A gran serie, gran ‘temazo’

Una antología de las mejores canciones que han servido de 'intro' a nuestras series de TV favoritas.

Por
28 de enero de 2010

En la tele no todo son animaciones minimalistas como en Perdidos o filigranas instrumentales a lo Planeta Imaginario. Muchas series han utilizado auténticos hitazos rompe-pistas para dar brillo y esplendor a sus títulos de crédito iniciales

Superhero (Jane’s Addiction)

Su serie: El séquito

El guitarreo loco a cargo de un grupo emblema del “sonido L.A.” sirve de tarjeta de presentación para las tribulaciones en Hollywood de estos neoyorquinos dispuestos a convertirse en super-estrellas. Ya que está basada en la experiencia personal de Mark Wahlberg, su productor ejecutivo, quizás habría quedado bien algún tema de su etapa rapera como Marky Mark, pero mejor no dar ideas.

Bad Things (Jace Everett)

Su serie: True Blood

Receta para una inmersión inmediata en los cenagosos pantanos morales y físicos de Lousiana, hogar de estos chupasangres estilosos: música de atmósfera exquisita, voz honda y desafiante, teñido country y letra sexualmente ambigua. Resultado: cuello mordido para los restos.

Moonlighting (Al Jarreau)

Su serie: Luz de Luna

Puede que hoy en día se acreciente la sensación de ‘música de ascensor’ del tema del multi-Grammy Al Jarreau para uno de los grandes éxitos televisivos de los ochenta, pero escucharlo es una de las mejores formas de viajar en el tiempo a la época en la que Bruce Willis tenía pelo.

Teardrop (Massive Attack)

Su serie: House

Las asépticas atmósferas sonoras de este clásico de la electrónica no anticipan el festival de one-liners cáusticos habitual del doctor House, pero al menos remiten más a un ambiente hospitalario —última parada de la rave perfecta— que el tema rockero de Psapp que desaprovechan en la cabecera de Anatomía de Grey con el típico montaje de personajes. Donde estén los cerebros y las médulas espinales…

Way Down in the Hole (Tom Waits)

Su serie: The Wire

¿Qué hay dentro del agujero? Tosca realidad urbana y un crudo estudio sociológico sobre Baltimore. En cada temporada, un nuevo intérprete saca jugo a la religiosidad empapada en bourbon de esta canción de Tom Waits. Por orden: Blind Boys of Alabama, el propio Waits, The Neville Brothers, DoMaJe y Steve Earle. 

Chica de ayer (Nacha Pop)

Su serie: Los 80

La oportunidad de que la serie homónima con Ernesto Alterio viajando a la Transición tuviera como sintonía el himno generacional de Nacha Pop se perdió con esta versión ochentera de Al salir de clase que no viste a finales de 2004 en Telecinco. No, no canta Antonio Vega con voz pitufada, sino Beatriz Segura, la prota. Porque, ¿una serie culebronesca con jóvenes? ¡Por supuesto que unos montan un grupo de música!

Love And Marriage (Frank Sinatra)

Su serie: Matrimonio con hijos

Uno de los hits de La Voz en los 50 sirvió de introducción durante 262 episodios —once temporadas de nada— a las rutinas disfuncionales de la familia Bundy, el más claro antecedente de los Simpson. No crearon escuela sólo en la temática, sino también en la música. Su apéndice clónico Infelices para siempre optó por otro tótem para sus créditos: Ray Charles.

Suicide Is Painless (Johnny Mandel y Mike Altman)

Su serie: M.A.S.H.

Mike Altman, hijo de Robert Altman, hizo más de diez veces más dinero con esta dulce y existencialista canción que su padre con la ácida y anárquica película que metió el dedo en la llaga de Vietnam mirando hacia la guerra de Corea. La exitosa serie que la siguió, por supuesto, la tuvo como sintonía y, desde entonces, es un clásico en las versiones de músicos comprometidos y no precisamente detractores del suicidio como una de las bellas artes, como son los Manic Street Preachers o Marilyn Manson.

