Channing Tatum: algo más que un cuerpo (pero qué cuerpo)

¿Poesía en movimiento? Pues va a ser que sí: el protagonista de 'Magic Mike XXL' no es sólo el 'boy' más calentorro de Hollywood, y aquí te lo demostramos.

Por
07 de julio de 2015

Lo juramos: a nosotros no nos suele pasar esto. Estamos orgullosos de ser personas morigeradas, que se entregan a su trabajo y al séptimo arte con pasión monacal. Pero ha sido avecinarse el estreno de Magic Mike XXL y entrarnos unos ardores en el cuerpo que ni en la despedida de soltera de nuestra mejor amiga, aquella que se saldó con un número no especificado de chupitos, varias visitas a comisaría y un viaje relámpago a Urgencias. ¿La razón? Pues cuál va a ser: que vamos a reunirnos con Channing Tatum, de nuevo en el papel del stripper más carpintero y más calentorro de Hollywood tras haber arrasado en 2012 con Magic MikeUna ocasión de lujo para sacar de paseo los bajos instintos, y también para hacer memoria.

Porque de Channing Tatum pueden decirse muchas cosas: que próximamente será Gambito (el sex symbol masculino por excelencia de los X-Men), que sabe cómo sorprender a su público, que su matrimonio con Jenna Dewan dura ya seis años (todo un récord, tratándose de una estrella de cine en ascenso), que está lo bastante seguro de sí mismo como para ser gay friendly sin miedo y que nunca, jamás de los jamases, hay que retarle a un duelo de bailes. O que tiene un amigo llamado Gilbert que le acompaña desde que nació, también. Pero no sólo eso: aquí hemos reunido una serie de argumentos para convencerte de que estamos ante un actor con muchísimo futuro, al que podríamos acabar contando entre los más grandes a poco que las cosas se le den bien. Y, como sabemos lo fatigoso que es leer tanta parrafada, hemos aliñado el texto con una colección de bonitos gifs que a buen seguro te alegrarán el día. De nada…

Ha sabido esperar

landscape-1429040340-magic-mike-main

De la misma manera que Brad Pitt pudo haberse quedado para los restos en “el tío del anuncio de Pringles” (o en “el rollete de Geena Davis en Thelma y Louise”), Channing Tatum estuvo a un tris de pasar a la posteridad como “el chico ese que bailaba en el vídeo de Ricky Martin” “el cachas de Step Up”. Y, al igual que el señor de Jolie, la fama le ha llegado a una edad madura, siempre que partamos de los estándares de Hollywood: si Brad tenía 28 años cuando participó en el filme de Ridley Scott, nuestro chico contaba con 32 primaveras cuando la primera Magic Mike acabó de convertirle en superestrella. Ahora, Channing parece instalado en lo más alto tras una carrera en la que ha hecho de albañil, agente hipotecario, vendedor a puerta fría… y stripper, oficio este último al que sigue sacando mucho partido. Como veremos a continuación, su estancia entre los divos del cine parece ir para largo.

Va sin prisa, pero sin pausa

ct-gif-moves

Salvo raras excepciones (ese Josh Hartnett mandando a las superproducciones a paseo), muchos de los grandes derrapes en un viaje hacia el estrellato se producen cuando el intérprete de turno se apunta al primer proyecto de blockbuster que se le pone a tiro: si dicha película decepciona, su carrera quedará perjudicada por una patología que podríamos llamar ‘síndrome de Sam Worthington’. ¿Ha sido este el caso de Channing Tatum? Pues más bien no, sino al contrario. A falta de conocer su opinión sobre Asalto al poder, el actor ha dejado claro que ni las dos partes de G.I. Joe (un serial en el que entró por obligaciones contractuales, que detesta y del que se apeó en cuanto pudo) ni El destino de Júpiter (“¿Que qué era aquello? Buena pregunta: yo no lo sé”) le merecen estima ninguna. Tal vez Channing esté siendo un tanto injusto con los Wachowski y su megalomanía galáctica, y a lo mejor desaprovecha los años que pasó estudiando kung-fu, pero reconozcamos que esta renuencia a los grandes presupuestos y los actioners le honra. Hollywood puede buscarse otro cachas al que encasillar, porque él no va a entrar en el juego.

Sabe hacernos reír (y reírse de sí mismo)

thisistheend-1429896373

Hablemos claro: si Channing Tatum no hubiera rodado Infiltrados en clase ni Infiltrados en la universidadseguramente no le dedicaríamos este informe tan laudatorio. Porque uno de los puntos fuertes de la carrera de nuestro chico es su alianza con Chris Lord Phil Miller, esos señores tan graciosos y tan inclasificables que se mueven con igual soltura en la animación y en la imagen real, siempre que el combustible sea la risa. Convirtiendo a Channing en entrañable caracartón, y explotando su química con Jonah Hill, la pareja no sólo supo entregar algo más que el revival de una serie de TV añeja, sino que también le proporcionó a su coprotagonista esa reválida tan valiosa para un actor como es un buen papel cómico. Pero si tenemos que buscar el momento crucial del Tatum cachondo, ese será su cameo en Juerga hasta el fin como sumiso postapocalíptico de Danny McBride. Un cameo cuya mayor parte quedó en la sala de montaje porque, en palabras de Seth Rogen, “el público quiere ver a Channing Tatum haciendo casi cualquier cosa, salvo lamer el pie de James Franco”.

