Anna Allen no está sola: el hombre que fingió ganar un Oscar

Ganar un Oscar hace que te conviertas en el rey de la noche. Aunque sea falso.

Por
04 de marzo de 2015

ETIQUETAS:

  • Desde el pasado fin de semana, vivimos en un mundo de continuo asombro ante la enmarañada red de fantasía y autopromoción que formó la actriz Anna Allen (Cuéntame como pasó) para fingir su carrera en Hollywood e incluso que había asistido como invitada a la pasada ceremonia de entrega de los Oscar. Son conocidos los fotomontajes que publicaba con asiduidad en sus perfiles de redes sociales como Twitter e Instagram (eliminados tras el descubrimiento del pastel) y la invención de actuaciones inexistentes en episodios de The Big Bang Theory o White Collar, pero hay algo que en su cadena de engaños Allen no se atrevió a hacer (¿todavía?): fingir que había ganado un Oscar. Algo que sí hizo Mark David Christenson la pasada noche del 22 de febrero.

    Mientras la gala de entrega de los Oscar se celebraba en el Dolby Theatre de Los Ángeles, Christenson se paseó por la ciudad vestido de esmoquin y con una réplica de los famosos eunucos dorados en la mano, fingiendo que era uno de los ganadores de la noche. Su gran farra comenzó poco después de que se entregaran los primeros premios de la ceremonia, preferiblemente alguno de los técnicos de los que la gente ni recuerda el rostro de los triunfadores segundos después de verlos aparecer por televisión.

    ¿Qué podría conseguir este veterano improvisador si engañaba a las personas con la que interactuaba, haciéndoles creer que, efectivamente, acababa de ganar un Oscar hacía unas pocas horas? Mientras iba acompañado por un amigo que lo grababa todo, Christenson descubrió que las ventajas eran innumerables: desde fotos y autógrafos hasta la entrada en fiestas exclusivas, pasando por enhorabuenas por su trabajo y el discurso de agradecimiento (que, por supuesto, no dio). Ah, sí, y una descomunal cantidad de cosas gratis. Incluido un coche que no era suyo y un embaucado aparcacoches le puso en bandeja.

    Está claro que, ayude a la taquilla de tu película o no, un Oscar lo que te da son las llaves de la ciudad al menos por una noche. Aquí está la prueba:

    Por qué las últimas ganadoras de los Oscar no importan a nadie

    Las cosas como son, la Academia no ha galardonado a 'Green Book' como mejor película, más bien se ha conformado… Y esto lo lleva haciendo toda la última década.

    Johnny Depp: “No quiero ganar un Oscar nunca”

    Tiene tres nominaciones y su interpretación en 'Black Mass' podría brindarle la cuarta, pero el actor ha dejado claro que los premios de la Academia no le quitan el sueño.

    Así ha afectado el Oscar a la taquilla de las ganadoras

    ¿Cuánto ayuda ganar la preciada estatuilla a la venta de entradas y la carrera comercial de las películas triunfadoras?