‘Aquí y ahora’ y otras 5 películas sobre bailarinas en apuros

Al igual que la protagonista del filme de Paz León, las heroínas de estos clásicos se vieron atrapadas entre la danza y la vida.

Por
26 de septiembre de 2019

De todas las artes escénicas, la danza tiene fama de ser la más dura, sobre todo para las mujeres. Requisitos físicos que bordean lo inhumano, ensayos extenuantes y disponibilidad total son algunas de las obligaciones que impone a quienes la cultivan. La protagonista de Aquí y ahora, la película de Paz León que se estrena este viernes en España, lo descubre cuando una oferta para estudiar en Berlín amenaza con obligarla a despedirse de su familia y sus amigos en Costa Rica.

Aunque los apuros de esta heroína (interpretada por Nerina Carmona) son considerables, nosotros le aconsejamos que se anime un poco: el cine le ha reservado a sus bailarinas destinos bastante más horribles que ese…

Las zapatillas rojas (Michael Powell, 1948)

El ojo afilado de Powell, uno de los cineastas con mayor sentido estético de la historia, convierte el cuento de Hans Christian Andersen en un drama de obsesión y arribismo protagonizado por una joven bailarina (Moira Shearer). La película tiene la reputación de contar con algunas de las mejores escenas de danza jamás filmadas, y entre sus admiradores destaca un tal Martin Scorsese, al que no imaginábamos así de bailón.

Suspiria (Luca Guadagnino, 2018)

Pese a estar ambientado en una escuela de danza (con brujas dentro), el clásico del terror firmado por Dario Argento en 1977 andaba escaso de escenas de baile. En su libérrimo remake, Guadagnino decidió arreglar eso haciendo que todo el argumento de la película (incluido su sanguinolento clímax) girase en torno a la danza contemporánea.

Cisne negro (Darren Aronofsky, 2010)

Seguramente la película de esta lista que más presente tendrán muchos cinéfilos, aunque solo sea por el Oscar a Natalie Portman y esa escena entre la diva israelí y Mila Kunis. Con su amor de siempre por el morbo y las florituras, Aronofsky nos proporcionó escalofríos en pointe con una historia que mezcla el drama con el thriller y que (cómo lo vamos a negar) le debe cuatro cosas a Las zapatillas rojas. 

Dirty Dancing (Emile Ardolino, 1987)

Seguramente, el personaje de Jennifer Grey en este clásico ochentero sea la bailarina más afortunada de toda nuestra compañía. Vale que sus aventuras bailongas le costaron muchos sudores y unos cuantos embrollos con su muy conservadora familia judía, pero para ella fueron ese (I’ve Had) The Time of My Life que se llevó el Oscar, los brazos de Patrick Swayze y la memoria de una (o varias) generaciones de espectadores.

Girl (Lukas Dhont, 2018)

Ganarse un lugar como bailarina es una tarea durísima para las mujeres cisgénero. Así que solo tienes que imaginar los sufrimientos que una chica trans (Victor Polster) puede padecer en ese mundo. Basada en la vida real de la bailarina Olga Monsecour y tremendamente polémica (algunas activistas transgénero no se la tomaron demasiado bien), Girl ganó cuatro premios en Cannes gracias a una historia que bordea (y a veces va más allá de) lo terrorífico.

¡Confirmado! Jennifer Grey prepara una secuela de ‘Dirty Dancing’

La noticia llega más de 30 años después del estreno de la mítica película, protagonizada por la actriz norteamericana y el desaparecido Patrick Swayze.

Natalie Portman, de tu primer amor a tu diosa del trueno

La conocimos en 'El profesional', nos enamoramos de ella en 'Star Wars', nos deslumbró con 'Cisne negro' y ahora vuelve a Marvel para alzar el Mjölnir.

Madres en el cine: una historia de buenas y malas

‘Tully’ (Jason Reitman) es un retrato crudo y descarnado de la maternidad. Analizamos qué lugar han ocupado las madres en la historia del cine

Vídeo del día: Baños de cine

Duchas y bañeras han sido escenario de asesinatos, reflexiones, lágrimas, gritos ahogados y conversaciones de lo más pintorescas en la gran pantalla.