10 motivos por los que Robert Downey Jr. es el mejor

El actor celebra su 48 cumpleaños y tiene 'Iron Man 3' a punto de estreno. Presentamos una decena de razones por las que nos parece un ser humano admirable. Por DANIEL DE PARTEARROYO

04 de abril de 2013

ETIQUETAS:

  • Flamante en la portada del número de CINEMANÍA de abril, Robert Downey Jr. se quita la máscara de Iron Man y nos habla de los miedos de su carrera futura en una entrevista íntima y reveladora. Hoy, Tony Stark y Sherlock Holmes cumplen 48 años, excusa más que suficiente para recordar unos cuantos motivos por los que el neoyorquino Robert John Downey Jr. cuenta con toda nuestra admiración y la invitación segura a un shawarma con su correspondiente ronda de jägerbombs como postre. He aquí 10 razones por las que los adjetivos “carismático” y “polifacético” se nos quedan cortos para hablar de Robert Downey Jr. dado que es, sencillamente, el mejor.

    De pequeño ya era respondón

    Sirva este fragmento de Pound (1970), una de las películas underground dirigidas por su padre Robert Downey Sr., que supuso el debut del actor delante de la cámara. Para poneros en situación, debéis saber que los personajes del filme son todos gatos y perros, interpretados por humanos. El jovencito Downey hace de un pequeño cachorro que, cuando su interlocutor le relata la traumática experiencia que vivió con un tornado, hasta el punto de perder todos los pelos del cuerpo, le responde: “¿Y tienes pelo en los huevos?”. Típico de Robert Downey Jr.

    Vivió su propio ciclo auge-caída-redención

    De ser un guaperas estrella juvenil en los 80 con películas como A toda marcha (1985), La mujer explosiva (1985), El cazachicas (1987), Golpe al sueño americano (1987), Johnny Superstar (1988) o El cielo se equivocó (1989), la constante exposición a las drogas que mantuvo desde su tierna infancia acabó haciendo que Downey Jr. cada vez quedará más atrapado en sus adicciones, llegando a afirmar que su vida real se convirtió en “una exageración” del personaje que interpretaba en la adaptación de Menos que cero, de Bret Easton Ellis. Desde mediados de los 90 hasta 2003, la carrera del actor estuvo salpicada por numerosas detenciones policiales por conducción temeraria, juicios por posesión de drogas, temporadas en la cárcel e intentos de desintoxicación. Desde entonces, cual ave fénix o final del tercer acto de un biopic ramplón de Hollywood, Robert Downey Jr. ha renacido con un comeback apoteósico a lo más alto de la industria del entretenimiento (aunque parece que la cláusula de retención de un 40% de su salario hasta el final del rodaje —por si acaso, ya sabes— que le impuso Joel Silver al hacer Gothika se ha mantenido en producciones posteriores).

    Sabe echar un cable a sus amigos

    Hollywood es muy tajante con aquellos que se mueven en la foto, por lo que en 2003 el historial de Downey Jr. no era ningún aliciente para los productores. Temían que, si lo contrataban, una nueva recaída del actor dejara la película en cuestión tirada y en medido de un escándalo. Su amigo Mel Gibson, a quien había conocido en Air America (1990), fue el único que tuvo la entereza suficiente para pagar la póliza de seguros necesaria y darle a Downey Jr. el papel protagonista de la adaptación de El detective cantante (2003). Unos ocho años después, las tornas han cambiado y se podría decir que Gibson es el nuevo demonio maltratador y antisemita a quien a Hollywood le encanta odiar. Así que su colega Robert estuvo rápido y acudió al rescate de su amigo con gran emoción y humildad: aprovechando un homenaje a su carrera celebrado por la American Cinematheque, el actor realizó una defensa pública de su amigo delante de muchos compañeros de profesión, a quienes instó a perdonarle. ¿Buscas lealtad y gratitud? Has encontrado a la persona adecuada.   

