[Berlín 2018] La tentación de Isabelle Huppert

La actriz francesa es la estrella del tercer día de la Berlinale. Aunque su película no deje la buena impresión buscada.

Por
18 de febrero de 2018

¿De qué se habla hoy en Berlín?

De que Berlín 2018 no parece un gran año. Solo van tres días en la programación, pero nada ha sobresalido (quitando a los perretes de Wes Anderson, que aun así han encontrado sus pero entre alguna prensa), y nada parece que vaya a sobresalir salvo algún milagro. Pero aún queda mucho festival.

¿Qué películas has visto?

Dovlatov

El director ruso Alexey German Jr. sigue durante seis días al escritor Sergei Dovlatov. Un hombre que sueña casi cada noche con que Brezhnev, retirado del poder, le da ánimos para seguir. Y él sigue, pero arrastrando sus piernas y maletín de cuero de fiesta literaria en fiesta literaria, de redacción en redacción, intentando que le publiquen sus historias sin tener que ver pisoteados sus principios. Pero sin posibilidades de ser admitido en el Sindicato de escritores, debe acabar escribiendo en revistas de trabajadores, le encargan un reportaje sobre la película que una empresa hace convirtiendo a sus empleados en los grandes nombres de la literatura rusa, y él no puede tomárselo en serio.

Rodeado de otros escritores y artistas en su misma solución, lucha consigo mismo por seguir así o emigrar con tantos hicieron antes y harán. Para él sería una derrota. Pero tras seis días llenos de algunas alegrías y muchas penurias, acabará saliendo. En su exilio en EE UU empezó a publicar y a convertirse en el famoso escritor ruso que no fue publicado en su país hasta un año antes de su muerte, cuando él seguía en el exilio en Nueva York.

Aunque larga, la película se va acercando con cariño, calidez y una pátina neblinosa y onírica sobre la figura de Dovlatov y sus compañeros de generación.

Transit

El director de Barbara y Phoenix, Christian Petzold llega a competición con un melodrama que habría sido clásico si no fuera por cómo juega con los tiempos. A Petzold le gusta jugar con pasado y presente, pero en Transit se ha complicado un poco más. De hecho, es algo confuso al principio hasta que la voz narradora arranca y se queda hasta el final, acaba convenciendo en su manera en enfrentar dos realidades. La de esa voz en off y los acontecimientos que les ocurren a los protagonistas situados en 1942 en plena Francia ocupada por los nazis y el espacio y tiempo real que recorren, un París y una Marsella actuales. Los exiliados y huidos de los nazis entonces son los refugiados de hoy. La búsqueda de una vida digna, de una salida a otro país, a otro continente, la pelea por los papeles, la desesperación…

Sus protagonistas, Georg, un alemán refugiado que acaba suplanto por error a un escritor y así consigue sus papeles para exiliarse en México, la mujer del escritor que sigue buscando a su marido, negada a dejarle atrás, mientras vive con un médico en Marsella y acaba encontrándose con Georg. Un trío que transita (de ahí el simbólico título) en varios tiempos, negados a abandonar el pasado y reticentes a abrazar el futuro.

TRANSIT

Eva

Las esperanzas estaban puestas en ella, en Eva, en Isabelle Huppert interpretando a una prostituta de lujo de la que se obsesiona un intento de escritor, Bertrand (un gélido Gaspard Ulliel), que ve en ella la inspiración de una segunda obra de teatro que no llega. Pero nada, la adaptación de Benoît Jaquot acaba resultando hasta ridícula, despertando esas risitas flojas de incredulidad ante lo que ocurre un pantalla, una historia que roza lo increíble, pero de no creer: la fascinación de este joven con ella cuando al espectador no se la presenta con ningún tipo de misterio. Los hábitos de esta mujer madura que se pone peluca y mucho maquillaje porque solo así se ve más guapa, su poder sobre hombres de muchas edades, teniendo a la Huppert y su irónica mirada se pierde una oportunidad de adentrarse más en la sexualidad y sensualidad femenina.

La imagen del día

La gran estrella del día era Isabelle Huppert, y ella en Eva con falda de cuero negro, peluca bob negra y labios rojísimos puede que sea esa imagen del día. Lástima que luego Jaquot no le saque más partido. Ella en la rueda de prensa apoyando el movimiento #MeToo sin peros como sus compañeras de profesión y país también son una gran imagen para hoy.

IsabelleHuppertEvaPressConference

¿Qué esperas de mañana?

Comprobar si The Real Estate, la película sueca que llega con tanto ruido, cumple como promete. También es el día Cédric Khan y su La prière, con Àlex Brendemühl; y el de la primera directora de las tres que presentan este año dentro de competición, Laura Bispuri, con Figlia Mia.

Berlinómetro

Quizá Christian Petzold tenga alguna posibilidad entre lo visto hasta ahora. Pero sigue sin haber una candidata a ese Oso. Wes Anderson es el que más fascinación mantiene.

Palmarés del Festival de Berlín 2018

La rumana 'Touch Me Not' se lleva el Oso de Oro. Wes Anderson gana como mejor director.

[Berlín 2018] Soderbergh ya solo quiere rodar con su iPhone

Estrena 'Unsane' en la Berlinale, la primera que ha dirigido con su móvil. La primera de muchas, ha dicho.

[Berlín 2018] Joaquin Phoenix y sus historietas

También es el día de 'La enfermedad del domingo', de Ramón Salazar en el Festival.

[Berlín 2018] Utoya o la isla del pánico

La noruega 'Utoya 22 de julio' estremece el Festival con su recreación a tiempo real de la masacre noruega de 2011.