Las 10 películas más decepcionantes de 2017

¿Habéis acumulado mucha tensión este año? Pues estáis de suerte porque llega el momento de quedarse a gusto poniendo a parir esos títulos que nos rompieron el corazón.

Por
30 de diciembre de 2017

Estamos en la mejor época posible (cinematográficamente hablando). Cada semana se estrenan películas para todos los gustos, muchas de ellas precedidas por enormes expectativas. Sin embargo, lo peor de las expectativas es que cuando no se cumplen nos dejan un agujero en el estómago difícil de llenar… Nos cabreamos y nos ponemos tristes y durante unos días no levantamos cabeza.

Siempre hay un clavo que quita otro clavo, claro. Y si Fast & Furious 8 no os ha gustado siempre podemos refugiarnos en el Episodio VIII de Star Wars, por ejemplo. Pero aunque se nos pase el cabreo y perdonemos los pecados, el cinéfilo no olvida. Ha llegado el momento de que saldemos las cuentas con esos títulos que prometían una cosa y nos dieron otra bastante peor.

GHOST IN THE SHELL (Rupert Sanders)

Lo que prometía… Era difícil de fallar teniendo en cuenta que la película original es una obra maestra del anime. Ghost In The Shell supuso una auténtica revolución para la ciencia ficción y no pocas películas que llegaron después basaron su universo en los hallazgos, tanto narrativos como visuales de Ghost in the shell… Por ejemplo Matrix. Esperábamos una versión con buenos efectos especiales y lo suficientemente audaz para modernizar el subtexto de la original y ofrecer algo estimulante al espectador.

Lo que nos encontramos… Nos encontramos una adaptación torpe que visualmente, a pesar de los obvios avances tecnológicos, tiene menos hallazgos que la original. Nos encontramos una película mucho más simple que la original. Nos encontramos un blockbuster sin ningún punto fuerte: ni el argumento, ni las interpretaciones, ni los efectos son nada del otro mundo.

Hubiera sido mejor sí… Rupert Sanders hubiera pensado el motivo de su adaptación. ¿Por qué era necesaria una revisión en acción real de Ghost In The Shell más de 20 años después? A cualquier espectador medio se le pueden ocurrir unas cuantas razones pero parece que a Sanders no le vino la inspiración. Hubiera sido mejor si el argumento desprendiera un poquito de reflexión política, social y cibernética… Avatar, por ejemplo, que a priori no tendría nada que ver con Ghost in The Shell, profundiza mucho más en la era online y en el futuro de nuestra sociedad conectada.

LA BELLA Y LA BESTIA (Bill Condon)

Lo que prometía… Una revisión casi calcada del clásico de Disney y por tanto llena de (la misma) magia. También una película musical donde Emma Watson se luce cantando y bailando. Una película oscura cuando se lo propone y bella, como su protagonista, cuando los diseños artísticos toman protagonismo.

Lo que nos encontramos… Una película con mucho presupuesto detrás centrada en calcar plano a plano la original sin dar ningún cariño a la historia. Una bomba de nostalgia que no funciona primero porque Emma Watson canta regular, segundo porque el castillo repleto de personajes por CGI no tiene ninguna vida y tercero porque la única canción que aportan (la de Bestia desolado casi al final) es bastante pobre.

Hubiera sido mejor si… Se hubieran alejado totalmente del clásico. Al fin y al cabo mejor no hacerlo que hacerlo mal. La historia original de La Bella y la Bestia es crudísima, tanto que seguramente en Disney la repelen. También hubiera estado bien si la actriz protagonista cantara de verdad. Sin los momentos cursis que tan bien funcionaban en dibujos y tan mal en carne y hueso. Y por supuesto Disney tenía que haber visto a tiempo que Gastón era un robaescenas, cada vez que sale se come la película y cuando no sale solo esperas su aparición. ERROR.

EL CÍRCULO (James Ponsoldt)

Lo que prometía… Un thriller tecnológico lleno de tensión donde nos viéramos reflejados y donde, por supuesto, no nos reconociéramos. Una película llena de hallazgos nacida de la gran influencia de 1984 y de la inevitable era post Black Mirror. Una obra estimulante en la que el guionista es el propio autor de la obra original, Dave Eggers. Puro deleite para los fans de las ficciones ocurridas en el futuro inmediato. Además, nada podía fallar con Tom Hanks y Emma Watson orquestando las interpretaciones.

