Así ha sido el cine de 2019: taquillazos y las mejores y peores películas del año

Scorsese, Tarantino, Almodóvar o Bong Joon-ho volvieron a dar lo mejor de sí mismos, Disney y Marvel reinaron en taquilla y hubo regresos poco afortunados.

Por
24 de diciembre de 2019

Una vez más se han impuesto los superhéroes, secuelas de grandes sagas, largometrajes de animación y producciones Disney. Pero también han triunfado maestros como Quentin Tarantino con Érase una vez en… Hollywood o Martin Scorsese con la producción de Netflix El irlandés. Además de uno de los grandes fenómenos del año, el Joker con Joaquin Phoenix.

En materia de superhéroes, la Capitana Marvel de Brie Larson sirvió de carta de presentación de la superheroína y también de aperitivo al gran final que depararía, en abril, Vengadores: Endgame. Una fase 3 de Marvel que concluiría poco después, en julio, con Spider-Man: Lejos de casa. Y entre ellos se coló otro personaje de acción, alejado del mundo de los superhéroes pero no menos contundente, el John Wick de Keanu Reeves con el capítulo 3 – Parabellum.

La taquilla, con y sin Marvel, ha sido sobre todo para Disney. Ha hecho caja con Toy Story 4 de Pixar y sus nuevas versiones en imagen real de Aladdin o el fotorrealismo de El rey león. Y tanto  Frozen II como Star Wars. El ascenso de Skywalker (a la espera de confirmar sus grandes cifras, ha recaudado 373,5 millones de dólares en todo el mundo en sus cuatro primeros días) son las sensaciones de ahora mismo en la cartelera. Destacar también en animación la francesa ¿Dónde está mi cuerpo? y el anime El tiempo contigo.

( ‘Parásitos’ ®Barunson E&A Corp )

Grandes autores no han defraudado. El surcoreano Bong Joon-ho ha firmado una de las películas del año con Parásitos y Céline Sciamma también con Retrato de una mujer en llamas. Robert Pattinson ha vuelto a ser estrella del cine indie con High Life de Claire Denis, el polémico Lars Von Trier facturó una de sus mejores obras con La casa de Jack, Lulu Wang sorprendió con The Farewell, su segundo largometraje. El neoyorquino Noah Baumbach no para de cosechar excelentes comentarios con Historia de un matrimonio de Netflix y Woody Allen pudo ver estrenada Día de lluvia en Nueva York.

En cuanto a los Oscar, Green Book se coronó con la estatuilla a la mejor película, y La favorita de Yórgos Lánthimos el de mejor actriz para Olivia Colman, además de arrasar en los premios del cine europeo.

Rian Johnson se ha quitado la espinita clavada, por los ataques que recibió con Star Wars: Los últimos Jedi, gracias a Puñales por la espalda emulando, en parte, a Agatha Christie; y Greta Gerwig ha dirigido una loable nueva adaptación de Mujercitas. Los biopics musicales depararon otro título memorable con Rocketman, con Taron Egerton en la piel de Elton John; Le Mans ’66 rememoró las trepidantes luchas entre Ford y Ferrari para ser los reyes de la pista y Brad Pitt viajó al espacio con Ad Astra. Junto a ellos, un cuarteto de buenas propuestas de terror como fueron Midsommar, Nosotros, Doctor Sueño e It: Capítulo 2.

( ‘Dolor y gloria’ ©El Deseo )

Otro que no para de recibir premios es Antonio Banderas por Dolor y gloria de Almodóvar, quizá también la gran favorita a triunfar en los premios Goya con sus 16 nominaciones, aunque Mientras dure la guerra de Amenábar la supere con 17. A ambas les sigue muy de cerca La trinchera infinita con 15 y que salió reforzada de San Sebastián donde obtuvo seis premios, entre ellos el de mejor dirección (para Aitor Arregi, Jon Garaño y Jose Mari Goenaga)

El wéstern castizo de Benito Zambrano Intemperie y el thriller de Quien a hierro mata de Paco Plaza se incluyen entre lo mejor de nuestra cosecha, aunque el éxito comercial no les haya acompañado. En cambio, sí que han funcionado muy bien en taquilla las comedias Si yo fuera rico, Padre no hay más que uno y Lo dejo cuando quiera.

