5 razones para ver ‘La cabaña en el bosque’ en el cine

La película de Drew Goddard y Joss Whedon llega a nuestra cartelera tarde y discretamente, pero no deberías privarte del placer de experimentarla a lo grande. Por YAGO GARCÍA

06 de noviembre de 2013

No pasa nada, estamos entre amigos y es bueno reconocerlo: aunque La cabaña en el bosque se estrena este viernes en los cines españoles, es probable que la hayas visto ya. Puede que asistieses a una sesión del filme en certámenes como Sitges 2012 o el madrileño Syfy, o que disfrutaras de ella de maneras más digitales (legítimas o no), pero es lo que hay. Total, su anterior fecha de estreno en nuestro país se canceló abruptamente a finales del año pasado, por razones que en su momento no se explicaron del todo. Aun así, ha llovido mucho desde entonces y, como amantes de las causas perdidas que somos, nos embarcamos en una misión arriesgada: darte razones para ver la película de Drew Goddard y Joss Whedon sentado cómodamente en una butaca, con tu refresco y tus palomitas a mano, a oscuras y en pantalla gigante. Si los nombres de sus autores, los elogios vertidos en nuestra crítica o el hecho de que estemos ante uno de los mejores filmes de fantasía y terror de lo que llevamos de década no te bastan, estudia con detenimiento los motivos que te damos a continuación.

Porque es una buena (o una gran) película

Como dijimos antes, las máscaras van fuera: este es un dato que, a estas alturas, la mayoría de espectadores interesados en la película conocerán de primera mano. Aun así, y ateniéndonos sólo a datos mensurables es bueno recordar que La cabaña en el bosque ha sido recibida con aplausos en los festivales donde se ha proyectado, incluyendo el de Sitges 2012: nuestra crónica de su presentación en el certamen catalán la describía como “la película del festival”. Por otra parte, en su palmarés aparece el Saturn Award (el ‘Oscar del cine fantástico’) a la mejor película de terror, mientras que su nota en el agregador de críticas Rotten Tomatoes es de un apabullante 94 por ciento. Estos datos son discutibles, por supuesto, pero sin duda indican la posibilidad de un peliculón. Así pues: ¿piensas negarte a ti mismo el placer de verlo en pantalla grande?

Para detectar mejor los guiños

cabaña_bosque

A estas alturas, no es ningún secreto que La cabaña en el bosque es, ante todo, una sátira. Una sátira divertida y terrorífica que, mediante artimañas argumentales de engañosa sencillez, arrea monumentales sopapos al establishment de Hollywood y, sobre todo, a esa maquinaria industrial que produce filmes de terror al estilo churrero, sin originalidad ni inventiva. ¿Dónde está el truco? Pues que estos ataques nunca funcionan a no ser que en ellos entren dos ingredientes cruciales: amor al género, y conocimiento de su historia y sus recursos. Si conoces la película de antemano, sabrás que en ella abundan esas virtudes. Y también que, llegado un punto de su historia, las referencias y homenajes a los clásicos se desbordan, literalmente, del encuadre, hasta extremos indistinguibles en una TV o un monitor de ordenador. Vamos, que [SPOILERS] si quieres saber dónde y en qué momento aparecen las gemelas de El resplandor [/SPOILERS] tienes dos opciones: o te quemas la vista y los dedos (dándole al botón de pause, se entiende) durante la búsqueda, o las localizas cómodamente desde tu butaca.

Cuantos más seamos, más reiremos (o gritaremos)

cabaña_bosque

Ya nos lo decía Nacho Vigalondo cuando nos preguntamos por qué este filme no llegaba a los cines españoles: el encanto del cine de género se multiplica cuando se experimenta de forma colectiva. “Si uno grita, gritamos todos, y si uno ríe, reímos todos”, comentaba el autor de Extraterrestre. Dado que La cabaña en el bosque juega diabólicamente con los mecanismos de identificación, y que su público objetivo se sabe de memoria todos los recursos y las trampas típicas del slasher (entre otras variedades y subgéneros) este matiz comunitario supone una tentación considerable. Rodeado de personas desconocidas, si bien afines, el espectador o la espectadora podrá deleitarse todavía más cada vez que Goddard y Whedon subvierten una expectativa, lanzan una pulla o se marcan un susto antológico desafiando las convenciones. Por no hablar de ese grandísimo, enorme cameo que aguarda al final de la película, y que convierte en una obligación la pantalla grande para apreciarlo en sus casi dos metros de molonez.

