6 cómics sin los que ‘El caballero oscuro’ nunca hubiera existido

Christopher Nolan, Heath Ledger y el guionista David S. Goyer no levantaron su obra maestra de la nada: estos son sus sólidos cimientos de papel.

Por
21 de agosto de 2018

A la hora de rehabilitar al Hombre Murciélago para el cine en Batman Begins, Christopher Nolan no lo tenía fácil. Pero lo consiguió, en parte, apoyándose en dos tebeos clásicos del personaje: La saga de R’as Al Ghul (1971), de la que extrajo a su principal villano, y Batman: Año Uno (1989), el clásico de Miller Mazzucchelli acerca de los primeros (y algo torpones) intentos de Bruce Wayne por convertirse en héroe enmascarado. Ahora bien, llegado el momento de preparar una secuela como El caballero oscuro, la cosa se complicaba. Menos mal que las viñetas estaban ahí para dotar a Nolan y al guionista David S. Goyer de unos cimientos sólidos.

Ahora que la batpelícula más ilustre ha cumplido diez años, a nosotros nos ha dado por recordar seis clásicos de papel a los que el cineasta y Goyer le debieron muchísimo. Algunos son influencias declaradas por Nolan y su guionista, otros llegaron al plató tras ser asimilados por Heath Ledger y otros… digamos que están aquí porque nos acordamos muchos de ellos al ver el filme. Lo que sí garantizamos es que todos son lecturas muy disfrutables si el Señor de la Noche (y sus enemigos) son lo tuyo.

Batman nº 1 (1940)

El guionista Bill Finger (auténtico creador de todo esto) le hace un regalo envenenado a Batman cuando este estrena cabecera en solitario un año después de su debut. El cómic incluye la primera explicación sobre el origen del personaje, las primeras apariciones de Catwoman Robin… y también la entrada en escena de cierto villano con el que ‘Bats’ entablaría una bonita relación desde entonces. ¿Hace falta decir cómo se llamaba?

¿Por qué es importante? Por ser la historia que deja claros los rasgos básicos de Joker: es un asesino psicópata, le encanta hacer reír a la gente (hasta la muerte, de hecho), puede infiltrarse en cualquier lugar pese a sus exóticos rasgos y odia a ‘Bats’ con pasión. Añádase a Heath Ledger, y se tendrá un clásico.

Las cinco venganzas del Joker (1973)

Aunque sus apariciones de la ‘Edad de plata’ (de la década de 1940 a la de 1960, aproximadamente) han sido injustamente infravaloradas, la verdad es que Joker había dejado de dar miedo… hasta que el dibujante Neal Adams y el guionista Denny O’Neil recuperaron en este cómic al payaso homicida que todos conocemos y amamos. En esta historia, un ‘Señor J’ recién fugado del talego regresa a Gotham con una misión: cargarse a cinco antiguos socios que saben demasiado sobre él.

¿Por qué es importante? Si recuerdas el comienzo de El caballero oscuro, tendrás claro que trabajar para Joker no te garantiza una larga esperanza de vida. Pero, más allá de eso, O’Neil y Adams incorporaron aquí una idea tan siniestra como seductora: por mucho que odie a Batman, el objetivo de su archienemigo no es matarlo, sino hacerle renunciar a sus principios. Solo hace falta un empujoncito…

El pez sonriente (1978)

Pregúntale a un fan de los cómics de Batman por su historia favorita de Joker, y seguramente su elección será esta maravilla concebida por Steve Englehart Marshall Rogers. El pez sonriente fue la historia gracias a la cual el mundo entero se dio cuenta de que aquel payaso vestido de púrpura no era una figura cómica, sino una encarnación del caos que daba mucho miedo y cuyos planes (para desgracia de ‘Bats’) eran siempre imprevisibles e ilógicos… salvo cuando llegaba la hora de matar gente.

