8 películas de animación que nunca veremos (y que tenían buena pinta)

Del 'ShadeMaker' de Henry Selick al 'Little Nemo' de Miyazaki: estos son los proyectos animados más prometedores que se quedaron en el tintero.

Por
13 de octubre de 2020

Son lentas, largas de hacer y suelen costar un potosí. Además, esta idiosincrasia hace que sus responsables anden sobrados de ego y de carácter picajoso. Así pues, no sorprende que la historia reciente del cine esté llena de películas de animación que nunca se hicieron. Justo como las que te presentamos a continuación.

Algunos de estos filmes jamás pasaron de las fases preliminares, mientras que otros fueron canceladas cuando la producción ya estaba madura, perdiendo millonadas en el proceso. Y, lo peor de todo: todos tenían muy buena pinta. Aquí tienes los que más nos han llamado la atención.

ShadeMaker

¿De qué habría ido? Apenas se sabe nada de este filme, con el que Henry Selick (Pesadilla antes de Navidad) pensaba lanzar su productora Cinderbiter, y que en cambio sirvió para demostrar que el cineasta es uno de los nombres más gafes del género. La única sinopsis disponible la describe como “la historia de dos hermanos” y afirma que habría llevado “el surrealismo característico de Selick en una nueva dirección”.

¿Por qué no se hizo? El cariz oscuro de ShadeMaker, los elevados costes del proyecto, el incumplimiento de plazos y el choque de egos entre Selick y el jefazo de Disney Alan Horn (que no quería repetir un batacazo del calibre de John Carter) se llevaron por delante ShadeMaker en 2012, poniendo un fin prematuro a la trayectoria de Cinderbiter. La cancelación del proyecto le costó a la Casa del Ratón la friolera de 50 millones de dólares  y también aniquilando una adaptación de El libro del cementerio, la novela de Neil Gaiman, cuya versión a cargo de Ron Howard también quedó en agua de borrajas. En cuanto a ShadeMaker, tuvo una tentativa infructuosa de resurrección a manos del estudio Laika (Kubo y las dos cuerdas mágicas), pero no hubo suerte.

Miedo y asco en Las Vegas 

miedo_y_asco_vegas_ralph_steadman

¿De qué habría ido? Ya sabemos que el reportaje drogata de Hunter S. Thompson tuvo una adaptación en imagen real en 1998, con Johnny Depp y dirigida por Terry Gilliam. Pero, mucho antes de eso, el pionero de la animación para adultos Ralph Bakshi (El Señor de los anillos, Cool World) intentó mostrarnos qué ocurre cuando envías a un periodista muy politoxicómano a cubrir una carrera de motos en el desierto.

¿Por qué no se hizo? Bakshi pensaba basar el filme en las ilustraciones de Ralph Steadman para el libro original, algo que convenció a Thompson… Pero que dejó fría a su novia, a la cual el escritor había regalado los derechos de la obra. Según protestó el animador, la chica no quería dar luz verde a una película de animación porque le parecía “muy poco Hollywood”.

Newt

pixar_newt

¿De qué habría ido? Hasta 2010, el equipo Pixar estuvo trabajando en esta comedia romántica y zoológica. Newt (“renacuajo” en inglés) nos hubiera narrado la historia de los dos últimos ejemplares de la rana de pie azul, enfrentados al peliagudo deber de perpetuar su especie. Sólo hemos podido ver unos pocos bocetos.

¿Por qué no se hizo? Según confesó John Lasseter, la casa del flexo se llevó un chasco gordo cuando Blue Sky Animation comenzó a promocionar Río, un filme cuyo argumento resultaba muy similar al de Newt. Antes que ser acusado de copión, el estudio prefirió empaquetar el proyecto y concentrar sus esfuerzos en Brave.

Tam Lin

tam_lin

¿De qué habría ido? Una doncella y un elfo, enamorados ellos, se enfrentan a una iracunda reina hada que bebe los vientos por el chico. Puede que suene romántico, pero esta balada escocesa rebosa sexo chungo, metamorfosis grimosas y embarazos no deseados. ¿Se hubiese atrevido Sony Pictures Animation a adaptarla fielmente?

