Adolescencia complicada: 9 películas asusta-padres

Hay dos clases de cine sobre adolescentes: el que pueden ver los padres, y el que no.

Por
12 de agosto de 2016

La adolescencia es difícil, eso nadie lo cuestiona. Sin embargo, la vida de un adolescente se puede torcer o no. Las amistades, las drogas, la sexualidad, las traiciones, el amor, los enemigos, las decepcione… todo influye y todo marca en una época repleta de primeras veces. Un beso puede traumatizarte, puede volverte loco, una droga puede engancharte y una decepción puede romper para siempre tu equilibrio. Así de frágil es la adolescencia. En el cine hay adolescencias que son verdaderos infiernos, películas que reflejan el lado más oscuro y perverso de una generación, películas que solo las entienden los que pertenecen a dicha generación y que son un perverso misterio para todos los demás.

Los padres con hijos adolescentes que se embarcan en títulos de esta índole pasan un mal rato. Para ellos una película de Larry Clark, el maestro en este tipo de títulos, es puro terror, pero que James Wan. Imaginad a un padre viendo como una panda de adolescentes se pasa las tardes drogándose, follando entre ellos sin remilgos, enganchados y malgastando su juventud en todo lo que tenga que ver con el crimen o el placer, claro ese padre jamás volverá a dejar salir de casa a su hijo o hija adolescente. Demasiado peligroso.

Hasta ahora estos peligros consistían en la santa trinidad de lo prohibido: Drogas, Sexo y delincuencia. Pero ahora también hay que incluir a las nuevas tecnologías, capaz de absorber a un adolescente hasta límites insospechados y tan peligrosos como los de Nerve, la película de Henry Joost y Ariel Schulman que protagonizan Emma Roberts y Dave Franco y que retrata un juego online convertido en un fenómeno que no es otra cosa que el Verdad o Atrevimiento de toda la vida llevado al extremo.

Nerve es el último ejemplo pero os vamos a dar otros nueve títulos prohibidos para padres.

Kids

Empezamos directos con este clásico del cine indie de Estados Unidos. Larry Clark quiso realizar la película adolescente definitiva para la generación de los ’90 y lo consiguió. Un grupo de adolescentes que viven en Nueva York se drogan y tienen sexo entre ellos sin ninguna precaución mientras el sida hace estragos. Es una cinta sucia, semidocumental, con diálogos durísimos y escenas aún más duras. Polémica hasta las trancas. Chloë Sevigny se convirtió en un icono adolescente.

Consecuencias si la ven los padres: Reclusión en la habitación indefinida para el adolescente de turno. Largas charlas sobre los anticonceptivos y un detector de sustancias psicotrópicas.

Nowhere

La tercera parte de la Trilogía del apocalipsis adolescente de Gregg Araki, volveremos a esta trilogía más adelante.

En esta película hay una violación brutal del típico chico popular hacia una de las chicas que le persiguen y le aman. En esta película hay drogas en mal estado. En esta película hay un fuerte conflicto entre las relaciones con exclusividad y la monogamia. En esta película hay trastornos alimenticios. En esta película hay muchos suicidios. En esta película hay también extraterrestres.

Consecuencias si la ven los padres: Una laaarga charla sobre el sexo y sobre la homosexualidad. Sobre no fiarte de nadie. Por su puesto el adolescente jamás volverá a ir al baño sin ser vigilado exhaustivamente. Y por supuesto las drogas quedan prohibidas bajo arresto domiciliario.

Yo, Cristina F.

ATENCIÓN, esta película es especialmente peligrosa por estar basada en hechos reales. Si un padre la ve, el adolescente no volverá a ver la luz del sol.

Christiane F. es una chica de 14 años que vive con su madre en un barrio pobre de Berlín. Son los 70 y su deseo es escapar de allí e ir a la discoteca de moda, Sound. Como buena adolescente, se acaba colando en el lugar sagrado y allí conoce a Detlev, un joven del que se enamora que se dedica a trapichear con drogas. Ella que quiere molar igual que él y decide meterse heroína. Poco a poco, e inconscientemente, se engancha y entra en una espiral de destrucción que la lleva a prostituirse.

Consecuencias si la ven los padres: Poner rejas en puertas y ventanas. Atar a una silla al adolescente y fijarle los párpados rollo La Naranja Mecánica mientras ve un documental en bucle de las consecuencias que tiene la heroína.

Thirteen

Probablemente una de las películas más creíbles y certeras sobre la adolescencia. Está escrita por la directora y por Nikki Reed, que es una de las dos chicas protagonistas, que escribió esta historia a los 13 años. 13 años tiene Tracy (Evan Rachel Wood) cuando se enamora de Evie. Ahí comienza un retrato intenso sobre esta edad convulsa, con sexo entre menores, con la pertinente cantidad de drogas y alcohol y esta vez con auto-laceraciones para terminar con este explosivo cóctel.

