10 cosas que (probablemente) no sabías de ‘Ciudad de Dios’

Celebramos el décimo aniversario del estreno de la película de Fernando Meirelles indagando detrás de la favela más famosa de Río. Por JAVIER SÁNCHEZ NAGORE

28 de enero de 2013

Esta semana celebramos uno de esos aniversarios que se cogen con ganas. Ciudad de Dios cumple diez años desde su estreno en España, una década que se ha pasado volando y que ha dado para volver a repasar la cinta de Fernando Meirelles una y otra vez, empatizando con el bueno de Buscapé y temiendo al malote de Zé Pequeño.
Hoy nos volvemos a pasar por la favela más famosa de Río de Janeiro para conocer algunos datos desconocidos de la película. Cuidado, que no solo hay droga y pistolas, sino también algún spoiler.

City of God

Los nombres de los personajes de la versión original en portugués, que también aparecen en la versión doblada al castellano, no son los mismos que se utilizaron para la versión estadounidense. Así, nos encontramos que Buscapé es Rocket, Zé Pequeño es Little Ze (o Little Dice mientras aún se llama Dadinho), Mané Galinha es Knockout Ned, Cenoura es Carrot y Cabeleira es Shaggy.

Realismo ante todo

La mayoría de los actores que protagonizan la película no eran profesionales, sino jóvenes de las favelas, o de la propia Ciudad de Dios, como es el caso del protagonista, Buscapé (Alexandre Rodrigues). Fernando Meirelles quería dotar a su película de todo el realismo posible y la rodó en las propias favelas de Río de Janeiro (aunque no en Ciudad de Dios). Tiempo después admitió que si hubiera sabido que el rodaje iba a resultar tan peligroso no habría hecho la película.

La cabezonería de Cenoura

Cenoura, de Ciudad de Dios

La obsesión de Meirelles no era contar para su película exclusivamente con chicos de las favelas, sino más bien que el reparto estuviese formado por caras poco o nada conocidas. El plan se le torció cuando Matheus Nachtergaele (Cenoura), al que había visto en algunas obras de teatro, saltó a la fama en Brasil tras protagonizar O auto da compadecida. El actor, sin embargo, estaba tan interesado en conseguir el papel que aseguró a Meirelles que se dedicaría en cuerpo y alma a la película, obviando su recién adquirida fama. Nachtergaele, un hombre, de palabra, se mudó a Ciudad de Dios y estuvo viviendo en la favela durante tres meses para preparar su personaje hasta que comenzó el rodaje.

Violencia sí, pero sin pistolas

Armas en Ciudad de Dios

Aunque la imagen más icónica de la película, y la que preside la mayoría de los carteles es la de la banda de Zé Pequeño mostrando sus armas, en la versión estadounidense del DVD se retocó la foto para que no se vieran las pistolas de los protagonistas, como se puede ver en la comparativa. Os dejamos a vosotros los comentarios mordaces…

Creo que he oído un disparo

Trio Ternura | Ciudad de Dios

Cuando el Trío Ternura, formado por Marreco, Cabeleira y Alicate, atraca el motel, el establecimiento no llegó a cerrar para sus clientes reales. Éstos, que no estaban informados del rodaje de la película, protestaron asustados afirmando que habían oído disparos en otras habitaciones.

¿Qué hay de lo nuestro?

Durante el rodaje, alguno de los chicos que integraban la banda de los raterillos (todos ellos actores amateurs salidos de la favela) se enteró de que al final de la película ellos controlarían el cotarro y acudió a confirmarlo con el guionista Braulio Mantovani. Cuando éste afirmó que así sería la historia, el chico le preguntó si podría escribir una secuela de la película protagonizada por su clan.

Buscapé el fotógrafo, ¿ficción o realidad?

Buscapé en Ciudad de DiosLa escena en la que Zé Pequeño es ajusticiado por los raterillos ante los ojos y la camará de Buscapé fue rodada por el propio actor Alexandre Rodrigues. El director de fotografía César Charlone dio algunas lecciones al joven actor para que pudiera manejar la cámara, mientras convencía a Fernando Meirelles de la necesidad de que esa escena decisiva fuese grabada por el propio actor. El director, cómo no, accedió.

La mejor del Siglo XXI, sin Oscar

Ciudad de Dios estuvo nominada en 2003 a los Oscar en las categorías de director, guión adaptado, fotografía y montaje, aunque no consiguió alzarse con ninguna estatuilla. Curiosamente, la película no estuvo entre las finalistas para hacerse con el premio a la mejor película extranjera. Eso sí, Ciudad de Dios cuenta con el favor del público, ya que es considerada como la mejor película del Siglo XXI según los usuarios de Filmaffinity y como la número 21 de todos los tiempos, según las votaciones de IMDB.

Seu Jorge sabe de lo que canta

El personaje de Mané Galinha es interpretado por el cantante y compositor brasileño Seu Jorge, al que podemos recordar tanto por su papel como por la celebrada banda sonora de Life aquatic, en la que se despachaba con versiones brasileiras de temas de David Bowie. Seu Jorge se crió en una favela de Río de Janeiro y, tras el asesinato de su hermano por una banda, comenzó a vivir en la indigencia, un mundo del que consiguió salir gracias a la música y a sus habilidades interpretativas.

Meirelles casi no lo cuenta

Fernando Meirelles

Fernando Meirelles necesitó del permiso de los narcotraficantes de la zona para poder rodar la película. El director carioca cuenta que, el primer día en que fue a localizar, durante la preproducción, un niño le encañonó en una de las favelas: Yo estaba caminando por allí, pues quería entender más de la historia que estaba contando. No pasaron ni treinta segundos cuando apareció un chico y me puso un arma en la cabeza. Por suerte, yo estaba acompañado de un narcotraficante y ellos se entendieron y no pasó nada.

Más noticias de cine, próximos estrenos y series de televisión en CINEMANÍA.