5 actrices porno que te meterán en líos

Son bellas, son famosas y también son peligrosas. El congresista de EE UU Anthony Weiner no es la primera figura pública que se mete en líos por su relación con una estrella del cine X. Por CINEMANÍA

17 de junio de 2011

Por quítame allá ese acoso sexual a través de mensajería instantánea, el congresista estadounidense Anthony Weiner está pasando las peores horas de su vida. El político del Partido Demócrata está en trámites para su dimisión después de averiguarse (por una filtración de sus enemigos políticos) que habia enviado fotos y mensajes procaces a diversas mujeres, entre ellas una actriz porno. Retirada, eso sí.

Ginger Lee, así se llama la ex diva del cine X, entabló una conversación en twitter con el congresista sobre los derechos de las mujeres, que él llevó inmediatamente al terreno sexual. Cuando otras víctimas del congresista llamaron la atención sobre sus actos, Weiner exigió a Lee que mantuviese la boca cerrada, algo a lo que ella hizo caso omiso. “Anthony Weiner debería dimitir por haber mentido”, sentenció la actriz al ser consultada por el escándalo.

El caso de Weiner es especial: por su posición, por lo deleznable de sus actos, y porque (seamos sinceros) estas cosas se vuelven aún más graves cuando la esposa del acosador es la mano derecha de Hilary Clinton. Pero sólo confirma una norma que no suele fallar: si eres una figura pública, arrimarte a una actriz XXX sólo te traerá problemas. ¿No te lo crees? Échale un vistazo a esta lista.

* Blaze Starr


La ‘víctima’: Earl Long, gobernador de Louisiana.

El caso de Blaze es especial por no tratarse de una estrella del porno, sino de una stripper: en los años 50, cuando esta belleza comenzó su carrera, el cine X apenas existía, y una mujer sólo recurría a él como oficio en caso de extrema desesperación. Aún así, Starr protagonizó varias películas softcore (sin sexo explícito) antes y durante su relación con Earl Long, controvertido político del ‘Sur Profundo’. La historia de amor entre ambos, dicen que sincera, les acarreó muchos disgustos en forma de demandas, divorcios y (en el caso de él) un internamiento forzoso en un psiquiátrico. La película de 1989 El escándalo Blaze puso a Paul Newman y Lolita Davidovich en los papeles del político y su amante.

* Ginger Lynn

La ‘víctima’: Charlie Sheen

¿Creías que la afición del hijo de Martin por coleccionar ‘diosas’ al por mayor es algo reciente? Pues no: a principios de los 90, antes de la ‘Sangre de tigre’, el entonces chico malo de Hollywood inició una relación con la que (sin exagerar) podemos considerar la actriz porno más popular de su tiempo. Durante su relación, la pareja consumió cantidades industriales de cocaína, y todo acabó como el rosario de la Aurora. Aún hoy, Lynn afirma que Sheen está menos zumbado de lo que aparenta (“Es una persona sensible, y está asustado, pero nadie quiere hablar de eso”, declaró a Los Angeles Times), cosa que no le ha impedido subastar en eBay un collar de perlas que él le regaló durante su idilio.

* Janine Lindemulder

La ‘víctima’: Jesse G. James. O, más bien, Sandra Bullock.

A veces, la relación de una celebrity con una estrella del porno no sólo trae inconvenientes al varón seducido y abandonado. Tal es el caso de Sandra Bullock: cuando la ex de su entonces esposo (cuya especialidad, por cierto, eran las pelis 100% lésbicas) fue encarcelada por evasión de impuestos en 2008, a la reina de las comedias románticas le cayó encima la papeleta de cuidar de la hija que ambos habían tenido en común. James, que había protagonizado sonadas peleas con Lindemulder durante su relación (batalla legal por la custodia de la niña incluída) lo dejó con Bullock el año pasado tras descubrirse las infidelidades de él.

* Joslyn James

La ‘víctima’: Tiger Woods

Eres un deportista cuyo éxito sólo se puede comparar con su ego. Como con tu esposa no te basta, decides entablar una relación con una estrella del cine X, en el transcurso de la cual te portas como un auténtico cerdo. ¿Qué puede salir mal? Pues que lo dejéis, y que ella tire de la manta: tras cortar con el golfista, Joslyn James declaró que él la había obligado a abortar dos veces durante su relación, además de revelar en internet diversos SMS con amenazas e improperios que Woods le había enviado.

* Savannah

Las ‘víctimas’: Axl Rose y Slash (Guns N Roses)

En los 80 y los 90, si eras una estrella del rock duro y no tenías una relación con una actriz porno, todo el mundo te consideraba como un maldito perdedor. Siguiendo el ejemplo de los Mötley Crue y otros ilustres colegas, los ‘Gunners’ no eran una excepción: su cantante Axl Rose tuvo una turbulenta relación con esta actriz, groupie vocacional, que acabó en términos más que hostiles (“Tiene el pene pequeño, y el cerebro más pequeño aún”, dijo ella). Para colmo, nada más cortar con Axl, Savannah fue a liarse con el otro cerebro de la banda, Slash, añadiendo un nuevo capítulo a la profusa historia de tensiones y malos rollos dentro del grupo (por no hablar de la tradicional rivalidad entre cantantes y guitarristas). Cuando el futuro colaborador de Marta Sánchez renunció a su compañía, Savannah entró en una depresión: acabaría suicidándose en 1994.