Porque está bien rodada

cabaña_bosque

Tratándose de una criatura pergeñada por dos guionistas, uno podría pensar que La cabaña en el bosque pecaría de una factura modesta y funcional. Pero sabemos que no es así: Drew Goddard tenía a sus espaldas un experimento formal tan arriesgado como Monstruoso, mientras que su partenaire Whedon ya sabía lo que era entregar series visualmente por encima de la media (véase Firefly). Por ello, y aunque no estemos ante una obra académica ni mucho menos, esta película es un trabajo cinematográfico sobresaliente. En ella hallamos virtudes tan raras de encontrar hoy en los filmes comerciales como el recurso a las tomas largas o la negativa a usar por sistema el plano y el contraplano cuando hay que registrar diálogos. Parte del mérito debe adjudicarse a Peter Deming, un director de fotografía que ha trabajado con Sam Raimi y Wes Craven, pero también con David Lynch. A lo cual hay que sumar el buen oficio de los actores, como ese Richard Jenkins robaescenas o un Chris Hemsworth que pide a gritos más guiones que extraigan todo su potencial. Si esta no es una buena razón para darle una oportunidad en la sala oscura, que vengan los Primigenios y lo vean.

Porque es un estreno de cine de género

cabaña_bosque

Permítenos abandonar los elogios, en este último epígrafe, para centrarnos en un hecho innegable: las películas fantásticas y de terror no franquiciadas están pasando por un mal momento. Y en España, más. No nos referimos a su calidad (aquí sigue habiendo de todo, como en botica) sino a un panorama comercial que las sentencia a llegar tarde y de tapadillo a las salas, o a las estanterías del videoclub en forma de estreno directo a dvd. Es cierto que paladines como James Wan defienden su terreno airosamente (ahí queda el éxito de Expediente Warren: The Conjuring como hito veraniego) y que cuentan con un público devoto, pero eso no basta necesariamente. Ahora que el cine se polariza cada vez más entre filmes ‘selectos’ para connoisseurs y productos de gran consumo que avasallan en la cartelera, el apoyo del público a un trabajo como este puede suponer una sorpresa para la industria. Hablamos de cintas que no llegan revestidas de prestigio académico, ni arropadas por grandes campañas de márketing, sino armadas sólo con su capacidad para entretenernos y, a la vez, hacernos pensar. Desde aquí damos fe de que La cabaña en el bosque es uno de esos trabajos. Y esperamos que quienes la condenan por anticipado a un periplo pobre en nuestros cines estén equivocados, al menos parcialmente.

Todos los días, a todas horas, noticias de cine y series de televisión en CINEMANÍA.

¿Quién es el auténtico protagonista de ‘Thor: Love and Thunder’?

Se supone que Jane Foster, interpretada por Natalie Portman, va a convertirse en la nueva Diosa de la Guerra, pero la respuesta no es tan sencilla.

‘Thor: Love and Thunder’: ¿Por qué Natalie Portman quiso volver al Universo de Marvel?

La actriz acabó bastante cansada con sus apariciones en las dos primeras películas de 'Thor', y su regreso para la Fase 4 sorprendió a propios y extraños.

Usan el DNI de Thor para comprar marihuana online

¡Por Odín! ¿Quién ha osado usurpar la identidad del Dios del Trueno para comprar maría desde Canadá? Todos sabemos que Thor es más de cerveza.

Las mejores fotos de la Comic-Con 2019

Kevin Smith y Ben Affleck, Natalie Portman con el martillo de Thor, la foto de familia de 'Viuda Negra'... La Comic-Con es mucho más que panels y tráilers.