Carolina Yuste rompe barreras (una vez más) en ‘La Resistencia’

La actriz, protagonista de 'Carmen y Lola', muestra su lado más personal en el programa de Broncano y admite que utiliza el famoso succionador de clítoris.

Por
16 de octubre de 2019

Carolina Yuste recibió este año el Goya a la mejor interpretación de reparto por su papel en Carmen y Lola. Un film que, con dos jóvenes gitanas como principales protagonistas, rompe muchos tabúes en torno a esta etnia. Allí, Lola es una gitana que sueña con ir a la universidad y dibuja grafitis de pájaros, y que siente complicidad con Carmen, otra adolescente gitana. Una relación que les lleva a ser rechazada por sus familias.

Meses después de cosechar un sobresaliente éxito entre el público, una de las integrantes del elenco de la película, Carolina Yuste, asistió al siempre singular plató de La Resistencia. Una visita en la que la actriz, natural de Badajoz, mostró su lado más personal y, para sorpresa de muchos, confesó que no tenía nada que promocionar. “He venido a echar el rato”, dijo con una sonrisa, antes de publicitar ligeramente la obra de teatro Freak de temática sexual, según relató.

Una respuesta sin tapujos

Lo que sí hizo Yuste fue responder sin tapujos a las dos clásicas preguntas del programa de David Broncano. Cuestionada sobre cuanto dinero tenía en el banco, la actriz reveló la cantidad exacta: “Ahora mismo tengo 3.800 euros”, declaró. Pero donde verdaderamente volvió a romper todas las barreras fue en la pregunta del sexo, aquella en la que Broncano cuestiona sobre el número de relaciones sexuales mantenidas en el último mes.

“¿Conmigo misma?”, se cuestionó, antes de afirmar con rotundidad que “el succionador de clítoris es una maravilla”, lo que generó una gran ovación en el público. “Eso es una barbaridad, no es broma. El primer día me dio un ataque de risa, otra movida”, relató Yuste, que dejó perplejo a un David Broncano que no dudó en incidir en el asunto, preguntando en tono de broma si era “como una sanguijuela” o si la gente estaba dejando de ir al instituto.

El programa, incluso, le mostró uno de los aparatos en una pantalla y la actriz profundizó. “Es maravilloso y la gente está dejando de hacer muchas cosas”, concluyó.