Sabe ponerse serio (y sensible)

tumblr_n98c6ajxWc1rzgy8no1_500

De entre todos los filmes en los que ha participado Channing Tatum, la que mejor puntuación tiene en el agregador Rotten Tomatoes es La LEGO películaDado que su trabajo en dicho filme (producto de nuevo del tandem Lord-Miller) no pasaba de un cameo, mejor nos vamos al segundo puesto. ¿Qué encontramos ahí? Pues Foxcatcherun dramón deportivo cuya carrera en los Oscar y los Globos de Oro no fue para tirar cohetes, pero que dejó excelentes impresiones allá donde fue estrenado… y en el que nuestro hombre se subió al ring junto a  Mark Ruffalo y un Steve Carell cuya prótesis nasal hacía bueno aquello de “la función crea el órgano”. Además de suponer una sorpresa (para algunos), Foxcatcher nos recordó que la carrera de Tatum no sólo había consistido en roles determinados por sus bíceps (Fighting: Puños de asfalto), por sus dotes bailonas (Street Dance) o su capacidad de hacer reír: nuestro hombre también había sido el protagonista de Querido John, aquella historia taaaan romántica escrita por el ubicuo Nicholas Sparks, y que se ganó titulares por haber relevado a Avatar en el número uno de la taquilla estadounidense. Bueno, vale, no es El diario de Noa, pero oye…

Tiene joyas ocultas

tumblr_inline_n5e4at208W1qfqrsn

Cuando nos toque hacer una lista con las películas más infravaloradas de los dosmildieces (si ya hemos publicado la de los 80 y la de los 90, todo llegará), seguramente tendremos que dedicarle un hueco a La legión del águila. ¿No te suena ese filme? Pues rescátalo antes de que se te adelanten: esta película de Kevin MacDonald no triunfó precisamente en taquilla, pero resultó una revisión muy interesante del péplum, con Channing vestido de romano y Jamie Bell como insubordinado esclavo bretón. Como corresponde a un intérprete que ha escalado hasta llegar a la fama, la filmografía de nuestro hombre cuenta con trabajos en los que merece la pena indagar aunque pasaran desapercibidos en su estreno. Apuntad, tatumólogos:  a Memorias de Queens y Ella es el chico (una comedia juvenil muy apañada) se suman las incomprendidas Indomable Efectos secundarios, dos ejemplos de esa legión de cintas con las que Steven Soderbergh se despidió de la pantalla grande. Y, ya que hablamos de Soderbergh…

Tiene buenos amigos

channing-tatum-hottest-on-screen-moments-22-jump-street

Algo que puede darnos una idea del tono laboral de Channing Tatum es que quien prueba con él, repite: aquí no nos estamos refiriendo sólo a Lord y Miller, sino también al que fue su máximo valedor durante unos años, ese Steven Soderbergh dispuesto a estrenar filmes a destajo antes de abandonar la cámara… y que, un buen día, decidió escuchar las historias de Channing acerca de su pasado como boy. El resultado de dichas conversaciones se tituló Magic Mike, y desde entonces todo fueron parabienes, aunque nuestro protagonista le quitase hierro al asunto (“Seguramente [Soderbergh] me ve como ese hermano pequeño al que odia, pero del que no puede librarse”, bromeaba). Ahora, el director de Traffic ya está retirado… y Tatum sigue mostrando un olfato preternatural a la hora de arrimarse a árboles que dan buena sombra: los hermanos Coen, para Hail Caesar (con Scarlett Johansson, Tilda Swinton, George Clooney… agüita) y nada menos que Quentin Tarantino para The Hateful EightNo es por nada, pero Burt Lancaster Sean Connery mostraron la misma intuición cuando nadie se los tomaba en serio, y mira a lo que llegaron después.

Lleva el ritmo en la sangre

55940c18081d542b20bd6a68_ct-chicken

Terminemos con brevedad, pero con contundencia: viendo a Channing Tatum en las dos entregas de Magic Mike, uno lamenta que la edad dorada de los musicales de cine llegase a su fin hace mucho. Porque, con el compás de este chico, directores como Stanley Donen, Robert Wise, Vincente Minelli o incluso Bob Fosse hubieran podido sacar petróleo. Actualmente, no se nos ocurren muchos más intérpretes que puedan aguantar el tipo en escenas de baile rodadas ‘a la antigua’, con todas las articulaciones bien a la vista en cada plano (igualito, igualito que el Richard Gere de Chicago, vamos…). Pese a todo, si lo tuyo es el celuloide con corcheas, no desesperes: lo mismo podemos contar con nuestro chico en la tercera entrega de Dando la nota, haciéndole de go-go a las Barden Bellas. Y, si no es así, debería.

Channing Tatum volverá a bailar en ‘Bob the Musical’

El actor de films como 'Magic Mike' o la saga de 'Step Up' también se encargará de producir esta ocurrente película para Disney.

Ryan Reynolds descubre que vive en un videojuego en el tráiler de ‘Free Guy’

La estrella de 'Deadpool' viene acompañada de Jodie Comer, Joe Keery y Taika Waititi, en una comedia de acción a estrenarse en verano de 2020.

Channing Tatum sigue intentándolo con los superhéroes y ahora quiere hacer ‘The Maxx’

El actor lleva siglos tras una película centrada en el Gambito de los X-Men, pero ante su inconcreción ha decidido dar un paso adelante.

En marcha una nueva película de ‘G. I. Joe’

Las figuras de acción desarrolladas por Stanley Weston ya tuvieron oportunidad de dar el salto a la gran pantalla en 2009, lideradas por Channing Tatum.