ‘Ripley española’, en [REC] [REC]2. También la hemos visto en series como Doctor Mateo Ángel o demonio.

  • Rossy De Palma

    La vimos en… La ley del deseo (1987), Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988), ¡Átame! (1990), Kika (1993), La flor de mi secreto (1995), Los abrazos rotos (2009)

    Antes de Pedro: Rossy llegó al estrellato como componente del grupo Peor Impossible, con el que cosechó el hit Susurrando en 1984.

    Con Pedro: Tras intervenir (con el seudónimo de Rossy Von Donna) en La ley del deseo, Rossy nos enseñó lo que es una “casa, casa” en Mujeres…, ejerció de traficante con moto en Átame, sufrió complejos en Kika y ejerció de hermana de Marisa Paredes en La flor de mi secreto. Todos ellos papeles de cierta brevedad, pero a los que es imposible no mirar aunque sea de soslayo.

    Sin Pedro: Modelo además de actriz, De Palma se codeó con la flor y nata de los actores españoles en la serie Los ladrones van a la oficina, y encarnó a una maligna guardia civil en Cuerpo en el bosque, del siempre imprevisible Joaquim Jordá.

  • Loles León

    La vimos en… Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988), ¡Átame! (1990), Hable con ella (2002)

    Antes de Pedro: Antes de su aparición en Mujeres…, los espectadores españoles conocían a Loles por La rubia del bar (1986), coprotagonizada con Ramoncín.

    Con Pedro: Junto a Almodóvar, la León se ha sentido a sus anchas en su habitual persona escénica: una mujer de armas tomar, terrible como enemiga pero ferozmente protectora de quienes le caen bien. Véase su papel en Átame.

    Sin Pedro: Nominada a tres Goya (Átame, Libertarias La niña de tus ojos), León se volvió (aún) más famosa gracias a su papel en la serie Aquí no hay quien viva.

  • Victoria Abril

    La vimos en… La ley del deseo (1987, cameo), ¡Átame! (1990), Tacones lejanos (1991), Kika (1993)

    Antes de Pedro: Tras aparecer fugazmente en Robin y Marian, Victoria Abril comenzó a llamar la atención de crítica y público encarnando a un transexual en Cambio de sexo (Vicente Aranda, 1977), desarrollando una fructífera carrera con hitos como Mater Amatisima, La colmena, Tiempo de silencio El Lute: Camina o revienta.

    Con Pedro: Tanta fue la energía de la Abril en Átame Tacones lejanos que algunos especularon sobre una presunta sustituta de Carmen Maura. En Kika, probó su versatilidad encarnando a una villana con todas las de la ley, la viperina periodista Andrea Caracortada.

    Sin Pedro: Para empezar, estamos hablando de la corruptora de Jorge Sanz en la tremenda Amantes, y de la sufrida protagonista de Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto. Por este último papel, la actriz se llevó su único Goya a la mejor actriz, trofeo al que ha estado nominada en otras ocho ocasiones (la última, en 2004 por El séptimo día).

  • Bibi Ándersen

    La vimos en… Tráiler para amantes de lo prohibido (corto, 1985), Matador (1986), La ley del deseo (1987), Tacones lejanos (1991), Kika (1993)

    Antes de Pedro: Showwoman y vedette, la futura Bibiana Fernández se dio a conocer en el cine coprotagonizando con Victoria Abril Cambio de sexo. Después, La noche más hermosa le ofreció por primera vez un papel con sustancia dramática.

    Con Pedro: Aparte de su cameo en Matador, y de sus roles en La ley del deseo y Kika, Bibiana ha protagonizado dos de las escenas más impactantes (y musicales) de la carrera de Almodóvar: su playback en el corto Tráiler para amantes de lo prohibido, realizado por el director para el programa La edad de oro, y el número de baile carcelario que se marcaba con un coro de presas, ante una atónita Abril, en Tacones lejanos.

    Sin Pedro: Tras su periplo almodovariano, Bibiana Fernández actuó a las órdenes de Alfonso Albacete y David Menkes (Mentiras y gordas) en Más que amor, frenesí y No me hables de los hombres que me pongo atómica.

  • Miguel Bosé

    La vimos en… Tacones lejanos (1991)

    Antes de Pedro: Inefable intérprete de Super-Superman, Amante bandido y otros hits, Bosé desarrolló la mayor parte de su carrera fílmica en Italia, llegando a figurar en Suspiria, de Dario Argento. Ya en nuestro país, intervino en títulos como En penumbra El caballero del dragón.

    Con Pedro: Gracias a Letal, el volcánico juez travestí de Tacones lejanos, el hijo de Lucía Bosé figura aquí como una de las tres ‘chicas Almodóvar’ de sexo oficialmente masculino.