Lo que nos encontramos… Un thriller soso en el que no hay ninguna clase de suspense. Un Gran Hermano mediocre. Un ejercicio futurista mal editado y que no dispone de ningún sentido del humor y en absoluto se muestra terrorífico. La película nació con el reto de atacar las redes sociales y la falta de privacidad con un discurso audaz sobre la esencia de nuestra especie, sin embargo falla estrepitosamente convirtiéndose en un panfleto decrépito y sin ningún valor.

Hubiera sido mejor si… En vez de Eggers hubiera sido otro escritor ajeno a la obra el que hubiera realizado la adaptación. Si en vez de exagerar todo lo que se cuenta sobre las redes sociales y la falta de privacidad se hubiera contado con más normalidad ya que en realidad El círculo no se inventa nada… Todo ese mal rollo ya existe. Y sobre todo hubiera sido mejor si la cámara no estuviera tan pendiente de Emma Watson y se centrara mucho más en el resto de personajes.

GUARDIANES DE LA GALAXIA 2 (James Gunn)

 Lo que prometia… Si la primera parte había significado un soplo de aire fresco en Marvel de este segundo volumen de las aventuras de Quill y sus mercenarios en el espacio se esperaba más. Una ópera espacial en la que se profundizara en unos personajes que ya nos habían volado la cabeza. Guardianes de la Galaxia Vol.2 iba a ser el gran motivo para que los no amantes de Marvel se engancharan por el lado más loco, más excéntrico y más divertido a la Fábrica de las ideas.

Lo que nos encontramos… El mismo humor, el mismo esquema, los mismos personajes cuyas relaciones no han evolucionado en absoluto. Escenas de acción endiabladas donde el sentido de la comedia de Gunn irrumpe sin previo aviso, cosa que nos encanta pero que no deja respirar a un guion que en el fondo es lo más simple del mundo y un poquito sentimental de más. Una película de acción en el espacio que no nos sorprendió en absoluto. El crítico Todd McCarthy lo expresó muy bien en el Hollywood Reporter… Es montar en una montaña rusa que fue una pasada en la primera vuelta, y que ahora uno siente un “ya me he montado”. Pues eso.

Hubiera sido mejor si… James Gunn se hubiera atrevido a arriesgar. Si hubiera cogido a sus personajes y les hubiera puesto boca arriba. Si hubiera eliminado el sentimentalismo y hubiera añadido algo de rock and roll a la narración. Para no ser muy ambiguos… Guardianes de la Galaxia Vol.2 debería contarnos algo que no nos hubieran contado ya, esa era la gran esencia de la primera. Mas humor, mas acción, mas melodrama no son motivos suficientes para alabar una película de la que esperábamos mucho más.

LA SEDUCCIÓN (Sofia Coppola)

Lo que prometía… El regreso de Sofía Coppola siempre es una gran noticia. Hacía cuatro años de The Bling Ring y los que fuimos marcados por la abrumadora melancolía de Lost in Translation siempre esperamos su película con ansia de personajes perdidos o solos envueltos en divertidas circunstancias a veces forzosamente surrealistas. La seducción es un remake de una película que ya resulta perturbadora y negra… Así que lo suyo era que Sofia nos deleitara con una fábula agónica y terrorífica con una íntima pero poderosa fuerza audiovisual.

Lo que nos encontramos… Solo una película tremendamente bien dirigida. Pero fría y sin fuerza. Tan sutil en su uso del humor negro que su argumento, tal cual está contado, puede interpretarse por una versión fina y con clase de un éxito del porno. Ni siquiera las buenas interpretaciones de Nikole Kidman, Kristen Dunst, Elle Fanning y Colin Farrell arreglan este insulso juego dramático ambientado en la Guerra de Secesión.

 Hubiera sido mejor si… Sofia Coppola se hubiera olvidado del refinado sentido del lenguaje cinematográfico y también de su sensibilidad y apego con el mundo interior de sus personajes femeninos. La directora debería haber bajado al fango, debería haber retorcido a sus personajes y debería haberse dejado de sutilidades para contar una historia que merecía ser contada con mucha más mala baba.

