‘Buried (Enterrado)’

Mientras prepara su nuevo filme con De Niro y Weaver, Rodrigo Cortés nos ofrece una versión doméstica de lujo. Por LUIS J. MENÉNDEZ.

31 de enero de 2011

Lo difícil no está tanto en contar con un apriorismo original como en llevarlo a cabo con éxito, tal y como ya demostró Rodrigo Cortés con uno de los cortometrajes más laureados de la historia del cine español. En 15 días Cortés partía de una premisa, el falso documental, para  sorprendernos con la historia de ese hombre que sobrevivía a costa de apurar el periodo de devolución de las cosas que compraba. Y ahora, tras la estimulante toma de medidas del formato largo que fue Concursante, Buried (Enterrado) convierte una ocurrencia en thriller  claustrofóbico (obvio) y desasosegante, que se mira en los clásicos a la hora de plantearse un desafío (completar una película dentro de un ataúd con un hombre enterrado vivo luchando por su supervivencia) y sale airoso del desafío. Como cuando Alfred Hitchcock –influencia nada  disimulada para Cortés– se propuso filmar una película en un único plano secuencia –La soga– o Antonio Mercero aterrorizó a la España tardofranquista encerrando a un hombre de a pie dentro de una cabina.

‘MADE IN SPAIN’

Con producción española a cargo de Warner y siendo Lionsgate responsable de la parte norteamericana –no nos olvidemos de la grandísima acogida que el filme tuvo en la última edición de Sundance–, la cinta llega al terreno del vídeo doméstico de forma totalmente  independiente de la edición USA. Algo obvio, por otra parte, cuando entre los extras nos tropezamos con entrevistas a Rodrigo Cortés a cargo de Buenafuente y Gabilondo. Es una pequeña muestra de lo que nos vamos a encontrar en la edición Blu-ray de Buried (Enterrado), que se presenta especialmente fuerte a la hora de recordarnos cómo fue el rodaje, la pre y  postproducción en el making of y también con una completa colección de pequeños  documentales: Apuntes sobre la planificación, Iluminando la caja, Música bajo tierra, Una serpiente en mi ataúd, Efectos digitales: paso a paso, Sangre y arena y Breath no Breath. Además, contamos con el audiocomentario a cargo de Cortés, imágenes de la presentación del filme en Sundance, y su pase en la clausura del festival de Deauville y hasta algunas muestras del storyboard.

No sólo eso, los fans pueden optar por la edición para coleccionistas de venta exclusiva en Fnac, que cuenta con un libro con material gráfi co de la película. Exclusiva, eso sí, para Blu-ray.

Luis J. Menéndez