‘Blade Runner 2049’: ¿Se repite la historia de ‘Blade Runner’?

Con su patinazo en taquilla y esa actitud ambivalente del público, la secuela replicante sigue los pasos del original en más cosas que su argumento

Por - 09 de octubre de 2017

Una vez más, las cifras cantan: si bien Blade Runner 2049 ha debutado en EE UU con el número 1 del ranking de taquilla, no puede considerársela un éxito. La cinta de Denis Villeneuve con Ryan Gosling Harrison Ford ha recaudado 31,5 millones de dólares en su primer fin de semana, algo que apenas cubre una quinta parte de su presupuesto (150 millones de dólares). Y que, además, puede deberse a la floja entidad de sus competidoras: frente a La montaña entre nosotroscon sus críticas reguleras, My Little Pony: The Movie y unas It Kingsman: El círculo de oro que ya comienzan su cuesta abajo, incluso un replicante a medio caducar puede ascender hasta la puerta de Tanhäuser.

Según la web especializada Box Office Mojolas cifras de Blade Runner 2049 están por debajo de las expectativas de Sony. La productora del filme confiaba en que nuestro regreso a las distopías de Philip K. Dick acumulase un mínimo de 45 millones de dólares sólo en EE UU. Pero, más que un hipotético fracaso de taquilla, lo que más nos fascina a nosotros es lo siguiente: Blade Runner 2049 parece destinada a seguir los pasos de su predecesora, aquella Blade Runner que Ridley Scott estrenó en 1982.

Pongámonos un poco en perspectiva: hace 35 años, Blade Runner era una película rara con ganas. Hablamos de un filme de ciencia-ficción con presupuesto multimillonario que se alejaba del formato blockbuster para ofrecer en su lugar introspección y mal rollo. Pese a todo ello, los responsables financieros de la cinta habían puesto en manos de Scott 28 millones de dólares (71 millones, ajustados a la inflación). Y después, como sabemos, le habían hecho la vida imposible para que entregase un producto más comercial.

Así pues, las caras de dichos productores debieron palidecer cuando la película llegó a los cines. Estrenada el 25 de junio, cuando E.T. el extraterrestre reinaba sobre los corazones y las taquillas del mundo, Blade Runner apareció en segunda posición del ranking estadounidense, con 15 millones de dólares (ajustados a la inflación) en su primer fin de semana. Quienes asistieron a sus primeras proyecciones hablan de un público que se mostraba, en su mayoría, indiferente u hostil, e incluso de espectadores marchándose del cine con cara de mala uva o bombardeando la pantalla con palomitas.

Las críticas, por otra parte, fueron de lo más dispares, con Pauline Kael dedicándole uno de sus legendarios pullazos (“Si los cazadores de clones existieran en la realidad, Ridley Scott debería ser el primero en esconderse”) Roger Ebert alabándola con reservas. Desde España, Diego Galán la tildaba de “historieta pretenciosa” en su crítica de El País (vía Vanity Fair): “Más parece en ocasiones un spot televisivo que una película hecha seriamente”, sentenciaba el experto.

Pero no carguemos las tintas: finalmente, Blade Runner no fue un cataclismo épico, sino un moderado fracaso con 83 millones de dólares (ajustados) como saldo final. Con el tiempo, las ediciones domésticas y los reestrenos de su ‘montaje del director’ ayudaron a rentabilizarla. Y, como la opinión de los críticos vale lo que vale, hoy en día es difícil encontrar a un plumilla que la ponga a parir. Su puntuación en Rotten Tomatoes es un triunfal 90%. Por último, conviene señalar que Philip K. Dick pasó gracias a ella de ser un escritor de culto al autor de ciencia-ficción más adaptado por Hollywood. Pena que muriesea tres meses antes del estreno…

De esta manera, Blade Runner 2049 parece seguir de forma inquietante la trayectoria de la primera parte. Aunque la crítica esté portándose mucho mejor con ella (Rotten Tomatoes registra un 89% de alabanzas, y las primeras reacciones fueron espectaculares), el público no parece estar respondiendo con entusiasmo a un filme que, una vez más, se regodea en el futurismo tenebroso. Y con casi tres horas de duración, además. En las redes sociales y los agregadores como Filmaffinity se encuentran ocasionalmente reseñas de espectadores que la consideran lenta y pretenciosa, así como las de quienes afirman haberse ido antes del final… o incluso haberse quedado dormidos en la proyección.

Por ahora, Blade Runner 2049 lo tiene mejor que Blade Runner para cubrir gastos. Ahora, Hollywood le da mucha más importancia a las recaudaciones internacionales que en 1982, y gracias a dichas ganancias overseas la recaudación acumulada de la cinta asciende a los 81,7 millones. En todo caso, al filme le queda mucho aún para cubrir sus gastos de producción (y los de promoción, no digamos). Con lo cual, en el peor de los casos, Denis Villeneuve ha firmado su propia película maldita. Algo que, si bien no le granjea a uno buena reputación en los despachos, sí que luce enormemente en el currículum de cualquier director.

¿Por qué Hollywood se ha enamorado de Ana de Armas?

Con 28 años actriz hispanocubana ha conseguido llamar la atención de la gran industria, 'Blade Runner 2049' es solo el principio.

James Hong cumple 90 años: Así es el actor ochentero que menos recuerdas

Su IMDb como actor tiene más de 400 entradas, pero ni por esas te acuerdas de James Hong, actor de culto del cine ochentero

‘Blade Runner’ ya tenía secuelas

Sean Young hibernando, Harrison Ford metido a consultor de una película y una Daryl Hannah a medio construir son algunas de las ideas que nos trajeron las novelas.

Así será 2019 según ‘Blade Runner’: Neones, hombreras y esclavos clónicos

Prepárate para cambiar tu smartphone por un ordenador ESPER, comprarte una mascota clónica y viajar en un Blablacar volador mientras un replicante se queda con tu empleo.