Cartelera llena, ¿salas vacías?

Con trece estrenos en la cartelera de hoy, el mercado del cine se segmenta cada vez más... y las películas independientes, como siempre, pagan el pato.

Por
08 de mayo de 2015

Nosotros ya habíamos hablado de ello: en noviembre 2013 le dedicamos un reportaje al hecho de que la cartelera del puente de Todos los Santos se renovaba con un total de 11 estrenos, cifra ante la cual nos preguntábamos si el público podría absorber una oferta tan numerosa de películas. A estas alturas, deberíamos de estar curados de espanto, pero el cine siempre te da sorpresas: este viernes, un total de 13 nuevos filmes llegan a los cines españoles. Y no sólo eso, sino que, desde abril, ya llevamos tres semanas en las que el número de lanzamientos ha superado la decena. El número de estrenos del viernes 10 de abril fue de 12 películas, mientras que el 24 de abril fueron 11 títulos inéditos los que llegaron a las pantallas. En total, si en 2013 tuvimos una media aproximada de 6,9 estrenos por fin de semana, el primer trimestre de 2015 arroja un promedio superior: 7,4 estrenos. Eso sin contar con los alrededor de 251 estrenos previstos para lo que queda de año, entre ellos títulos tan potencialmente arrolladores como Spectre, Del revés y, sobre todo, Star Wars: El despertar de la Fuerza.

En principio, es fácil achacar la avalancha de esta semana a una única culpable: Vengadores: La era de UltrónEl nuevo blockbuster de Marvel, que tantos quebraderos de cabeza le ha deparado a su director Joss Whedon, es uno de esos previsibles rompetaquillas frente al cual el resto de estrenos no puede hacer más que recoger las migajas. Esto es así… si nos atenemos al panorama para las majors del negocio.

Siempre hablando de grandes distribuidoras, y juzgando en función a los datos que nos han facilitado acerca del número de copias con el que cada filme llega a los cines, vemos que Vengadores… fue exhibida en 378 cines y un total de 800 pantallas (datos de Rentrak). La técnica del interlocking, merced a la cual una película puede proyectarse en varias salas de un multicine a partir de una misma copia digital, dificulta tirar del viejo principio “a cada copia, una pantalla”. Pero no es óbice para señalar que el estreno más ‘fuerte’ de hoy, El viaje más largollega con 280 copias. Hablamos de un filme que ha sufrido varios cambios en su fecha de estreno, de casi dos horas y media de duración, con protagonistas sin el tirón de los grandes nombres (Scott Eastwood y Britt Robertson), y cuya acogida entre la crítica (28% en Rotten Tomatoes) está al nivel de unos resultados financieros que no han sido nada del otro jueves, al menos en EE UU.

Tras El viaje más largo, y siempre según las cifras facilitadas a CINEMANÍA por las distribuidoras, el segundo estreno más difundido de hoy es el drama bélico Suite francesa, protagonizado por Michelle Williams y con 236 copias. En tercer puesto llega El gurú de las bodas (204 copias) la comedia con Kevin Hart Josh Gad (Frozen) que, si bien ha funcionado mejor que El viaje más largo en taquilla, también cayó fatal entre los expertos del otro lado del Atlántico. Por debajo de esta película tenemos Sweet Homecinta española de terror protagonizada por Ingrid García Jonsson cuyos ejemplares distribuidos son 151. En lo que toca a las ligas mayores, sólo nos faltaría otra película española: A cambio de nadacuya distribuidora Warner Bros. no nos había facilitado la cifra correspondiente cuando redactamos este artículo. Para comparar con todo lo anterior, Astérix: La residencia de los dioses (el segundo estreno más distribuido del 30 de mayo) tuvo 213 cines y 220 pantallas. 

Esto, insistimos, en lo que toca a grandes compañías con películas ‘potentes’ y capacidad para colocar su producto en múltiples salas de toda España. Porque, no lo olvidemos, también están esas ‘otras’ películas: las que no parten de una campaña promocional desorbitada, ni cuentan con el poderío de un imperio económico para respaldarlas. Así tenemos, por ejemplo, La canción del mar, la cinta de animación dirigida por Tomm Moore, que fue nominada al Oscar y que cuenta con 46 copias distribuídas. La francesa Hipócrates sale con 30 copias en nuestro país, tras haberse llevado un premio César (y siete nominaciones). Si estas cifras resultan bajas en comparación con las anteriores, téngase en cuenta que Las altas presiones llega con 12 copias, que Güeros llega con 6 copias… y que aún nos queda por enumerar títulos como A esmorga, Minúsculos: el valle de las hormigas perdidas, Meñique y el espejo mágico o el filme coreano Princesa (Han Gong-ju)Algunos de ellos llegan respaldados por buenas críticas, mientras que otros aparecen prácticamente de tapadillo. Y no descartemos que entre ellos se halle algún que otro ‘estreno técnico’. Es decir, filmes que aparecen de forma circunstancial, a veces en una sola sala del país, para así constar como estrenadas en las listas correspondientes.