    Sin Pedro: Tras una interesante trayectoria en Francia, con La reina Margot (1994) como hito, y de ejercer de cura anarquista en Libertarias (1995), Bosé decidió concentrarse en la música.

  • Ángela Molina

    La vimos en… Carne trémula (1996), Los abrazos rotos (2009)

    Antes de Pedro: Nacida en 1955 de familia de artistas, Ángela Molina era ya una actriz muy fogueada cuando realizó su primer trabajo con Almodóvar. Citemos La sabina, Demonios en el jardín Las cosas del querer como puntos destacables de su larga carrera.

    Con Pedro: Lo sentimos por ella, pero a esta actriz le tocó protagonizar la película menos valorada críticamente del manchego, Carne trémula, con un rodaje de mucho rozamiento. En Los abrazos rotos, ejerció como madre de Penélope Cruz.

    Sin Pedro: Maratoniana (116 títulos en total), la carrera de Molina ha tenido lugar para lo mejor (El mar, Piedras) y lo peor (Baaria), siempre sin bajar el ritmo de trabajo. Últimamente la hemos visto en Carne de neón y en la teleserie Gran reserva.

  • Penélope Cruz

    La vimos en… Carne trémula (1996), Todo sobre mi madre (1999), Volver (2006), Los abrazos rotos (2009)

    Antes de Pedro: Recientemente presentada al público cinéfilo por Bigas Luna (Jamón, jamón), la ex presentadora de La quinta marcha (o la chica de aquel vídeo de Mecano, como prefieras) se ganaba ya a pasos agigantados la apreciación de todo el mundo.

    Con Pedro: ¿Sacó algo bueno nuestro hombre de Carne trémula? Pues sí: esa chica que daba a luz en un autobús, ayudada (para más INRI) por su futura suegra Pilar Bardem. No es sólo que sus papeles en la filmografía del manchego hayan ido de menos a más (de una intervención breve, pero intensa, en Todo sobre mi madre, al protagonismo absoluto en Volver Los abrazos rotos), sino que fue ella la que pronunció el “¡Pedro!” que, Oscar mediante, Almodóvar pasó a formar parte de la mitología del cine.

    Sin Pedro: Si necesitas que te ilustremos sobre la trayectoria reciente de Penélope Cruz, es que has pasado los últimos 10 años en un refugio nuclear. Eso, o que no lees habitualmente CINEMANÍA.

  • Antonia San Juan

    La vimos en… Todo sobre mi madre (1999)

    Antes de Pedro: Félix Sabroso Dunia Ayaso nos presentaron formalmente a esta actriz canaria en Perdona, bonita… Posteriormente, San Juan actuó en La primera noche de mi vida a las órdenes de Miguel Albaladejo.

    Con Pedro: Una lista de precios. De todo lo que le había costado pasar de hombre a mujer, sin saltarse el raspado de caderas ni la silicona. Esa fue la escena en la que la volcánica Agrado se convirtió en uno de los personajes más memorables de Todo sobre mi madre, un filme cuyo cásting (según declara) le costó a San Juan sufrir lo suyo a manos del manchego. 

    Sin Pedro: Tras una intervención poco lucida como presentadora de los Goya, San Juan ha ejercido como directora (Tú eliges), actriz, empresaria teatral y guionista. Su papel más popular desde entonces ha sido en la teleserie La que se avecina, como una feroz ex diva del ‘destape’.

  • Toni Cantó

    La vimos en… Todo sobre mi madre (1999)

    Antes de Pedro: Figura televisiva, más que cinematográfica, Cantó saltó a la fama como presentador del programa Sábado noche, y estrenó los 90 con una racha inaudita de popularidad gracias a la serie Siete vidas.

    Con Pedro: Segunda ‘chica Almodovar’ con cromosoma Y de nuestro informe, Cantó nos dejó boquiabiertos en el lloroso clímax de Todo sobre mi madre, cuando comprobamos que, más que una mujer, era una epidemia.

    Sin Pedro: Salvo dos filmes (Eres mi héroe Óscar: una pasión surrealista), la trayectoria de Cantó se ha desarrollado íntegramente en el mundo catódico. Actualmente protagoniza la sitcom Vida loca en Tele5.

  • Leonor Watling

    La vimos en… Hable con ella (2002), La mala educación (2004, cameo)

    Antes de Pedro: Además de en cortos y películas de poco recorrido, la madrileña Watling llamó la atención desde jovencita en las series Hermanos de leche Querido maestro. En Son de mar, trabajó a las órdenes de Bigas Luna.

    Con Pedro: No creemos exagerar si tildamos de minimalista la intervención de la actriz en Hable con ella, un filme en el que se pasaba la mayor parte del tiempo comatosa. Y no es una metáfora.