Who Are You, Won’t Get Fooled Again y Baba O’Riley (The Who)

Sus series: CSI Miami, CSI Las Vegas, CSI Nueva York

Festival de The Who para todas las delegaciones de la serie de investigadores criminales que sigue el mismo esquema reproductivo de Starbucks o las células en metástasis. La gran pregunta sería qué llevó a relacionar en un primer momento el espíritu mod con el universo de los criminólogos.

I’ll Be There For You (The Rembrandts)

Su serie: Friends

Imagina que tienes un grupo de rock y nunca has llegado al Top 10 con ningún  single, pero un día se compra uno de tus temas para usarlo como sintonía de una sit-com humilde y sencilla, sin comediantes y con actores desconocidos. De repente, eres la música asociada al cuarto programa de televisión más visto de la Historia y una canción tan emblema de los noventa como cualquier Blur o Nirvana. ¿Muy exagerado? Pregunta a tus amigos…

Boss Of Me (They Might Be Giants)

Su serie: Malcolm

No era el primer trabajo de la banda de Brooklyn para la televisión infantil —sus participaciones en el show de los Tiny Toons no pueden ser más inolvidables—, ni sería el último, pero sí el que mejor supo captar lo que se traían entre manos los creadores de la serie. Su ritmo anfetáminico es la mejor síntesis posible de la iconoclastia audiovisual y el fervor por la subversión de las series familiares que Malcolm exudaba en cada imagen.

Woke Up This Morning (Chosen One Mix) (Alabama 3)

Su serie: Los Soprano

No nos podemos imaginar ninguna forma de conducir por las calles de Nueva Jersey que no incluya de fondo las cavernosas voces de los Alabama 3 —dato sorpresivo: británicos del mismo Brixton, ellos— recordándonos lo diferente que se ve el mundo cuando tu pistola va contigo. Uno de esos mensajes que merece la pena tener presente.

Little Boxes (Malvina Reynolds)

Su serie: Weeds

Ha sonado en francés, en español y en ruso; la han cantado popes del indie, desde Death Cab For Cutie hasta Regina Spektor pasando por The Shins; raperos como The Individualsnu-metaleros como Linkin Park. Y siempre, ya sean Randy Newman, Víctor Jara o Elvis Costello los que canten, es imposible dejar de tararearla horas después de cada episodio.

Bad Reputation (Joan Jett and The Blackhearts)

Su serie: Freaks and Geeks

La Mejor Serie de Adolescentes de la Historia —¿quién se atreve a discutirlo? ¡le haremos llorar!— tiene todo un temazo que funciona como una mina antipersona: subterráneo, no eres consciente de su potencia hasta que no lo tienes explotando debajo. Triunfo seguro en prácticamente cualquier lista colaborativa de Spotify.

God Only Knows (The Beach Boys)

Su serie: Big Love

Cuando tienes este delicado e infalible clásico de los Beach Boys como sintonía de apertura en tu serie, no podemos imaginar cómo de buenas tendrían que ser las aventuras de un polígamo mormón (Bill Paxton) compaginando tres vidas familiares diferentes para estar a la altura de las circunstancias. Y es que puede que Big Love no sea el drama romántico definitivo, pero sabe muy bien cómo unirlo todo —amor y religiosidad— en una cabecera con canción exquisita.

Bruce Willis recupera su uniforme de ‘Armageddon’

Su hija Rumer ha compartido una instántanea del actor caracterizado como su personaje de la película de Michael Bay.

Bruce Willis y Demi Moore pasan la cuarentena juntos

El actor de 'Jungla de cristal', su ex y sus tres hijas en común no se aburren durante el confinamiento: estos vídeos son la prueba.

La peor película de Kevin Smith triunfa a lo grande en Netflix

Tras ser machacada por el público y la crítica en 2010, 'Vaya par de polis' tiene una segunda vida en la plataforma de VOD. Y el director se alegra mucho.

Las 12 películas más infravaloradas de los 90

No todo va a ser 'Pulp Fiction' o 'Terminator 2' en esta vida: te recordamos una docena de grandes filmes estrenados en la década del 'grunge'.