7 actrices que queremos ver como James Bond

Elegir a una señora para interpretar a 007 es difícil... pero no por falta de candidatas, sino por todo lo contrario. Aquí están nuestras candidatas favoritas al MI6

Por
04 de enero de 2018

ETIQUETAS:

  • El tema salta a la palestra de vez en cuando, provocando odios y pasiones, y esta vez ha vuelto a surgir. El Daily Mail le preguntó a Barbara Broccoli, productora de la saga de James Bond, si veríamos alguna vez al agente 007 interpretado por una mujer, y la empresaria contestó que “todo es posible” en la saga del agente secreto. Palabras bonitas, pero demasiado vagas para nuestro gusto, sobre todo teniendo en cuenta que el mundo de la interpretación rebosa con actrices que podrían pasearse por las oficinas del MI6 como Pedro por su casa.

    Así pues, CINEMANÍA ha decidido tomar medidas: aquí os presentamos, mezcladas y no agitadas, a las actrices que queremos ver bebiendo martini con vodka en un futuro. No se trata sólo de que cualquiera de ellas pudiera sustituir sin problemas a Daniel Craig, sino que más de una ha expresado su deseo de incorporarse a la saga. Así pues, ¿a qué estamos esperando?

    Olivia Colman

    ¿Por qué nos gusta? Hasta ahora, 007 ha sido el único personaje de ficción honrado con la amistad de la reina de Gran Bretaña (a la que escoltó en la inauguración de las Olimpiadas de Londres en 2012). Así pues, ¿por qué no dar un paso más allá y ofrecerle el papel a la soberana en persona? Colman sustituirá a Claire Foy en las próximas temporadas de la serie The Crown, encarnando a una Isabel II ya madurita, y ha sonado fuerte para ingresar en el MI6. Si ella se hiciese cargo del papel, lo de “al servicio secreto de su Majestad” adquiriría un sentido totalmente nuevo.

    Gillian Anderson

    ¿Por qué nos gusta? Basta recordar lo bien que luce el traje sastre en Expediente X para saberlo: Anderson pide a gritos cambiar su carnet del FBI por una licencia para matar. Y, además, ella está encantada con la idea, como demostró en 2016 al agradecer con entusiasmo los ‘fan posters’ que la pintaban como sucesora de Daniel Craig. La única objeción que podrían poner los puristas es que la actriz no es inglesa, sino de Chicago, pero sus metamorfosis en la serie American Gods prueban que se haría con el ‘queen’s accent’ en cuestión de segundos. Y, si hicieran falta más argumentos, recordemos que Sean Connery lleva un tatuaje en el que se lee “Escocia para siempre”.

    Tilda Swinton

    ¿Por qué nos gusta? Todo cambia en esta vida, y en el servicio secreto, más aún: durante los 80 y los 90, Swinton fue un emblema del cine underground británico, pero ahora el mundo la reconoce como una gran dama de la pantalla, capaz de ponerle rostro a una institución tan rancia como 007. Además, sigue luciendo en la mirada una dureza capaz de espantar al supervillano más pintado. Sospechamos que la actriz no estaría por la labor (lo suyo son más los trabajos ‘de autor’ con Luca Guadagnino), pero, por pedir, que no quede…

    Kristen Stewart

    ¿Por qué nos gusta? Atractivo poco convencional, estilazo en el vestir, reputación de cansadamas… Decididamente, ‘K-Stew’ resulta una de las opciones más tentadoras para un James Bond femenino. Para colmo, la actriz es fan de la saga y tiene ideas muy interesantes para presentar a la primera 007. Por desgracia, Stewart también ha declarado que se ve “demasiado joven” para el papel, pero, si alguna vez se decidiera, más de un machirulo sangraría por la nariz al ver a la ex ‘chica Crepúsculo’ con una Walter PPK en la mano. Y eso nos hace desear intensamente que dé el “sí” en un futuro.

    Emily Blunt

    ¿Por qué nos gusta? Nació en Londres, está en la edad perfecta (34 años) para entrar en nómina del MI6 y, por si fuera poco, se desenvuelve con soltura en el género de acción. Así pues, si te gusta la saga de James Bond y no ves a Emily Blunt en el papel, háztelo mirar. Recordemos, además, que la actriz domina igual de bien las investigaciones en los territorios más sórdidos (Sicario) como los combates high tech (Al filo del mañana), lo cual nos lleva a imaginarla como la agente que mejor se llevaría con y sus cacharretes.

    Letitia Wright

    ¿Por qué nos gusta? Aun asumiendo que una intérprete de 007 tiene que ser súbdita de su Graciosa Majestad, ¿significa eso que, además, tiene que ser blanca? ¡Ni por asomo! Nacida en Guyana y criada en Londres, Wright ha dado pruebas de su buen hacer en series (Black Mirror) y películas (Urban Hymn), y próximamente la veremos en Black Panther, Ready Player One y en El pasajero, acompañando a Liam Neeson. Por si fuera poco, su percha es tal que las mejores sastrerías de Saville Row matarían por tenerla como clienta.

    Emilia Clarke

    ¿Por qué nos gusta? De los Siete Reinos de Poniente a los cuarteles del MI6: un cambio radical, qué duda cabe, pero comprensible, porque su papel de Daenerys Targaryen en Juego de tronos ha demostrado que a esta londinense no le tiembla el pulso al tomar medidas extremas. Clarke ha declarado que ser la primera James Bond sería uno de los sueños de su vida (con Leonardo DiCaprio como pareja, además) y nosotros lo entendemos. Porque, al fin y al cabo, entre un dragón y un Aston Martin DB5 con asientos eyectables no hay tanta diferencia.

    Sean Bean no quiere interpretar a más personajes que mueran

    El actor de 'Juego de tronos' se ha cansado de que todos sus papeles acaben en una muerte horrible, y se está mostrando más selectivo con los proyectos.

    “Quitaos de en medio, hombres”: Pierce Brosnan quiere una James Bond mujer

    El actor que dio vida al agente 007 se suma a la polémica sobre una posible 'Jane Bond' y asegura que sería 'emocionante' ver a una mujer en el papel.

    Ya sabemos cómo se titula ‘Bond 25’

    Daniel Craig se despedirá del agente secreto en 'No Time to Die', que llegará a los cines españoles el próximo 2 de abril.

    ‘Bond 25’: Lashana Lynch arrebatará el título de agente 007 a James Bond

    En la película que prepara Cary Fukunaga, la guionista Phoebe Waller-Bridge ha ideado un giro de guion que no gustará nada al personaje de Daniel Craig.