T2: TRAINSPOTTING (Danny Boyle)

Lo que prometía… La vuelta de Renton, Spud, Sick Boy y Begbie es suficiente motivo para alterar la sangre de toda una generación. Transpotting es mítica por su banda sonora, su humor negro, su crudeza, pero sobre todo por sus personajes. La vuelta de estos tipos ex adictos a la heroína que nos convirtieron en cómplices de una filosofía nihilista basada en el gustirrinin de la droga más letal prometía una revisión igual de oscura y cruda que la original pero con la sociedad actual. La curiosidad por cómo habría pasado el tiempo en estos personajes y cuales serían ahora sus motivaciones o sus vínculos convertían la película de Danny en un título imprescindible de 2017.

Lo que nos encontramos… Una película que destila nostalgia adulterada en cada escena. La cinta de un señor mayor que se ha puesto a recordar sus mejores años. Los personajes parecen haber sido sobados por millones de manos de fans incorregibles ya que caminan como si estuvieran inflados por su propia mitología. Se repiten escenas idénticas y los guiños son constantes y un pelín cutres. La banda sonora no produce ni la mitad del impacto que la original. Y la filosofía es de baratillo, claro. Como dice Luis Martínez, este trainspotting tiene el gesto domesticado.

Hubiera sido mejor si… Directamente Danny Boyle hubiera dejado la original en paz. Pero esta lista no está para decir lo obvio. Hay una escena en esta segunda parte en la que Renton y Sick Boy se reencuentran, cuando van a robar a una fiesta privada y deciden improvisar para salir del atolladero. Es el mejor momento del filme y así debería ser el tono de toda la película.

REY ARTURO: LA LEYENDA DE EXCALIBUR (Guy Ritchie)

Lo que prometía… La primera inmersión de Guy Ritchie en el cine de espada y brujería pintaba muy bien. La leyenda de Arturo bajo la mirada de un director irreverente y con un gran sentido del espectáculo. Rey Arturo iba a ser una película de acción en la Edad Media con una narrativa de ritmo endiablado y con peculiares personajes definidos por el sentido del humor de Ritchie rondando las leyendas artúricas.

Lo que nos encontramos… A Guy Ritchie pasando soberanamente del género para volver a plasmar su estilo sin ningún tipo de consideración con la historia. Una película sin originalidad y vulgar llena de artificios pero sin ningún discurso. La historia es tan endeble que en ocasiones parece que estemos ante una parodia de la leyenda del Rey Arturo. Y el mayor de los problemas lo tiene un guión que no tienen ni pies ni cabeza.

Hubiera sido mejor si… Guy Ritchie se hubiera centrado únicamente en la diversión. Pero al pretender imprimir su estilo y no alcanzar el éxito, el resultado es tan irrelevante como irrisorio. Es tan desastrosa que a pesar de intentar contener al público con una escena de acción después de otra, éste se aburre como una ostra. La solución, obviamente, pasa por construir unos personajes con más interés y mayor fuerza y una historia que les rodee y que profundice en sus motivaciones.

MOONLIGHT (Barry Jenkins)

Lo que prometía… Una película poderosamente bella sobre un joven negro homosexual con problemas familiares que acaba siendo adoptado por el líder de una banda. En el cine se ha hablado infinitamente del paso de la adolescencia a la madurez, un camino que muchísmos directores han transitado una y otra vez… Barry Jenkins ofrecía una obra maestra de una sensibilidad abrumadora sobre un joven confuso en un ambiente violento. Ganó el Oscar a Mejor película de la Academia para despejar todas las dudas de que estábamos ante uno de los filmes del año.

Lo que nos encontramos… Una cinta que visualmente era preciosa, sí. Planos largos y silenciosos para subrayar lo profundo del asunto que se trata. La luz bellísima con el sol traspasando a través de las hojas de los árboles o el azul amanecer coloreando las caras de dos adolescentes sentados a la orilla del mar… Todo bien hasta ahí. Sin embargo, ¿qué clase de protagonista se carga con tanta culpabilidad en el siglo XXI solo por ser gay? Entendemos las dudas de pre adolescente, es entrañable y cruel. Pero maldita sea, después de Little Omar es imposible que intenten vender esa clase de pandillero esculpido y terriblemente atractivo sin miedo a nada como un personajillo tímido y frígido con un trauma infantil basado en un beso a la orilla del mar