Consecuencias si la ven los padres: Muy probablemente se identifiquen con la madre de Tracy, Mel, interpretada por una inmensísima Holly Hunter. Te vigilarán cada centímetro de tu cuerpo buscando cortes, heridas y piercings nuevos. Por supuesto no se creerán eso de “voy a casa de una amiga a dormir”.

Spring Breakers

Desde el comienzo de este ejercicio estilista lleno de carne y neón Cliff Martinez y Skrillex atronan los oídos del espectador mientras Harmony Korine (guionista de Kids) te enseña unas cuantas imágenes de cuerpos de jóvenes echándose bebida por encima mientras realizan lascivos movimientos en lo que parece una bacanal en medio de una playa devastada por las drogas y el alcohol. Cuatro estudiantes deciden irse de juerga loquísima durante las vacaciones de primavera, acaban en la cárcel y un joven traficante de armas y de drogas interpretado por James Franco las convertirá en verdaderas delincuentes.

Consecuencias si la ven los padres: Jamás te dejarán volverá  irte de vacaciones con tus amigos y amigas. Y en Semana Santa tocará ver procesiones, nada de ir a la playa.

Mentiras y gordas

Alfonso Albacete y David Menkes con ayuda de la que fue nuestra ministra de cultura, Ángeles González-Sinde hicieron esta especie de retrato adolescente basado en el sexo, en las drogas, en las juergas interminables y en las traiciones… Los cuernos como plato principal y de postre adornadísimas escenas de sexo más cercanas al cine del destape que a algo medianamente realista. Si, la adolescencia es confusa pero bastante más interesante que lo que plantean aquí.

Consecuencia si la ven los padres: Un verano aburrido en el que el adolescente de la casa solo saldrá para comprar el pan. Y no, por mucho que le traten de convencer a la mamá o al papá que los jóvenes no son así, los personajes de Mario Casas y Hugo Silva habrán hecho mella.

Ken Park

Volvemos al polémico Larry Clark. Con Ken Park bucea directamente en el sexo adolescente y lo hace con escandalizadoras escenas de sexo explícito que no dejaron indiferente a nadie. Tres chicos, uno de ellos se estrangula cuando se masturba, otro es violado por su padrastro, otro tiene sexo con su novia y con la madre de esta; Y una chica, encantadora y con gracia que disfruta atando a su novio a la cama. Ah sí, también hay algo de Skateboard.

Consecuencias si la ven los padres: Quitarán todas las corbatas o utensilios con los que pueda ahorcarse el adolescente. La masturbación estará prohibida sin una debida supervisión. Y nada de tener actos impuros con las madres de nadie.

Totally Fucked Up

La primera parte de la Trilogía del apocalipsis adolescente de Gregg Araki. En esta película la homosexualidad es el tema principal. Jóvenes homosexuales, gays y lesbianas que han sido desterrados de sus casas viven una vida completamente jodida con problemas que les ahogan hasta el punto de querer matarse a sí mismos. Araki lo rueda en formato documental para darle más crudeza a todo el asunto.

Consecuencias si la ven los padres: Una buena (y embarazosa) charla con el adolescente sobre su condición sexual.

Requiem for a Dream

Darren Aronofsky gracias a una talentosa y singular manera de narrar con imágenes, utilizando millones de cortes realizó aquí una película icono para una generación tan importante como pudo ser Trainspotting o Drugstore Cowboy. Jared Leto tiene un sueño, pero para cumplirlo necesita vender droga y de paso, meterse toda. Su novia Marion comparte aspiraciones y ella debe recurrir a la prostitución. El sueño americano en su forma más devastadora.

Consecuencias si la ven los padres: Quitar todas las teles de la casa y ahorrar para la universidad… Así no hay necesidad de que el adolescente tenga que traficar con drogas para poder cumplir su sueño.

Una película violenta por cada generación

Con el estreno de Nación Salvaje, la cinta que describe la generación del stalkeo, hemos decidido recuperar todos aquellos sangrientos títulos que hicieron lo mismo con anteriores

‘Tampa’, el próximo y escandaloso proyecto de Harmony Korine

Korine se ha aburrido de esperar a que salga The Trap y ha decidido adaptar la controvertida novela de Alissa Nutting, 'Tampa'.

Papeles por chiripa: 9 consejos para ser estrella de cine por accidente

El esfuerzo importa, pero cuando se trata de llegar alto bien vale una casualidad o un malentendido. Estas historias lo demuestran.

‘Kids’: 20 años de escándalo

La película más polémica de los 90 cumple dos décadas, y nosotros recordamos las razones por las que nos sigue inquietando.