¿Por qué ‘Cadena perpetua’ es la película favorita de tanta gente?

El film de Frank Darabont ('The Walking Dead') cumple 25 años de su lanzamiento.

Por
30 de diciembre de 2019

El éxito de la cinta Cadena perpetua (1994), un clásico carcelario estrenado en Estados Unidos hace ahora veinticinco años, no deja de sorprender, a propios y extraños. Sin hacer apenas ruido, este filme de Frank Darabont logró obtener siete nominaciones a los Oscar de 1994. Pocos esperaban aquello, sobre todo teniendo en cuenta que Darabont era prácticamente un novato entonces y que la película se había estrenado sin ningún éxito.

El filme se fue ese año de vacío —Forrest Gump triunfó en los galardones de la Academia de Cine— y tampoco es que arrasara en taquilla cuando se reestrenó en cines durante la temporada de premios —los 28 millones de dólares recaudados en Estados Unidos dieron para cubrir lo que había costado producirla y poco más—. Sin embargo, y por alguna extraña razón, la película fue ganando poco a poco popularidad hasta acabar convirtiéndose en uno de los largometrajes preferidos de los cinéfilos. “Desde 1994, cuando la película salió y falló en taquilla, hasta 1995, nos convertimos en el vídeo más alquilado de 1995 […] Siempre sentí que la Academia nos rescató al darnos las nominaciones”, confesaba al respecto en una entrevista Darabont, creador original de la ficción The Walking Dead.

Por un lado, los fans de la película han venerado siempre la sensación de verdad que transmite un guion basado en el auténtico valor de la amistad y la esperanza. Y, en general, se sienten muy identificados con el proceso de lucha y redención de sus dos protagonistas principales. La cinta, basada en una adaptación de la novela de Stephen King Rita Hayworth and the Shawshank Redemption (Rita Hayworth y la redención de Shawshank) –la celda del protagonista está decorada con un póster de Hayworth en su papel de Gilda–, narra el periplo carcelario de Andy Dufresne (Tim Robbins), un banquero acusado del asesinato de su mujer y condenado a cadena perpetua que es enviado a la prisión de Shawshank. Con el paso de los años, Andy consigue ganarse la confianza del director del centro y, sobre todo, de su compañero Red (Morgan Freeman), proveedor de productos del mercado negro.

Los dos actores protagonistas están espectaculares, y resultan bastante creíbles y naturales en sus papeles. Tim Robbins, por ejemplo, quiso experimentar el confinamiento solitario para preparar a fondo su papel. “Creo que una de las razones por las que Cadena perpetua continúa resonando es porque es una de las pocas películas sobre una relación amorosa —realmente una historia de amor sobre dos hombres— que no involucra persecuciones automovilísticas o es una comedia de coleguillas. Se trata de dos personas que llegan a conocerse muy bien en circunstancias muy difíciles”, apuntaba el actor en una entrevista.

Estrellas como Paul Newman, Clint Eastwood o Harrison Ford fueron tanteadas para el papel de Red —en teoría un hombre pelirrojo de origen irlandés—. Sin embargo, Darabont se empecinó en que fuese Freeman quien encarnara a ese personaje. El actor de Memphis, que en el momento del estreno de la película no estaba aún considerado una superestrella de cine, ha llegado a confesar que Cadena perpetua es su película preferida de todas en las que aparece.

Pero el veterano actor no es el único que venera este largometraje. De hecho, la cinta sigue encabezando hoy día el ránking de películas mejor calificadas de IMDb —seguida de cerca por El Padrino—. Con los años, la película fue seleccionada por la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, por su relevancia histórica y cultural. Y también logró que la prisión de Mansfield (Ohio) —una de las ciudades donde fue rodada la película— se convirtiera en una especie de atracción turística para los aficionados al turismo cinematográfico —hoy día, de hecho, la otrora prisión funciona como museo—.

Según señaló en una entrevista el director del filme, hay una explicación relativamente sencilla para el imperecedero éxito de su película: “No importa cuán irónica sea la cultura, no importa cuán sarcástica se vuelva la cultura, hay ciertas cosas a las que la gente se aferra […] Hay una cierta sinceridad a la que las personas responden, una cierta honestidad que la gente quiere experimentar”. Vivan pues la redención, la amistad y las segundas oportunidades cinematográficas.

Abominaciones cósmicas: el cine de H. P. Lovecraft

Recuperamos filmes inspirados por la obra del autor más primigenio.

Para los usuarios de la IMDb, ‘Vengadores: Endgame’ es mejor que ‘El padrino II’ y ‘El caballero oscuro’

Con un 9.1, 'Vengadores: Endgame' se cuela en el TOP 3 de los gustos del público, según la IMDb

La prisión de ‘Cadena perpetua’ es una atracción turística

La antigua prisión en la que se rodó la película de 1994 protagonizada por Tim Robbins y Morgan Freeman es 20 años después un destino turístico de primera en Mansfield, Ohio.