Hubiera sido mejor si… El guión fuera otro completamente distinto. Técnicamente la película es perfecta, aunque haya movimientos de cámara a todas luces prescindibles. Y por supuesto si se hubiera mantenido el personaje de Magershala Ali durante toda la película. ¿A quién se le ocurre matar al único personaje que merece la pena y además hacerlo sin que la historia se vea afectada lo más mínimo? Hubiera sido mejor si se hubiera prescindido del tercer acto casi ridículo en su cruzada por forzar el sentimentalismo de la culpabilidad.

LA TORRE OSCURA (Nikolaj Arcel)

Lo que prometía… Teniendo en cuenta que casi todas las adaptaciones de Stephen King se convierten en buenas películas y al menos un 10% pasan a ser clásicos del género, La torre oscura, que está basada en una de las sagas más famosas del escritor, compuesta por 8 libros, prometía ser un espectáculo tanto visual como lleno de retorcidos personajes, aventuras y épica.

Lo que nos encontramos… Un terrible caos que no llevaba a ningún lado. A dos actores que si estaban en su mejor momento antes de rodarla, después perdieron parte del respeto que se les tenía. Tanto Idris Elba como Matthew McConaughey se encuentran perdidos, como el resto de espectadores. La historia es enrevesada y (lo peor de todo) terriblemente aburrida.

Hubiera sido mejor si… Nikolaj hubiera tenido el valor de ser fiel a la obra original. Las cosas se hacen bien o no se hacen e intentar hacer una película arañando las ideas superficiales de una obra magnánima de la fantasía es un error. O diriges una adaptación en toda regla o te inventas tu propia historia. El universo de La Torre Oscura le queda grande al director y probablemente el error de base es ese…

LA LIGA DE LA JUSTICIA (Zack Snyder)

Lo que prometía… Después de Wonder Woman, que no solo es una de las mejores películas de DC sino una de las mejores obras superheróicas de los últimos años, con la Liga de la Justicia se esperaba una cinta divertida, oscura, compleja (más que el producto Marvel) y espectacular. Esperábamos un Batman taciturno y con resaca de la muerte de Superman. Esperábamos diálogos con potencia entre esta panda de outsiders. Se esperaba en definitiva la cara B de Los Vengadores, un grupo de superhéroes menos chistosos pero más estimulantes enfrentándose a un mal mayor y también a ellos mismos (en muchos casos los enemigos más fuertes).

Lo que nos encontramos… Al peor villano del cine superheróico. A un Batman sin un ápice de oscuridad, arrepentido y bueno. A un Flash obligado a llevar el peso cómico, muy forzado, claro. Aquaman y Wonder Woman son lo mejor de la película. ¿Quién es Cyborg? No sabemos cuál era la idea original de Zack Snyder pero desde luego llamar a Joss Whedon para poner parches NO ES LA SOLUCION. Como tampoco lo es quitar el bigote a Superman con CGI. La liga de la Justicia es demasiado poco interesante.

Hubiera sido mejor si… Hubieran llevado hasta el final el plan de Snyder. Mejor eso que el resultado caótico y perturbador entre dos estilos tan contrarios. DC tiene que empezar a tomarse en serio a sí misma o no, pero estas medias tintas están acabando con unos personajes que son maravillosos.

Scarlett Johansson aclara sus polémicas declaraciones sobre interpretar a personajes transgénero

"Como actriz debería poder interpretar a cualquier persona, árbol o animal", dijo la actriz durante una entrevista, y Twitter hizo el resto.

Scarlett Johansson: “Como actriz debería poder interpretar a cualquier persona, cualquier árbol o cualquier animal”

Tras aceptar un par de papeles a los que les ha rodeado la controversia, la actriz no ha podido evitar estallar contra las críticas.

¿Tendremos secuela de ‘El hijo’?

Al productor James Gunn le gustaría darle continuidad a las andanzas de este Superman diabólico, pero primero ha de organizarse.

10 películas que no hubieran existido sin ‘Blade Runner’

Su trayectoria en taquilla no fue nada del otro jueves... pero lleva marcando el cine de ciencia-ficción desde hace 35 años: aquí está la prueba