Un pastel muy repartido

Recapitulemos: el cine de palomitas y multisala tiene ya una clara ganadora, ante cuyo poder superheróico conviene ponerse en corto y no contraatacar. Así, en lugar de apostar por estrenos ‘fuertes’, las majors lanzan filmes de envergadura mediana o, para sus estándares, baja. Pero, por otra parte, ¿significa este recular de las grandes un beneficio para las compañías de perfil más indie? Desde Caramel Films (distribuidora de Hipócrates) la responsable de ventas Bárbara Merino nos aclara el tema: “El segundo trimestre del año es de las distribuidoras independientes, porque ya ha terminado la temporada de Oscar y las majors se relajan guardándose sus películas más punteras”, explica. Aun así, Merino puntualiza que ésto no supone a priori un beneficio para empresas como la suya: “A estas alturas, ya ha empezado el buen tiempo, y llegan las terracitas y otras alternativas de ocio”. Menos aún, continúa, frente a un año como este, en el cual (nos dice) “todo está más saturado”. “Donde antes había siete películas en cartelera, ahora hay doce. Y en una semana como esta, en la que no llegan taquillazos, el público se segmenta mucho, se divide entre muchos estrenos pequeños, y por tanto ninguna película consigue llenar salas”. 

Bárbara Merino también señala que esta situación no sólo perjudica a los filmes en su primer fin de semana, sino que también es lesiva a largo plazo: “Como ninguna película les supone un gran beneficio,  los cines renuevan sus carteleras mucho más rápido: como tienen otra docena de estrenos esperando para la semana siguiente, quitan las que no funcionan. Y, al no mantenerse las películas en cartelera, no se produce un ‘boca oreja’ que las haga funcionar con el tiempo”.

También desde Caramel Films, pero desde el departamento de márketing, Nadia López ofrece otro punto de vista. Para empezar, nos recuerda la cercanía de la Fiesta del Cine 2015, que reactivará seguramente el mercado durante la semana que viene. Y, para seguir, insiste en que las distribuidoras no sólo organizan sus fechas de estreno en función de los blockbusters. “Hay que darle una alternativa a la gente que no quiere Fast & Furious”, bromea tras habernos dado unos cuantos datos de interés. “Nosotros elegimos las fechas dependiendo de si hay películas con un target comercial similar: la misma temática, atractivo para tipos similares de público… Y también de otros factores como el fútbol”, aclara, comentando que hay que diferenciar “entre el público de multisalas o cines de periferia y el público del centro urbano, que va a salas pequeñas o de versión original”. Y, después, pone un ejemplo: “El último pelotazo antes de La era de Ultrón fue Cincuenta sombras de Greyuna película que iba a llevarse la taquilla por delante. Y ese mismo fin de semana nosotros estrenamos [el documental] Red Armyque no tenía nada que ver. Películas comerciales que arrasen en el top siempre va a haber, pero nadie deja este negocio por eso”, concluye.

Diego Rodríguez, de Márgenes (la distribuidora que estrena Las altas presiones con 12 copias), admite que esta ausencia de megaestrenos puede resultar beneficiosa para los lanzamientos de perfil más ‘artístico’. Pero también afirma que, en lo tocante a lanzamientos de perfil bajo, presenta un inconveniente muy serio: una cosa es que tu filme se vaya de la cartelera sin haber tenido tiempo para generar beneficios, y otra que apenas consiga encontrar un espacio en ella. “No nos hacen hueco en ninguna sala: vivimos un panorama de dejadez total hacia el cine español independiente, por parte de la administración, primero, y por parte de los exhibidores, después”. Frente a este estado de cosas, prosigue, el cine más minoritario necesita refugiarse en otro tipo de circuitos, menos dependiente del calendario mercantil.

“Dependemos de salas de ‘cine-arte’ o de cines autogestionados como los Zoco de Majadahonda o los CineCiutat de Palma de Mallorca”, afirma Diego Rodríguez, antes de comentar que en la exhibición “se está formando un circuito alternativo, que permite trabajar para un nicho muy concreto de público y que, en lugar de mediante el marketing, se promociona cuidando mucho las presentaciones de las películas”. Sin ir más lejos, el responsable de Márgenes recuerda que E agora? Lembra-meel filme en el que Joâo Pinto narra su experiencia como enfermo de sida, contó con la presencia del propio director en la Cineteca del Matadero de Madrid. En todo caso, remacha el distribuidor, es duro ofrecer un producto al cual, de entrada, casi nadie va a hacerle caso.

Así las cosas, el hecho de que coincidan trece estrenos en una semana vale para testimoniar la saturación del mercado, y también vale como síntoma de su segmentación. Una vez más, observamos que la oferta se divide cada vez más entre grandes lanzamientos que funcionan como ejes de grandes campañas comerciales, y en películas cuyo carácter minoritario las aleja del alcance del espectador de a pie. En medio de este sandwich, los estrenos de perfil medio asoman la cabeza como pueden, confiando en un público del que tal vez acaben alejándose más y más conforme siga menguando el número de locales de exhibición. ¿Cuál es la solución para obtener un panorama más equitativo? Cualquiera sabe…

Guía de cine para evitar la resaca

Para todos aquellos que vais de crápulas por la vida dándolo todo por la noche y que luego por la mañana os queréis tirar por la ventana… Para vosotros hemos hecho esta guía.

[Goya 2016]: Tarde de perros

'Truman', de Cesc Gay, gana cinco de las seis estatuillas a las que estaba nominada, incluida mejor película, director y actor protagonista (Ricardo Darín)

¿A qué películas les salen más caros los Goya?

Menos de 20.000 euros para 'B, la película', 12,5 millones para 'Atrapa la bandera'. Según tu presupuesto y lo que gustes a los académicos, el 'cabezón' puede salirte muy caro.

[Goya 2016] Daniel Guzmán: “Yo era un pieza; las películas me cambiaron”

Con motivo de los Premios Goya 2016 recuperamos del archivo CINEMANÍA las entrevistas que realizamos a los nominados a Mejor Dirección Novel.