    Es un gran actor

    No vamos a entrar en sus dos nominaciones al Oscar (actor principal por Chaplin, de reparto por Tropic Thunder), porque tiene una carrera que habla sola. Piensa que, en el año 2000, cuando su metabolismo consistía en combinaciones de alcohol, cocaína y Valium, apareció en una veintena de episodios de Ally McBeal y ganó el Globo de Oro. ¡Por trabajar en ese estado! ¿Qué no va a conseguir sobrio? Vale, otro Globo de Oro, esta vez por Sherlock Holmes, pero es que los premios no son nada ante una carrera con actuaciones como las de Vidas cruzadas (1993), Restauración (1995), Conflicto de intereses (1998), Jóvenes prodigiosos (2000), El detective cantante (2003), Buenas noches, y buena suerte (2005), Kiss, Kiss, Bang, Bang (2005), Memorias de Queens (2006), Retrato de una obsesión (2006), Zodiac (2007) o Tropic Thunder (2008), que hablan por sí solas. Demonios, si hasta nos encanta pasadísimo de rosca en Asesinos natos (1994), qué vamos a decir.

    Se arriesga

    Aunque puede que la imagen que tienes ahora de él sea la de una superestrella muy acomodada en las franquicias de Sherlock Holmes, Iron Man y Los Vengadores, a lo largo de su carrera se ha involucrado en proyectos de lo más heterodoxos, como la ya mencionada El detective cantante o la rotoscopiada adaptación alucinógena de Philip K. Dick A Scanner Darkly. Si has trabajado con directores como Robert Altman, Oliver Stone, Neil Jordan, Curtis Hanson, Steven Soderbergh, George Clooney, Richard Linklater, David Fincher o Joe Wright, es que algo estás haciendo bien. Eso sí, ese papel travestido como pinup que daría un verdadero vuelco a su carrera todavía se resiste y, de momento, sólo podemos imaginarlo gracias a la mente calenturienta de cierta internauta.

    Nos hace reír

    Desde que formó parte del elenco del Saturday Night Live de la temporada de 1985, el compromiso de Robert Downey Jr. con el humor nunca se ha diluido. En su filmografía puedes encontrar comedias del todo disfrutables como Bowfinger, el pícaro (1999) o Salidos de cuentas (2010) y a dos personajes que son auténticos hitos con una densidad inalcanzable de diálogos memorables: Harry Lockhart en Kiss Kiss, Bang Bang (2005) y Kirk Lazarus en Tropic Thunder (2008). Y es que, cuando se junta con Ben Stiller y Jack Black paren cosas tan estupendas como estas:

    Canta

    No sólo en las bandas sonoras de algunas de sus películas (desde Chaplin hasta Kiss Kiss, Bang Bang, pasando por Friends & Lovers y, obviamente, El detective cantante), sino que el actor también tiene un disco propio: The Futurist, publicado en 2004, en el que escribe las letras, canta y toca el piano.

    Baila



    Durante su adolescencia, Downey Jr. era un asiduo participante en las obras de teatro escolares (y eso que iba a clase con Charlie Sheen). De una representación del musical Oklahoma! todavía recuerda un par de pasos para lucirse bailando claqué.

    Está dispuesto a todo

    Ya sea hacer de cacahuete con chistera para un anuncio de frutos secos Planters o pilotar un jet para promocionar Call of Duty: Black Ops II, el bueno de Downey Jr. siempre está dispuesto a prestar un poco de su inagotable carisma para una buena causa. Incluso si es hacer playback para Elton John.

    ES Tony Stark

    Y no hay nada más que decir. El 26 de abril, Iron Man 3.

    Más noticias de cine, próximos estrenos y series de televisión en CINEMANÍA.

    Chris Hemsworth baila en la fiesta mariachi de Robert Downey Jr.

    Como ya demostró al son de 'Despacito' el pasado verano, no hay género musical que se le resista al intérprete australiano.

    Vídeo: Los Vengadores calientan para ‘Endgame’ cantando ‘We Didn’t Start the Fire’

    La canción de Billy Joel se convierte en un resumen del MCU cantado a coro por el reparto de 'Endgame' (con Robert Downey Jr. al frente).

    ¿Qué actor es el único que ha leído el guion completo de ‘Vengadores: Endgame’?

    En una entrevista, los Russo desvelan que solamente uno de los actores de 'Vengadores: Endgame' ha leído el guion completo de la película

    Vídeo: Chris Hemsworth guarrea los pósters de sus compañeros de ‘Endgame’

    Primero no le da a Thanos en la cabeza, y ahora se dedica a pintar cosas feas en los carteles de la película: este Thor no tiene perdón.