    Sin Pedro: Propulsada a la fama mundial por su trabajo con el manchego, la Watling fue un plato de espaguetis filosóficos para Elijah Wood en Los crímenes de Oxford y una santa mística en Teresa, el cuerpo de Cristo. El año pasado sedujo a Alberto Ammann en Lope.

  • Rosario Flores

    La vimos en… Hable con ella (2002)

    Antes de Pedro: La hija de ‘La Faraona’ se inició en el mundo del cine, junto a su hermano Antonio Flores, de la mano del siempre peligroso Eloy de la Iglesia (Colegas, 1982). Su papel de más lucimiento tuvo lugar en la serie Brigada central, pero lo suyo siempre ha sido la música.

    Con Pedro: Mientras Watling dejaba gotear su vida en la cama de un hospital, la Flores nos ponía el corazón en un puño con su papel de mujer torero, parcialmente inspirado en la historia real de la matadora Cristina Sánchez.

    Sin Pedro: Aparte de un rol en un filme francés, y de la serie Soy gitano, nada de nada.

  • Gael García Bernal

    La vimos en… La mala educación (2004)

    Antes de Pedro: Uno de los actores mexicanos más prominentes de su generación, Gael se nos metió en el bolsillo con Amores perros, Y tu mamá también El crimen del padre Amaro.

    Con Pedro: ¿Quién es en realidad la misteriosa Zahara? ¿Es un viejo compañero de estudios de Fele Martínez, o sencillamente un demonio que viene a atormentarle? Si las únicas preguntas que plantea nuestra tercera y última ‘chica Almodóvar’ masculina sólo fueran esas, estaríamos hablando de una película sencilla. Pero no lo es.

    Sin Pedro: El mismo año en el que se ponía plataformas para Almodóvar, García Bernal se convertía en el Che Guevara para Diarios de motocicleta. Su carrera sigue adelante con altos (También la lluvia) y bajos (Cartas a Julieta)y próximamente le veremos junto a Will Ferrell en Casa de mi padre.

  • Blanca Portillo

    La vimos en… Volver (2006), Los abrazos rotos (2009)

    Antes de Pedro: Tras destacar como secundaria en El perro del hortelano Elsa y Fred, entre otras, Portillo se mantuvo siete años largos como presencia fija en el reparto de Siete vidas, actividad que compaginó con el teatro y el cine.

    Con Pedro: Con lo poco que le duran las actrices a este hombre últimamente, parece que Portillo es (junto con Pe) la presencia femenina más constante en sus últimas obras. Su enferma de cáncer fumeta de Volver es uno de los mejores personajes secundarios jamás creados por el manchego.

    Sin Pedro: Aficionada a los cambios de sexo en escena (véase Alatriste), Portillo ejerció muy dignamente como émula española de Glenn Close en la serie Acusados. Próximamente la veremos en La chispa de la vida, a las órdenes de Álex de la Iglesia.

  • Elena Anaya

    La veremos en… Hable con ella (2002), La piel que habito (2011)

    Antes de Pedro: En 2001, antes de que Almodóvar la fichase para un rol secundario en Hable con ella, Anaya trabajó con Julio Médem en Lucía y el sexo. Y muy bien se debieron caer ella y el director vasco, porque el año pasado éste la puso a retozar con Natasha Yarovenko en Habitación en Roma. En Alatriste coincidió con Blanca Portillo, aunque sin compartir escenas, y en Sólo quiero caminar demostró su cuajo a las órdenes de Agustín Díaz Yanes, otro especialista en mujeres fuertes.

    Con Pedro: De todas las mujeres que Almodóvar ha puesto en escena, la Vera de La piel que habito es la más misteriosa. ¿Por qué lleva esa máscara, y ese traje? ¿Por qué la mantiene secuestrada Antonio Banderas? ¿Cuál es su relación con el personaje de Jan Cornet? Todas esas respuestas están a un solo día de distancia…

    Sin Pedro: Aún es pronto para saberlo, pero suponemos que bien, gracias.

¿Por qué es ‘La voz humana’ tan importante para Almodóvar?

Antes de adaptarla en forma de corto con Tilda Swinton, el autor de 'Dolor y gloria' recurrió a la obra de Cocteau en dos de sus películas más importantes.

Woody Allen rodará su nueva película en San Sebastián con Elena Anaya

El cineasta neoyorquino rodará del 10 de julio al 23 de agosto en la ciudad donostiarra su 51º película, sin título oficial todavía.

50 escenas de sexo que te cortarán el rollo

¿Quién dijo que todo el 'ñaca-ñaca' de cine era placentero? Te presentamos una selección de escenas capaz de acabar con tu vida amorosa.

Muere Miguel Picazo, el director de ‘La tía Tula’

El Goya de honor de 1996 mure a los 89 años, con solo cuatro largometrajes el director forma parte del legado de la cinematografía española.