10 musicales (absurdos) basados en películas

En Broadway, en el 'Off-Broadway' y donde haga falta: los argumentos del cine se abren paso en las tablas del teatro, de 'Shrek' a... 'El silencio de los corderos'

Por
12 de enero de 2017

Antiguamente, cuando un productor de Hollywood quería hacer un musical, no tenía más que fijarse en los últimos éxitos de Broadway. Hoy en día, cuando un productor de Broadway quiere hacer un musical de éxito, se fija… En los grandes éxitos de Hollywood. Que se lo digan a Damien Chazelle, cuya La La Land va camino de subir a las tablas mientras se hincha a ganar trofeos en la temporada de premios (incluyendo un récord histórico en los Globos de Oro).

Animados por esta noticia, en CINEMANÍA hemos repasado nuestro archivo de programas teatrales para encontrar los 10 musicales más absurdos basados en películas. Vale que resulta natural ir a un teatro para ver La bella y la bestia o El rey león, por ejemplo, pero los títulos que enumeramos a continuación no nos hacen exclamar sino “¿En qué narices estaban pensando?”. Aún así, mucho ojo: algunos de ellos obras maestras del género, y siempre merecerán una escucha.

Shrek, the Musical

Las aventuras cantarinas de nuestro ogro favorito pasaron a las tablas de Broadway en 2010, reproduciendo fielmente el argumento del primer filme de la saga.

Elf, the musical

¿Un musical basado en una peli de Will Ferrell? Pues sí: la gamberrada navideña protagonizada por el creador de Funny or Die! mantiene su espíritu travieso sobre las tablas, como demuestra este vídeo. ¿Para cuando uno de El reportero?

Atrápame si puedes

El prestigioso autor teatral Graham McNally (Amor, valor y compasión) fue fichado por Steven Spielberg para llevar al teatro su comedia más ligera y sixties. Lamentamos decir que las críticas fueron más bien flojas: el New York Times, sin ir más lejos, lo calificó de “música para ascensores”.

A Little Night Music

Si los títulos enumerados hasta ahora te parecen raros, espérate a ver y escuchar esta marcianada basada en una película de Ingmar Bergman. Menos mal que Stephen Sondheim (Sweeney Todd) escogió Sonrisas de una noche de verano, una de las obras más optimistas del maestro sueco, para su guión. De lo contrario, los límites del mal rollo habrían sido puestos a prueba.

Los productores

Tenemos una película protagonizada por dos caraduras que quieren fracasar (sí, fracasar) en Broadway. ¿Qué hacemos con ella? Pues convertirla en un musical de Broadway… Y triunfar a lo grande, aunque la película consiguiente (con Matthew Broderick y Nathan Lane) no sea nada del otro mundo. Responsable del desaguisado, y autor del filme original: Mel Brooks.

El apartamento

Promises, Promises es el título del musical que hibrida la mala leche de Billy Wilder con la dulzura de las canciones de Burt Bacharach y Hal David. Los temas de estos amigos de Austin Powers forman la espina dorsal de este show, estrenado en 1968 (ocho años después de la película) y repuesto en Broadway en 2010.

El silencio de los corderos

¿Cómo convertir en musical uno de los thrillers más terroríficos de la historia? Pues está claro: tomándoselo a guasa. Silence! The Musical parodió con mucho tino tanto la película de Jonathan Demme (con Hannibal Lecter marcándose unos bailes sin salir de la jaula) como los tópicos de las grandes producciones de Broadway.

Una rubia muy legal

¿Se puede ser más pija que Reese Whiterspoon en su saga más rosa? Sí: sólo necesitas añadir unas cuantas canciones capaces de tumbar a un diabético. En su primera temporada en Los Ángeles, el show llegó a ingresar un millón de dólares por semana.

Los caballeros de la mesa cuadrada

Añadiendo una vieja obsesión charcutera de los Monty Python al ya de por sí ácido planteamiento de esta película (concebida como una sátira de Camelot, el musical favorito de JFK), el miembro del sexteto Eric Idle y el compositor John Du Prez obtuvieron Spamalot, un desparrame cómico, recientemente adaptado a las tablas españolas.

8 1/2

¿Cuál es el número que va después de Ocho y medio? Pues el nueve, o sea, Nine. Tras poner la cabeza del revés a espectadores de todo el mundo, este delirio autobiográfico obra de Federico Fellini obtuvo un éxito arrollador sobre las tablas en 1982, haciéndose con un total de cinco premios Tony. Lástima que la versión cinematográfica no rayase muy alto, por mucho Daniel Day-Lewis,  mucha Penélope Cruz y mucho Be Italian! que nos pusiera por delante.

Amy Adams integral

De aspirante a bailarina a eterna nominada al Oscar: Reivindicamos la carrera de una de las mejores actrices de su generación por el estreno de 'Heridas abiertas'.

¿Cuál es la mejor película de Spielberg del siglo XXI?

Ahora que 'Ready Player One' ha llegado a 'Rotten Tomatoes', es un buen momento para decidir cuál es la última obra maestra hasta ahora del hombre de la gorra.

Vídeo del día: Principios y finales de cine, en un solo plano

¿Qué ocurre cuando pones los planos iniciales de clásicos como 'Blade Runner' o 'El Padrino' en la misma imagen? Que descubres cosas insospechadas...