Lo que arde del gallego Oliver Laxe y Los días que vendrán del barcelonés Carlos Marqués-Marcet se han situado entre lo mejor en cuanto a cine de autor patrio, en un año en el que han vuelto a destacar debutantes como Galder Gaztelu-Urrutia con El hoyo (premiada en Sitges), Aritz Moreno con Ventajas de viajar en tren o Belén Funes con La hija de un ladrón. Y Disney no ha sido la única que ha sobresalido en animación, de mérito ha sido Buñuel en el laberinto de las tortugas o el largometraje Klaus, con ocho nominaciones incluida la de mejor largometraje en los Annie, los Oscar de la animación.

Un buen puñado de decepciones

La saga de los mutantes se llevó un buen revés, tanto en taquilla como coleccionando malas críticas, con X-Men: Fénix oscura protagonizada por Sophie Turner. Y aún peor le fue a Men in Black International con la pareja Chris Hemsworth y Tessa Thompson intentando hacernos olvidar a Will Smith y Tommy Lee Jones. Lo que más le pesó fue su falta de originalidad.

Terminator: Destino oscuro

( ‘Terminator: Destino oscuro’ ©20th Century Fox )

No menos publicitadas fueron otros dos esperados, a priori, regresos y además rodados en parte en Madrid y otros escenarios españoles. Pero las expectativas no se vieron recompensadas. Terminator: Destino oscuro pasó por los cines sin pena ni gloria (lo que no significa que fuera mala) y Rambo: Last Blood ya sin gloria alguna cosechando algunas de las peores críticas del año.

También parecía que lo tenía fácil Will Smith en Géminis, un thriller de ciencia-ficción dirigido por el oscarizado Ang Lee. Otro de los fracasos de la temporada. Y entre los títulos candidatos a lo peor de la cosecha anual se sitúan la nueva versión de Hellboy, la animación de UglyDolls, también La Llorona surgida del universo de Expediente Warren o el thriller Serenity con Anne Hathaway y Matthew McConaughey.

Actualización: Añadir oficialmente la adaptación del musical Cats dirigida por Tom Hooper, estrenada ya en nuestras salas este 25 de diciembre. Seguramente la película más denostada del año y candidata número uno a los premios Razzies a lo peor de 2019.

Las más taquilleras

‘El rey león’

( ©Disney )

La nueva versión de El rey león también fue soberana en taquilla. En España ha recaudado 35,8 millones de euros y más de 6,1 millones de espectadores la vieron en la gran pantalla. Los otros bombazos Disney fueron Aladdin con 24,9 millones, Toy Story 4 con 20,8 y Frozen II, que de momento lleva casi 17.

‘Joker’

( ©Warner Bros )

Joaquin Phoenix se ha convertido en la gran estrella del año gracias a su interpretación del villano de amplia sonrisa de Gotham. La película de Todd Phillips superó las previsiones más optimistas: 29,8 millones de euros recaudados y 5 millones de espectadores que han pasado por taquilla.

‘Vengadores: Endgame’

( ©Marvel – Disney )

Era la película más esperada del año, y no decepcionó. Pese a sus tres horas, el colofón a la fase 3 de Marvel se saldó con un éxito rotundo: 29 millones de euros y casi 4,6 millones de espectadores. Tony Stark, Capitán América y toda la pléyade de superhéroes que le han acompañado a lo largo de estos diez años pueden estar satisfechos.

‘Padre no hay más que uno’

( ©Bowfinger International )

En cuanto al cine español, el poder de convocatoria de Santiago Segura, como director y protagonista, se ha repetido y sin tener que recurrir a Torrente. Su propuesta familiar ha ingresado 14,2 millones en nuestros cines y 2,5 millones de entradas vendidas. La siguió la comedia Lo dejo cuando quiera con 11,3 millones de euros y 1,9 millones de espectadores.

‘Dolor y gloria’ y ‘La casa de papel’ triunfan en los Premios Platino del cine iberoamericano

El filme de Pedro Almodóvar gana seis premios, incluidos película y actor para Antonio Banderas; 'Buñuel y el laberinto de las tortugas', mejor película de animación.

‘Parásitos’ deja a ‘Dolor y gloria’ sin Oscar

Partía como favorita y no ha perdonado: la producción de Bong Joon ho se ha alzado con el premio a mejor película internacional.

Oscar 2020: ¿Cuáles son las nominadas a mejor película internacional?

La española 'Dolor y gloria', de Pedro Almodóvar, es una de las cinco películas que compiten en la gala del 9 de febrero.

Almodóvar y los Oscar: dolor, gloria y la virgen de Guadalupe

Los Oscar aman a Pedro Almodóvar y Pedro ama a los Oscar. Desde 1989, crónica de tres décadas de amor de amor.