‘Batman vs. Superman’: 5 cosas que sabemos tras ver la foto de Ben Affleck

El Caballero Oscuro es el mejor detective del mundo, pero nosotros tampoco somos mancos en eso de deducir por dónde tirará la película de Zack Snyder. Por YAGO GARCÍA

15 de mayo de 2014

La verdad es que Zack Snyder no nos ha puesto las cosas nada fáciles, pero seamos sinceros: andando de por medio el Señor de la Noche de Gotham City, el Caballero Oscuro o, simplificando, Batman, nunca hay nada sencillo. Así, nuestro primer vistazo a Ben Affleck como Bruce Wayne en Batman vs. Superman ha consistido en una solitaria foto, en blanco y negro y que exige un escrutinio muy detallado para captar sus detalles. Ahora bien: aunque el susodicho sea el mejor detective del mundo, nosotros no andamos mancos en eso de deducir, y en erudición sobre el cómic no nos gana nadie. De este modo, hemos puesto en juego todos nuestros conocimientos para ofrecerte 5 puntos clave que dicen mucho sobre por dónde van a ir los derroteros de la nueva película. Léelos aquí si te atreves.

Más músculos y menos Kevlar: ¿más acción?

batman_vs_superman_foto

¿Se ha comido Ben Affleck a Ben Affleck, para luego quemar las proteínas a base de dominadas? Probablemente: la verdad es que, a juzgar por la foto, estamos ante el Batman más musculado que se ha visto jamás en el cine. Y también ante el que luce el uniforme menos rígido, y más similar al de los cómics. Concretamente, a nosotros nos ha recordado mucho al dibujado por Frank Miller para su legendaria El regreso del Caballero Oscuro, una novela gráfica en la que un Bruce Wayne ya madurito se hinchaba a repartir tortas -y a recibirlas-, propinándole finalmente una golpisa de antología al propio Superman. Y, deberíamos recordar, a Zack Snyder le encanta rodar escenas de acción con la adrenalina a tope. ¿Significa ésto que el Batman de Affleck será más propenso a ensuciarse los guantes que el de Christian Bale? Habrá que verlo.

Con la mano en la cintura…

batman_vs_superman_foto

Échale un vistazo a la fotografía y dinos si hay alguna pieza en la indumentaria de ‘Bats’ que te llame la atención. A nosotros, la verdad, nos ha puesto en guardia ese cinturón tan prominente y tan lleno de cacharritos: como todos sabemos desde 1939 (año en el que el guionista Gardner Fox la introdujo en la bat-ecuación), el Hombre Murciélago no sólo usa esta prenda para mantener los pantalones en su sitio, sino también para guardar gadgets de todo tipo, desde armas hasta útiles para investigar las escenas de los crímenes. Por otra parte, el cinturón de la foto se atiene a las normas de grandes dibujantes (como Jim Lee y Dick Giordano), renunciando a la hebilla enorme y a los tonos metalizados en pro de la funcionalidad. Seguramente, nuestro héroe echará mano de sus bolsillos para soprendernos con útiles y trucos imprevistos en los momentos de apuro: sólo nos queda la duda de saber dónde esconderá el batarang… O esa cápsula de kyptonita que suele llevar consigo por si su colega de Metrópolis se le pone flamenco.

Ben quiere mover el cuello

batman_vs_superman_foto

Visto lo visto, tenemos ante nosotros a un Batman menos acorazado y más ágil que en filmes anteriores. ¿En qué redundará esto? Pues, para empezar, en un gran alivio para Ben Affleck: recordemos que El caballero oscuro no sólo llamó la atención por su calidad fílmica, sino por ser la primera película de la saga en la que veíamos a ‘Bats’ girar el cuello con naturalidad. ¿Qué inferimos de ésto? Pues que a Snyder le gustan los cómics, y mucho: en manos de sus artistas más clásicos -y nos viene a la mente Neal Adams- el traje de Batman se parece poco a una armadura y mucho a unas mallas de gimnasta. Indumentaria sobria, elegante, y tan apta para darse de espadazos en el desierto con Ra’s Al Ghul como para saltar de improviso sobre los secuaces del Joker y hacerlos pedazos. Por otra parte, ese casco se parece mucho al que Frank Miller dibujó en los 80: ver al señor Wayne con unas orejas tan estilizadas y puntiagudas como las que le ponía Marshall Rogers hubiese tenido gracia, pero parece que no será el caso.

Al murciélago se le ven las costuras

batman_vs_superman_foto

Siguiendo con el uniforme, hay algo que puede llamarnos la atención: ese símbolo del murciélago que, más que impreso o grabado sobre el pectoral, parece cosido a la tela o, en todo caso, pegado usando un transfer para camisetas. Y muy oscuro, además, nada que ver con ese óvalo amarillo que ‘Bats’ comenzó a lucir en los tebeos a partir de los 60, y que tanto llama la atención en la serie de Adam West. Lo cual es una pena, porque (como explicó Frank Miller en su día) dicho símbolo obedece a una lógica muy retorcida y batmaniana: los esbirros siempre dispararán por instinto a la parte más llamativa del uniforme, y si resulta que ésta es la más resistente y menos propensa a ceder ante los balazos, pues peor para ellos… Por otra parte, podemos congratularnos de que la coraza no tenga pezones: si habéis visto Batman y Robin, sabéis de lo que hablamos.

A todo motor en la noche de Gotham

batman_vs_superman_foto

Por último, lo que todos estábamos esperando: ¿qué vemos en ese nuevo Batmóvil? Pues, para empezar, que se retrotrae a lo que nosotros y Tim Burton pensamos que debe ser el coche de un superhéroe: ahora parece un modelo hecho a medida y lleno de sorpresas en lugar de ese hummer militar y pintado de negro que vimos conducir a Christian Bale. De hecho, si nos fijamos en las placas articuladas de su carrocería, podemos deducir que recuperará la capacidad de acorazarse y aislar a sus ocupantes del exterior en caso de peligro. En cuanto a sus fuentes de inspiración comiqueras, nos recuerda muchísimo al que dibuja David Finch para las historias de Grant Morrison. Ese motor, esas ruedas, esos alerones… Si Snyder no incluye una persecución por carretera en su filme, será como para enviarle al Asilo Arkham.

Más noticias de cine, próximos estrenos y series de televisión en CINEMANÍA.