10 cosas que (posiblemente) no sabías del ‘Batman’ de Tim Burton

Hace 30 años, un director y un actor que no habían leído cómics en su vida cambiaron para siempre el cine de superhéroes. Esta es su historia.

Por
24 de mayo de 2019

La oscura versión de Batman firmada por Tim Burton puede presumir de ser la primera película que logró recaudar 100 millones de dólares durante sus primeros diez días de exhibición. Pero, además, esta cinta llena de humor negro y con muy buena ambientación tardó poco en convertirse en un clásico del cine. Ahora celebramos el treinta aniversario de Batman (1989) con este listado de 10 curiosidades sobre la película, su director o sus protagonistas que posiblemente no conocías.

1.- La película tardó 10 años en desarrollarse. El productor ejecutivo Michael E. Uslan logró hacerse con los derechos para llevar a Batman al cine en 1979. Sin embargo, tardó años en encontrar un estudio interesado en producir la cinta –compañías como Columbia Pictures o Universal rechazaron su ofrecimiento– y, sobre todo, a la persona adecuada para desarrollar un guion decente y al encargado de dirigir la película: antes de que Burton fuese elegido para esa tarea, se tanteó a otros cineastas como Joe Dante o Ivan Reitman.

2.- Mel Gibson fue la primera opción para el papel de Bruce Wayne, pero tuvo que rechazarlo porque ya estaba comprometido con Arma letal 2 (1989). La elección de Michael Keaton para el papel protagonista causó bastante polémica en su día: muchos fans del Señor de la Noche pensaban que Keaton acabaría resultando demasiado cómico en el papel. De hecho, las oficinas de Warner recibieron en aquellos días 50.000 cartas de protesta.

3.- Aunque Tim Burton logró imitar de forma brillante el estilo visual del cómic de Bob Kane y Bill Finger, lo cierto es que ni él ni Keaton habían leído un cómic del Hombre Murciélago antes de rodar la película. De hecho, Michael E. Uslan se encargó de proporcionarles material de referencia para el filme. Así, Burton recibió todos los números del primer año de Batman en cómic, mientras que a Keaton se le facilitó un ejemplar de El regreso del Caballero Oscuro, la rompedora novela gráfica de Frank Miller. 

4.- El actor Robin Williams recibió una oferta –que incluso llegó a aceptar– para dar vida al Joker, cuando Jack Nicholson tuvo dudas. Pero los productores volvieron a tantear a Nicholson –le dijeron que Williams se quedaría con el papel si él no lo hacía–, y acabaron convenciéndole. Williams se sintió utilizado y acabó, con motivos, cabreado como una mona. Es más, decidió rechazar el papel de Acertijo en Batman Forever (1995) y también volver a trabajar en cualquier otra película de la Warner hasta que el estudio se disculpase con él.

5.- Antes de firmar el contrato, Jack Nicholson aficionado a las juergas nocturnas y a trasnochar casi a diario– acordó que no se le requeriría en el set de rodaje antes de las nueve de la mañana. Al llegar al plató, el de Nueva Jersey se sentaba en su silla, inclinaba la cabeza hacia atrás y se quedaba frito inmediatamente, mientras los artistas de maquillaje –que tardaban alrededor de dos horas en caracterizarlo– trabajaban en su prótesis. Los maquilladores tuvieron que usar 355 adhesivos de silicona debido a la alergia de Nicholson al pegamento para maquillaje.

6.- A pesar del enorme éxito comercial que tuvo la cinta, su director no quedó entusiasmado en un principio con el resultado. “Me gustaron algunas parte de la película, pero el conjunto me resulta bastante aburrido”, comentaba entonces Tim Burton. Con el tiempo, eso sí, fue cogiéndole cada vez más cariño al filme.

7.- Al crear el traje de Batman, Tim Burton optó por no usar mallas, licra o calzoncillos –como se ve en el cómic–, porque sentía que aquello no era nada intimidante. Por otro lado, la claustrofobia que Michael Keaton sentía al enfundarse en su traje le ayudó al actor a entender la oscura y atormentada personalidad de Bruce Wayne.

8.- El batmóbil –del que se construyeron dos prototipos para la película– tenía seis metros de largo y pesaba una tonelada y media. Se construyó sobre el chasis de un Chevrolet Impala (del que también conservó el motor) al que se añadieron las luces traseras de un Ferrari, las tapas del tanque de combustible de un autobús de Londres, y piezas del motor de un caza Harrier. El director de arte Terry Ackland-Snow le añadió al coche los faros de un Honda Civic, después de verlos en el automóvil de su esposa. Asimismo, las llamas que salían de la turbina posterior fueron creadas usando parafina.

9.- La película fue estrenada en una época en que el género acción eran bastante ignorado por la Academia. Pero la valiente jugada de Warner les salió más que bien. Es más, la película se convirtió en el primer largometraje de Batman que ganaba un Oscar (a mejor dirección artística).

10.- El departamento de producción de la película tuvo que emplear cinco millones de dólares para transformar la parcela de los Estudios Pinewood (en Inglaterra) en la terrorífica y efectiva Gotham City diseñada por Anton Furst (La chaqueta metálica). 

Christian Bale rechazó volver a ser Batman por lealtad a Christopher Nolan

Los productores querían otro filme tras 'El caballero oscuro. La leyenda renace', pero el intérprete de Bruce Wayne se mantuvo fiel a su director.

Robert Pattinson propone a otro Batman mejor que él

El actor será el Bruce Wayne de Matt Reeves en ‘The Batman’. Pero se le ha ocurrido alguien que podría sustituirlo, y no podríamos estar más de acuerdo.

Colin Farrell negocia ser el nuevo Pingüino de Batman

Junto a la Catwoman de Zoë Kravitz y el Enigma de Paul Dano redondearía el trío de villanos a los que se enfrentará Robert Pattinson enmascarado.

Robert Pattinson ya entrena como Batman

El actor está aprendiendo jiu-jitsu como parte de su entrenamiento para encarnar al caballero oscuro en la película que dirigirá Matt Reeves.