10 actores que no sabías que tienen estatua

De Richard Pryor a Bela Lugosi, pasando por Harrison Ford... y Paco Martínez Soria: una guía de monumentos cinéfilos sorprendentes o sencillamente horribles.

Por
05 de agosto de 2015

Fue un grandísimo bandarra, un embustero y un imán para los desastres. Pero también un pilar de la comedia afroamericana (intenta tú reírte cuando en tu país te consideran un ciudadano de segunda…) y un actor muy competente, con títulos como Sillas de montar calientes (colaborando como guionista con el mismísimo Mel Brooks), El expreso de Chicago y El gran despilfarro en su filmografía. Por eso nos alegra mucho que Richard Pryor tenga ya una estatua en Peoria (Illinois), su pueblo natal. Una estatua que le muestra micrófono en mano, como el animal de los escenarios que fue, pero que, en lo que a estética se refiere resulta un poco difícil de ver. Y no es que el propio Pryor fuese muy agraciado en la vida real, que digamos. Animados por este descubrimiento, nosotros nos hemos dedicado a buscar otras efigies de cine inesperadas, poco convencionales o, sencillamente, tan horribles que dan ganas de volverlas a fundir con el escultor dentro.

Paco Martínez Soria

martinezsoria

El actor de La ciudad no es para mí, Abuelo Made in Spain, Don Erre que erre y tantos otros clásicos de nuestra comedia costumbrista, es también el plusmarquista español de las estatuas de cine: no tiene una, sino dos estatuas, sitas en el Parque Labordeta de Zaragoza (izquierda) y en su pueblo natal de Tarazona (derecha). Algo que puede sorprender: aunque fuese natural de Aragón, y aunque explotase hasta la saciedad el papel de baturro rudo pero noble, Martínez Soria se mudó junto a su familia a Barcelona cuando tenía seis años y pasó prácticamente toda su vida en la capital catalana.

Bela Lugosi

99267052

Antes de marcharse a EE UU y vestir allí la capa de Drácula, Bela Ferenc Dezsô Blasko fue un respetado actor de teatro en su Hungría natal. De ahí que, aunque con algo de retraso, un busto suyo adorne una hornacina en el muro del castillo Vajdahunyad, edificio monumental erigido en 1896. Aunque no muy imponente, la efigie muestra a Lugosi luciendo su habitual capa, así como clavando en el espectador una mirada que hiela la sangre. Y, además, está cerca del monumento al cronista medieval Anonymus, una estatua de esas que podrían darle un susto al miedo.

Arnold Schwarzenegger

arnold-statue-02

Ni apellidos, ni dedicatoria, ni leches en vinagre: a esta avasalladora estatua de bronce del ‘Governator’ erigida en Columbus (Ohio) le basta con un contundente “ARNOLD” en su pedestal para que sepamos a quién corresponden esos músculos, tan gordos y tan llenos de venas como los cuellos de varios cantaores de flamenco. ¿Por qué se alza en Columbus el monumento, y no en California o en Graz (Austria), donde ‘Arnie’ vino al mundo? Pues porque, en 1989, el actor de Terminator impulsó en la localidad la creación de un certamen deportivo, el Arnold Sports Festival, que se celebra desde entonces atrayendo gran número de turistas a la localidad.

Johnny Depp

1205318-3x2-940x627

En 2010, cuando este monumento se inauguró en Mokra Gora (un pueblecito montañés disputado por Kosovo y Serbia), el hombre de Piratas del Caribe llevaba ya 43 tacos de calendario a cuestas. Sin embargo, la estatua le retrata como el sex symbol juvenil de ¿A quién ama Gilbert Grape?, y para colmo a todo color. A Johnny le dedicaron una estatua en un lugar tan apartado porque, por entonces, andaba embarcado junto a Emir Kusturica en la preproducción de un biopic de Pancho Villa que se hubiera rodado por la zona, pero que nunca llegó a realizarse.

Sylvester Stallone

rocky-statue-philadelphia-600

No podía ser en otro lugar: la estatua que inmortaliza a ‘Sly’ en su papel de Rocky Balboa se alza en las escalinatas del Museo de Arte de Filadelfia, también conocidas como ‘Rocky Steps’, donde el actor y director rodó uno de los momentos cumbres de su filmografía. El monumento es muy querido por los nativos de la ciudad, y sus visitantes gustan de hacerse fotos junto a él. En esto se parece a la estatua de Schwarzenegger en Ohio, pero Stallone puede ufanarse frente a su amigo y rival de que a él no le exageraron tanto los músculos.

Bruce Lee

maxresdefault

Si Hollywood tiene su Paseo de la Fama, Hong Kong tiene la Avenida de las Estrellas, un paseo marítimo situado en el Puerto de Victoria y lleno de símbolos que conmemoran las carreras de Jackie Chan, Tsui Hark, Gong Li y John Woo, entre otras muchas personalidades. Y, como hito del lugar, destaca esta estatua a tamaño natural del ‘Pequeño Dragón’, tan realista que parece a punto de desatar su furia oriental sobre los paseantes.

Sean Connery

connery

Tantos años haciendo bustos a tamaño gigante del camarada Lenin, y pasa lo que pasa: los ciudadanos de Tallin, capital de la república báltica (y ex soviética) de Estonia, quisieron homenajear al intérprete de James Bond, y les salió una cabezota digna de un prohombre del estalinismo. Si lo miramos por el lado positivo, esta efigie podría estar dedicada tanto a Connery como al capitán Marko Ramius, su personaje en La caza del Octubre Rojo.

Elizabeth Montgomery

bewitched03sm

¿De quién estamos hablando ahora? Ay, esta juventud… pues de nada menos que la protagonista de Embrujada, una de las sitcoms más pioneras y exitosas de la historia de la TV, que desde 2005 tiene una estatua dedicada en Salem (Massachusetts), la ciudad que fue escenario de unos atroces procesos por brujería en el siglo XVII. Estética aparte, la erección del monumento está justificada puesto que varios capítulos de la serie tuvieron lugar en Salem, pero algunos ciudadanos del lugar no se la tomaron muy bien. “Sería como ir a Auschwitz y levantar un monumento a Los héroes de Hogan”, protestó un historiador.

Harrison Ford

indy_yoda

Bueno, precisemos: esta no es una estatua de Harrison Ford propiamente dicha, sino una estatua de Harrison Ford como Indiana Jones, que puede verse en una fuente del parque Imagination de San Anselmo (California). Señalemos que ‘Junior’ tuvo mejor suerte que su padre, puesto que le sacaron mejor el parecido… pero también tuvo la desgracia de ir acompañada de otra efigie en bronce representando al maestro Yoda de Star Wars. Así, es el pequeño sabio Jedi el que se lleva todas las fotos, mientras que el doctor Jones languidece sin que le hagan caso.

Alfred Hitchcock

hitchcock

De acuerdo: ‘Hitch’ no era un actor. Pero dada su desbordante afición a chupar cámara, teníamos que incluirle aquí, contando además con el hecho de que él también tiene dos estatuas. La primera (y más normalita) se alza en Dinard, el pueblo de la Bretaña donde pasó algunos veranos, y le muestra dando instrucciones a algunos de sus intérpretes de Los pájaros. Acerca de la segunda, sólo podemos decir que se alza en el emplazamiento de los antiguos estudios de cine Gainsborough (actualmente un edificio de apartamentos) y que nos recuerda a ese ídolo olmeca que adorna el sótano de Homer Simpson. Los rumores de que la estatua emite extraños sonidos cada vez que una chica rubia pasa frente a ella no están en absoluto confirmados.