Cate Blanchett se vuelve mutante en el nuevo vídeo de Massive Attack

El director John Hillcoat ('La carretera') convierte a la australiana en alienígena polimorfa para el nuevo videoclip de la banda de Bristol

Por
10 de agosto de 2016

A lo largo de su carrera, desde que Blue Lines revolucionara la música electrónica allá por 1991, Massive Attack se han caracterizado, a grandes rasgos, por dos cosas: canciones aparentemente dulces que, a lo tonto, dan mucho mal rollo, y videoclips dedicados sin ambages a ponernos los pelos de punta, a veces protagonizados por rostros célebres (Kate Moss, Rosamund Pike) y con directores de postín tras la cámara. The Spoils, el tema titular del nuevo álbum de los de Bristol, cumple esas normas: el autor de su clip es John Hillcoat (La carretera) y su protagonista es una Cate Blanchett a la que nunca nos habríamos imaginado así. Mientras la canción transcurre suavemente, con la dulce voz de Hope Sandoval, la oscarizada australiana de Carol El señor de los anillos va cambiando de aspecto cual la Mística de los X-Men, hasta llegar a una mutación final que pone los pelos de punta. El tono general del vídeo, eso sí, recuerda a la polémica Under the Skin de Jonathan Glazer Scarlett Johansson. Dale al play, y disfruta de una ración de terror alienígena.

Cate Blanchett estaba en la orgía de ‘Eyes Wide Shut’ y no te diste cuenta

A 20 años del estreno de la mítica película de Stanley Kubrick, se ha descubierto que en esa sensual fiesta había un participante secreto.

Tráiler de ‘Where’d You Go, Bernadette’: Cate Blanchett desaparece en lo nuevo de Linklater

Cate Blanchett se esfuma de la noche a la mañana en esta dramedia entre 'Perdida' y 'Un pequeño favor' dirigida por Richard Linklater.

Cate Blanchett defiende su derecho a interpretar a una lesbiana

'Lucharé hasta la muerte por interpretar papeles fuera de mi experiencia', declara la actriz recordando las preguntas sobre su sexualidad tras el estreno de 'Carol'.

Así negocia Hollywood las escenas de sexo después del #MeToo

Los acuerdos legales se endurecen y las actrices son más conscientes de su poder, pero la autoridad en el plató sigue estando en manos de hombres con dinero.