¿Por qué no se hizo? No tenemos ni idea, pero de los proyectos anunciados por la multinacional cuando arrancó su departamento de animación, Tam Lin es el único que no se ha llevado a cabo, mientras que Lluvia de albóndigas y Surf’s Up sí llegaron a los cines. Una pena, porque en la leyenda original (y contrariamente a la costumbre) es la moza la que rescata al protagonista masculino: al filme le habrían llovido flores con tanto empoderamiento.

Reynard the Fox

robin_hood_disney

¿De qué habría ido? Conocido en todo el norte de Europa, la historia del zorro Reynard , su amada Hermelina y su archienemigo, el lobo Isengrim, fue el best seller humorístico más popular de la Alta Edad Media.

¿Por qué no se hizo? Como diría Obi Wan Kenobi, bajo cierto punto de vista Reynard the Fox sí que llegó a estrenarse. Sólo que con un argumento totalmente cambiado y el título de Robin Hood (1973): considerando el argumento original poco apropiado para niños, Disney empleó los diseños originales para su filme sobre el arquero de Sherwood.

Nemo 

tumblr_ng8yuvxNWi1rcufl3o5_r1_1280

¿De qué habría ido? Desde 1911 hasta 1926, Winsor McKay publicó esta tira cómica sobre un niño dormilón y sus imprevisibles sueños. Además de marcar la historia del cómic, dibujando viñetas tan detalladas como divertidas, el autor fue también un pionero del cine animado.

¿Por qué no se hizo? El caso de Nemo nos da más rabia que ningún otro, porque su autor habría sido un Hayao Miyazaki casi debutante. Este habría sido el segundo largometraje del maestro nipón, de no haberse cruzado de por medio las broncas con su colega Isao Takahata (Mis vecinos los Yamada). El choque de genios provocó que Nemo quedase a medio hacer: en 1989 se estrenó otra adaptación animada del cómic de McKay, sin relación con esta y con diseños de Moebius.

Wildlife 

wild_life_disney

¿De qué habría ido? En 2000, Disney pensó en hacerse un hueco en el mundo de la animación para adultos con este proyecto, un remake de My Fair Lady protagonizado por animales en la Nueva York de los 60. La misión de los protagonistas habría sido convertir a una elefanta en toda una señorita hipster.

¿Por qué no se hizo? Al parecer, el humor de Wildlife era demasiado crudo para el estudio, incluso aunque su mercado no fuesen los niños. El acabose, se dice, llegó cuando Roy Disney (sobrino de ‘Tío Walt’ y uno de los grandes de la casa hasta su muerte en 2009) vio una escena de prueba de la película en la que se incluían chistes sobre la homosexualidad de uno de los personajes. Aquello fue muy fuerte para el viejo Roy, quien ordenó que el proyecto acabara ipso facto tras haberse invertido en él 19 millones de euros (ajustados).

Gatchaman

¿De qué habría ido? “Comando G, Comando G, siempre alerta está…”. Si tenías uso de razón (o algo parecido) a principios de los 80, seguro que recuerdas la pegadiza sintonía de esta serie anime, que triunfó por aquí tras el éxito de Mazinger Z. La compañía china Imagi decidió convertirla en una animación digital 3D en 2006.

¿Por qué no se hizo? El plan de Imagi para Gatchaman era realizar un filme muy violento (apuntando a la calificación ‘R’ en EE UU), lo que no es precisamente un cebo para los inversores. Pese a haberse lanzado un tráiler, el proyecto se fue al traste cuando las deudas de la compañía llevaron a su cierre en 2010.

El nacimiento de una nueva guerrera: Primer tráiler de ‘Raya y el último dragón’

Kelly Marie Tran presta su voz en versión original a la nueva película de animación de Disney, que promete epatarnos con su poderío visual.

Disney se reorganiza para fortalecer el streaming frente a los estrenos en cines

La reestructuración empresarial de Disney busca focalizar la producción en contenido para sus plataformas de streaming sin contemplar el estreno en salas.

Disney prepara una película en acción real sobre la atracción Space Mountain

El estudio se ha involucrado previamente en dotar de una historia que llevar a la pantalla las instalaciones 'Piratas del Caribe' y 'Jungle Cruise'.

Unos abuelos japoneses crean un Totoro a tamaño real para sus nietos

Estos septuagenarios han construido una figura detallada del icónico personaje del 'Mi vecino Totoro' en la parada del bus.