¿Por qué es importante? Si bien Joker nunca ha sido la clase de villano que valora la sencillez, su delirante estratagema en esta historieta (¡registrar como propiedad intelectual los peces de la bahía de Gotham!) bate los récords del absurdo truculento. Un ejemplo a seguir por todas sus encarnaciones desde entonces, incluyendo esa que empieza atracando un banco y termina convirtiendo al virtuoso Harvey Dent en un maníaco desfigurado.

La broma asesina (1988)

Durante los 80, DC publicó dos cómics que han marcado la historia de Batman hasta hoy: el primero fue El regreso del Caballero Oscuro (Frank Miller, 1986), una obra que no influyó demasiado en las películas de Nolan pese a su título. El otro, obra de Alan Moore (el guionista de Watchmen, que nunca le ha pillado la gracia a ‘Bats’) y Brian Bolland, se ha hecho un hueco en el canon batmaníaco por ser el primer intento por explicar el origen de Príncipe Payaso del Crimen.

¿Por qué es importante? Tan serio como siempre, Nolan explica que La broma asesina le impresionó por “dotar de propósito a un personaje sin sentido”. “Creo que Alan Moore entendió muy bien que, en cierto modo, Joker quiere rebajar a todo el mundo a su nivel y probar que no es un monstruo, que todos los demás pueden ser tan perversos y corruptos como él”, prosigue el cineasta. O, en palabras del propio: “El mundo entero está a un mal día de ser como yo”. 

Arkham Asylum (1989)

El revival de Batman impulsado por Frank Miller y Alan Moore subía sin parar, el estreno de la película de Tim Burton era inminente y DC decidió jugar al más difícil todavía con la siguiente novela gráfica del personaje. Porque, puestos a encerrar a ‘Bats’ en el psiquiátrico penitenciario de Gotham, ¿qué mejor que encargarle el trabajo al escritor y el dibujante más chiflados de su escudería? Grant Morrison Dave McKean, que así se llamaban ambos dementes, entregaron una obra maestra.

¿Por qué es importante? Lleno de simbolismos y paranoias ocultistas, Arkham Asylum no es un tebeo especialmente fácil de conectar con la trilogía de Nolan. Pero ojo, porque su visión de Joker es de las que no se olvidan, algo que supo ver Heath Ledger: los célebres diarios que llevó el actor mientras preparaba el personaje están llenos de viñetas de este cómic.

El largo Halloween (1996)

¿Hasta qué punto es importante la historia de Jeph Loeb Tim Sale sobre el origen de Dos Caras? Dejémoslo en que algunas ediciones del cómic cuentan con un prólogo escrito por cierto Christopher Nolan.

¿Por qué es importante? Para empezar, el arco argumental de Harvey Dent en El caballero oscuro surge en buena parte de esta historia, con todo lo que eso conlleva. Y, para seguir, El largo Halloween es un noir de construcción minuciosísima, justo la clase de historia que puede satisfacer a un tiquismiquis vocacional como el director. “[Al leerlo] me impresionó la facilidad con la que Loeb y Sale integraban los elementos más fantásticos de Batman, sobre todo los villanos, en el contexto de un mundo real”, señala Nolan en su introducción.

Christian Bale rechazó volver a ser Batman por lealtad a Christopher Nolan

Los productores querían otro filme tras 'El caballero oscuro. La leyenda renace', pero el intérprete de Bruce Wayne se mantuvo fiel a su director.

Robert Pattinson propone a otro Batman mejor que él

El actor será el Bruce Wayne de Matt Reeves en ‘The Batman’. Pero se le ha ocurrido alguien que podría sustituirlo, y no podríamos estar más de acuerdo.

Colin Farrell negocia ser el nuevo Pingüino de Batman

Junto a la Catwoman de Zoë Kravitz y el Enigma de Paul Dano redondearía el trío de villanos a los que se enfrentará Robert Pattinson enmascarado.

Robert Pattinson ya entrena como Batman

El actor está aprendiendo jiu-jitsu como parte de su entrenamiento para encarnar al caballero oscuro en la película que dirigirá Matt Reeves.