7 estrellas de cine que tuvieron sus propios cómics

¿Te imaginas a Jerry Lewis codeándose con Batman? No hablamos de las películas, ni de los personajes, sino de actores y actrices viviendo aventuras (ficticias) en viñetas.

Por
27 de septiembre de 2015

Últimamente, los personajes de cómic no para de inspirar películas. Y, a veces, las películas se han convertido en cómics. Pero, aunque parezca mentira, a veces la relación entre el séptimo arte y el noveno toma una deriva mucho más inesperada, y son las estrellas de cine las que pasan a las viñetas… haciendo de sí mismas. Durante al menos siete décadas, cuando los tebeos aún eran vistos como una forma de comunicación populachera (y, por tanto, apta para vender lo que fuese), los divos y las divas de la pantalla que tuvieron versiones en cuatricromía fueron más abundantes de lo que parece, creando algunos fenómenos extremadamente delirantes. Aquí tienes unos ejemplos, pero antes de que corras a Ebay o a tu tienda de coleccionismo favorita, debemos prevenirte: la mayoría de estos trabajos, por no decir todos, fueron hechos en condiciones extremadamente mercenarias, y distan mucho de ser obras maestras. Ahora bien: su valor como rarezas es inigualable.

Dean Martin y Jerry Lewis

martinlewis

Hasta su ruptura definitiva en 1956, el autor de El profesor chiflado y el intérprete de That’s Amore fueron un auténtico fenómeno social en EE UU, pasando del cabaret a la TV, y de ahí al cine, con éxito arrollador. Oliéndose los beneficios, DC Comics lanzó en 1952 esta colección que llevaba a las viñetas la dinámica del dúo, con Martin como ídolo de las nenas y Lewis como fuente de gags. Lanzado ya este último en solitario con Delicado delincuente, la editorial relanzó la cabecera como The Adventures of Jerry Lewis (1957). esta nueva serie duró bastante poco, pero gracias a ella el hombre de las mil muecas se codeó con las grandes estrellas de la casa: Batman, Superman, Flash Wonder Woman. 

Charlie Chaplin

875331

¿Un ejemplo pionero? Pionerísimo, más bien, porque ‘Charlot’ fue posiblemente la primera estrella de cine en tener un cómic propio, cuando el medio apenas balbuceaba: con un equipo de dibujantes en el que figuraba E. Christie Segar, futuro creador de Popeye, la tira de prensa Charlie Chaplin’s Comic Capers comenzó a publicarse en 1915 y fue finiquitada en 1918, justo el año en el que su protagonista iniciaba su período de madurez creativa con Armas al hombro. Una pena, porque haber visto adaptaciones en cómic de Tiempos modernos La quimera del oro hubiera sido maravilloso.

El Gordo y el Flaco

820567

Si Charles Chaplin fue el cómico por excelencia del cine mudo, Stan Laurel Oliver Hardy revolucionaron el panorama cuando el sonido llegó a los platós. Y también tuvieron su colección de tebeos, sólo que esta llegó en 1964 (siete años después de la muerte de Hardy, y un año antes de que Laurel pasase a mejor vida). En realidad, los cómics fueron idea de Larry Harmon, comediante y productor que había comprado los derechos de imagen del dúo para realizar una serie de animación. Y, para qué nos vamos a engañar, ni los dibujos televisivos ni los de papel eran como para tirar cohetes.

Alvaro Vitali

PIERINO043

¿Recuerdas a Jaimito, aquel personaje cuyas comedias chuscas no paraban de emitirse en la Tele5  de las Mamachicho? Pues aquí le tienes, en todo su esplendor: tras ser descubierto para la pantalla por Federico Fellini (juramos que es cierto), el electricista Alvaro Vitali coligió que perseguir a mozas estupendas como Edwige Fenech y protagonizar gags más básicos que el vino de tetrabrik era más rentable que todo aquello del Satiricón y de Amarcord. A dicha iniciativa debemos cintas insignes como Jaimito contra todos… y también una colección de cómics (o fumetti, como dicen en el país de la bota) que llegó a distribuirse en España, y en la que encontramos un humor del mismo jaez que el de sus películas. Ante lo cual, nosotros nos preguntamos cómo es que ningún editor español tuvo la idea de hacer lo propio con Andrés Pajares Fernando Esteso.

Chuck Norris

chuck1

Pecaríamos de inexactos si dijésemos que el hombre más duro de Texas protagonizó, allá por 1986, una colección de cómics editada por Star (un subsello de Marvel), adaptando su serie de dibujos animados Chuck Norris and the Karate Kommandos. En realidad, Chuck escribió y dibujó la obra completa en una noche, imitando a la perfección el estilo de Steve Ditko (creador gráfico de Spider-Man y por entonces ya presa de sus delirios ultraderechista-conspiranóicos) y usando a guisa de lápices las falanges amputadas de charlies vietnamitas. Y, si Marvel no editó el tebeo con su propia marca, fue debido a que, en el caso de que Norris pululase por su universo, los villanos de la casa habrían caído bajo sus patadas voladoras, dejando a los Vengadores en paro. Bueno, tal vez exageremos un poco, pero prometemos que el tebeo existió.

Mr. T

MrT5

El cachas afroamericano y ochentero (Lawrence Tureaud en el libro de familia) ha quedado como el campeonísimo de los actores con cómic propio. No es sólo que apareciera en la versión dibujada de El Equipo A editada por Marvel (1983-1984), sino que ha lucido cresta y joyas de colorao en nada menos que dos colecciones: primero llegó Mr. T and The Force, lanzada en 1994, y después otra serie, aparecida en el Reino Unido y titulada, sencillamente Mr T. (2005). Señalemos que ambos tebeos contaron con las firmas de maestros como Jim Steranko Neal Adams (el hombre, dicen, que mejor ha sabido dibujar a Batman), ambos muy ancianitos ya y en horas un tanto bajas.

Jenna Jameson

jenna

Reina sin corona del cine X durante la primera década de este siglo, la Jameson colaboró con Virgin Comics (una de tantas filiales del emporio de Richard Branson) en Jenna Jameson’s Shadowhunter, una serie de espada y brujería en la que firmaba como creadora del argumento original pero a la que realmente sólo aportó su curvilínea percha como modelo del personaje protagonista. La colección, que sólo duró tres números, estaba pensada como punta de lanza de la línea Voices, etiqueta bajo la que deberían haber aparecido varios tebeos esponsorizados por celebrities y estrellas de cine: sólo Vodoo Child (concebido por ese Nicolas Cage que, admitámoslo, tenía que salir aquí) fue el único en ver la luz, mientras que Nowhere Man, un proyecto bastante interesante con la firma de Hugh Jackman, feneció antes de nacer.

‘Smile’: La canción que conecta a ‘Joker’ con Charles Chaplin

El tema que sirve de ambientación al regreso del clown asesino no es solo un gesto de humor macabro, sino también un homenaje a un genio del cine.

Así son los Cuentos Completos de Edgar Neville

Reino de Cordelia reúne más de ochenta relatos del director de 'La torre de los siete jorobados' y 'La vida en un hilo'

Los crímenes sin resolver de Hollywood

La lista 'hollywoodiense' de muertes atroces y misteriosas es muy larga: nosotros la resumimos para ti en esta lista de casos inescrutables.

Sin CGI (ni falta que hacía): los mejores efectos especiales del cine mudo

Tras ver cómo Chaplin, Lang, Buster Keaton o Harold Lloyd hacían magia en la pantalla, seguro que ves 'Avatar' con otros ojos