Barack Obama necesita ver más ciencia-ficción

El futuro ex presidente de EE UU publica sus películas futuristas favoritas... y el resultado es una lista aburrida de narices. Le damos consejos para mejorarla

Por
14 de octubre de 2016

ETIQUETAS:

  • Por el hecho de contar con el respaldo de un buen número de estrellas de Hollywood, y por tener todo un biopic dedicado a su figura antes de haber terminado su segundo y último mandato (Southside with You, dedicado al nacimiento de su romance con Michelle Obama), Barack Obama podría pasar por el presidente más cinematográfico de la historia reciente de EE UU. Ahora bien, y tirando por lo personal: ¿qué clase de películas le gustan al mandatario? Pues no podemos decirlo con seguridad, pero una lista con sus filmes favoritos de ciencia-ficción publicada por la revista Wired nos lleva a pensar que su interés por el género es tibio, tibio. Resulta que, aprovechando el relax que le da saber que lo suyo en el Despacho Oval son habas contadas, Obama ha participado como director invitado en la famosa publicación sobre tecnología. Y, una vez revelados sus títulos predilectos, lo que tenemos es lo siguiente:

    1 – 2001, una odisea del espacio

    2 – Blade Runner

    3 – Encuentros en la tercera fase

    4 – Star Wars: Una nueva esperanza

    5 – Star Trek (la serie original)

    6 – Marte (The Martian)

    7 – Matrix

    8 – Cosmos (serie)

     

    A primera vista, la selección de Obama no parece nada reprochable. Al fin y al cabo, todos los filmes que aparecen en ella son clásicos del séptimo arte. Pero ese podría ser precisamente el problema. Como señala la web io9una lista así “es como publicar una lista con las mejores películas de la historia y empezarla con Ciudadano Kane, El padrino Casablanca”. Vamos, que es aburrida de narices, e indica la voluntad de ir a lo seguro, eligiendo filmes aclamados por consenso como obras maestras sin mojarse ni indicar ninguna preferencia particular más allá de lo evidente. Asimismo, podemos apostar a que el ranking ha sido revisado una y mil veces por burócratas de la Casa Blanca, asegurándose de que este no molesta ni incomoda a nadie.

    Así pues, ¿no podrían haber espabilado un poco dichos burócratas, recomendando filmes menos convencionales? ¿A nadie se le ha ocurrido decirle al aún presidente que incluyendo Solaris  -o Guardianes de la noche, ya que estamos- podría tenderle una mano a la siempre hostil Rusia? ¿O que tirarse por algún otro título de las Wachowski -El destino de Júpiter, sin ir más lejos- podría haberle dado caché como aliado de las minorías y los desfavorecidos? ¿Por qué Alien, un filme de tan poderoso mensaje feminista brilla aquí por su ausencia?  Y, ya que estamos, ¿es que el hombre más poderoso del mundo no tiene ojos para los buenos y viejos clásicos de la serie B, como Ultimátum a la Tierra?

    Cualquiera sabe las respuestas a todas estas preguntas. Sólo confiamos en que, una vez relevado en el poder, Obama tenga la ocasión de aumentar sus conocimientos sobre el cine de ficción futurista. Eso, si alguno de sus posibles sucesores no aprieta antes el botoncito rojo, condenándonos a todos a vivir en directo algo tan propio del género como un apocalipsis nuclear.

    ¿Se está convirtiendo Obama en un género cinematográfico?

    Tras 'Michelle & Obama', sobre la primera cita del mandatario y su señora, 'Barry' cuenta su juventud para Netflix

    DiCaprio y Obama: tangana por el cambio climático en la Casa Blanca

    "Quien no cree en el cambio climático no debería ostentar un cargo público", afirma el actor frente al presidente de EE UU